5. Bicicleta indoor: Es uno de los ejercicios cardiovasculares que más adelgazan sin impacto para las articulaciones. Modalidades como el Sufferfest, que acaba de traer a España el gimnasio David Lloyd de Aravaca (Madrid) permite deshacerse de unas 500 calorías por hora. ¿Qué tiene de diferente este método? Logra que los que lo practiquen se adentren de forma virtual en las pruebas ciclistas más importantes del mundo, alcanzando unos niveles máximos de motivación y rendimiento deportivo.
La estrategia sirvió tanto para las personas que seguían dietas reducidas en grasas como para las que seguían dietas reducidas en carbohidratos. Y en su éxito no parecía influir la genética o la respuesta de sus niveles de insulina a los carbohidratos, un hallazgo que pone en duda la idea, cada vez más popular, de que las dietas se deben recomendar a las personas con base en su composición genética o en su tolerancia a los carbohidratos o grasas.
La investigación ha demostrado que toma aproximadamente ¡21 días para que podamos desarrollar un nuevo hábito. ! Es decir 21 días de comer sano… 21 días de ir al gimnasio… 21 días de hacer lo que sea que desees implementar como un hábito en tu vida. A menudo, cuando tratamos de poner en práctica un nuevo hábito en nuestras vidas, lo miramos inmanejable. Debido a esto, nuevos hábitos saludables no emergen, porque en lugar de centrarnos en sólo 21 días, saboteamos nuestros objetivos con la mentalidad de que vamos a tener que sacrificarnos para siempre. Así, en lugar de comenzar pensando en un nuevo hábito para toda la vida, te puede resultar más fácil simplemente diciéndote a ti mismo que vas “intentar” esta dieta por sólo 21 días. Todos podemos hacer 21 días, ¿verdad? Echa un vistazo a http://www.dietarapida.site/ hoy y comienza hoy mismo a perder peso!
2Reference for 5%: Blackburn G. (1995). Effect of degree of weight loss on health benefits. Obesity Research 3: 211S-216S. 2 Reference for 10%: NIH, NHLBI Obesity Education Initiative. Clinical Guidelines on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults. Disponible en Internet: http://www.nhlbi.nih.gov/guidelines/obesity/ob_gdlns.pdf [PDF-1.25MB]
Nada de plancha. Suena raro, lo sé. Todas las dietas van con alimentos a la plancha pero en esta primera fase vamos a evitarlo. Ya que el doradito de la plancha hace que los alimentos sean muy apetitosos, activando el centro del placer del cerebro y reclamando más comida. Mejor opta por cocer al vapor, estofados... Sí, se trata de pasar una semana comiendo alimentos que no estimulen el apetito.
La sibutramina actúa disminuyendo el hambre y haciendo con que la sensación de saciedad llegue más rápido al cerebro, ayudando a controlar la cantidad de comida ingerida. De esta forma, este medicamento puede ser usado como primer tratamiento en personas con obesidad. Cabe acotar que en algunos países de América Latina su uso ha sido restringido, debido a sus efectos secundarios. 

Date el gusto con actividades placenteras que no sean comer. La forma más efectiva de hacer dieta es mantenerse distraída y ocupada para que no estés todo el tiempo pensando en la comida (o la falta de ella). Organiza planes con amigos, focalízate en tus pasatiempos, toma un baño caliente, mira tu película o programa de televisión favoritos, lee un libro, ve a nadar, etc.
Hola Angie, el ejercicio de tonificación en exceso aumenta tu volumen, porque el músculo se hipertrofia, te recomiendo que sigas nuestra dieta para sobrepeso y hagas ejercicio aeróbico moderado a diario. En nuestro planning de dieta ya incluimos una tabla de tonificación muscular, de 5-10 minuto diarios. Te dejo el link para que le eches un ojo. Un saludo
Además, para conseguir adelgazar esos kilos no debes dejarte engañar por las dietas milagro o a base de té rojo, proteínas o, batidos "detox", porque "el secreto reside en combinar además una dieta que te ayude a eliminar grasa además de otros hábitos y protocolos que redefinan tu silueta", apunta Marina Rulló, Directora de Centro de Estética RAME.
Los investigadores seleccionaron adultos del área de la bahía de San Francisco y los dividieron en dos grupos llamados “saludable” reducido en carbohidratos y “saludable” reducido en grasas. Los participantes de ambos grupos tomaron clases con nutricionistas que los capacitaron para consumir alimentos con un alto valor nutricional, poco procesados y, siempre que fuera posible, cocinados en casa.

CENA. "Ensalada de espinacas, piña, pechuga de pollo troceada y una onza de chocolate negro. Gracias al ácido fólico, las espinacas aumentan los niveles de serotonina. La piña tiene muchas vitaminas y minerales que también estimulan la producción de esta hormona generadora de bienestar. Sus compuestos ayudan a calmar la ansiedad, la agitación nerviosa y funcionan como un relajante para conciliar mejor el sueño. El chocolate negro contiene grasas saludables que nos hacen sentir más felices gracias a su contenido en teobromina".


