Identifica los factores que te llevan a comer alimentos poco saludables y descubre cómo evitarlos. Todas las personas desean comer sus alimentos preferidos de vez en cuando. Por lo tanto, no te sientas mal contigo mismo. Para reducir o eliminar su consumo, descubre cuáles son los factores desencadenantes, ya sea una actividad, un momento del día o determinadas emociones. Luego, piensa cómo lidiar mejor con la situación y evita comprar o guardar estos productos en tu casa o trabajo. Esto te ayudará a no ceder ante la tentación.[6]
×