Una alimentación alta en azúcar promueve la resistencia tanto de insulina como de leptina, la última de estas es una hormona producida por las células grasas. Esta hormona es tan importante como la insulina para determinar el riesgo de diabetes tipo 2 y otras enfermedades crónicas. Su cuerpo puede desarrollar resistencia a la leptina, del mismo modo que puede desarrollar resistencia a la insulina.
Licenciada en Psicología por la Universidad de Valencia en el año 2004. Máster en Seguridad y Salud en el trabajo en 2005 y Máster en Mental System Management: neurocreatividad, innovación y sexto sentido en el 2016 (Universidad de Valencia). Número de colegiada CV14913. Realizó el curso Nutrición y obesidad: control de sobrepeso, ofrecido por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Estudiante de Antropología Social y Cultural por la UNED.
Separe 1 ciruela negra seca, 2 rebanadas de piña, 3 hojas de menta, 1 vaso (200 ml) de agua y 1 collar (sopa) de linaza. Las ciruelas necesitan ser ablandadas para poder ser utilizadas en esta receta, para ello, deben ser remojadas durante 8 horas en el agua del refrigerador. Al día siguiente, bata las ciruelas escurridas y los demás ingredientes en la licuadora. Lo ideal es beber sin hacer esfuerzos.
Para preparar este batido se debe lavar correctamente los ingredientes implicados, se pelan los ingredientes que lo requieran y se les retirar la semilla de igual manera a las frutas que lo requieran, luego se pican trozos de sandía suficientes para llenar la mitad o un poco más de la licuadora y luego se le agregan el restante de los ingredientes, se debe licuar bien hasta obtener una mezcla uniforme, servir y disfrutar.
×