Prueba un programa de entrenamiento en circuito. Si estás tratando de bajar de peso de forma rápida para un evento en particular y no te importa recuperar el peso perdido, puedes probar una rutina de ejercicios condensada. Muchas revistas femeninas y de salud, al igual que los entrenadores personales, ofrecen rutinas condensadas de entrenamiento similares diseñadas para maximizar la pérdida de peso y hacer que el adelgazamiento sea visible en tan solo unos días después de empezar el régimen.
2. Boxeo: Ha dejado de ser una disciplina minoritaria para convertirse en una de las actividades más demandadas, tanto en los gimnasios de toda la vida como en los centros más top, como el Reebok Sports Club (Madrid), donde se practica sin contacto. Allí, han creado su propio programa en el que mezclan ejercicios de fuerza (fit) con saco (fight). Completo y divertido, es la opción perfecta para los que buscan devorar la grasa y descargar adrenalina. ¿Cuántas calorías se consumen en una sesión de 60 minutos? Unas 600 (ya sabe, depende de múltiples factores, entre ellos, la intensidad).

Pero si eres de los que corren y no pueden eliminar la grasa abdominal por más que hagas dos maratones seguidas, necesitas un cambio. Puede que tu cuerpo necesite un estímulo más claro para entender que debe movilizar sus reservas y una exigencia mayor a la hora de mantener los tejidos corporales. Es decir aumentar la intensidad y ganar músculo. Sí, sé que ya lo habías adivinado: hablamos de los entrenamiento interválico de alta intensidad o HIIT.
Identifica los desencadenantes de hambre y planifícate según ellos. Los desencadenantes de hambre son las actividades que hacemos que nos hacen querer comer bocadillos. Para algunas personas, el desencadenante es sentarse a ver una película por la noche; para otras, es estudiar hasta muy tarde. Si conoces tus desencadenantes de hambre, puedes planificarte según ellos. Llena tu casa con bocadillos saludables o tenlos a la mano.
¿Cómo bajar de peso? debe ser la pregunta que muchos se hacen al momento de buscar alguna dieta para bajar de peso  o rutina de ejercicios que les ayude a quemar la grasa que se tiene en exceso. Por eso, si todavía no puedes liberarte de esos kilos ganados en la última celebración, pierde cuidado, con esta dieta podrás reducir esas tallas sin dejar de comer y si someterte a horas en el gimnasio.

Bajar de peso con demasiada rapidez es peligroso y puede tener efectos negativos en la salud. A pesar del título del presente artículo, es mejor ponerse en forma lentamente. La pérdida prolongada y excesiva de peso puede causar problemas de salud considerables. La forma más segura y sostenible de bajar de peso es hacerlo lentamente y con la orientación de un profesional de la salud.
No obstante, la nueva investigación descubrió que, al cabo de un año de centrarse en la calidad de los alimentos, en lugar de las calorías, los dos grupos bajaron de peso de forma considerable. En promedio, los miembros del grupo reducido en carbohidratos bajaron poco más de seis kilos, mientras que los del grupo reducido en grasas bajó aproximadamente cinco. Ambos grupos notaron mejora en otros marcadores de salud, como la disminución de su cintura, reducción de la grasa corporal, de los niveles de glucosa en sangre y de la presión arterial.
Ejercítate de 60 a 70 minutos al día en total y mantente hidratado. Durante el ejercicio, incluye un calentamiento de 5 minutos para elevar lentamente tu ritmo cardiaco, como un trote ligero con un paso acelerado. Luego, realiza 60 minutos de ejercicios para mantener tu ritmo cardiaco elevado al hacer 2 o 3 rutinas distintas. Por último, realiza un ejercicio de enfriamiento de 5 minutos para disminuir tu ritmo cardiaco, como un trote que se reduzca hasta una caminata.
Ni milagros, ni prisas. El secreto para perder esos cinco kilos y no recuperarlos multiplicados por dos cuando llegue el efecto rebote lo tiene María Amaro, experta en nutrición de la Clínica Feel Good (Madrid). "Se debe aumentar la ingesta de proteínas fundamentalmente en el desayuno y la cena. ¿Por qué? Porque éstas modifican la manera en que se utilizan las calorías ingeridas en nuestro cuerpo, almacenándolas en forma de músculo y no de grasa. Las mejores son el huevo, las carnes magras y los pescados blancos que son diuréticos e hipocalóricos", explica.
Tanto es así que, en ciertas ocasiones, pasamos por alto, de forma errónea o acertada, las recomendaciones de los profesionales y nos centramos y nos esforzamos en recuperar nuestra figura con rapidez y sin apenas esfuerzo para atender ciertos eventos y acontecimientos de la manera más satisfactoriamente posible. Ahí entra la famosa dieta de la piña…
Aparte de que la cerveza tiene muchos carbohidratos, está llena además de una cantidad enorme de calorías. No es de extrañar que tu zona media se expanda si eres aficionado a esta. A diferencia de los otros alimentos el tomar cerveza te hace guardar más grasa. Esto se debe a que en esta ecuación metemos al hígado. Cuando los niveles de alcohol suben, el hígado manda la señal de quemarlo en lugar de la grasa. La insulina se pone a quemar carbohidratos y el hígado a eliminar el alcohol, no hay manera de salir ganador.

Verdad: Comer mejor no tiene que costar mucho dinero. Muchas personas piensan que los alimentos frescos son más saludables que los enlatados o congelados. Por ejemplo, algunas personas piensan que la espinaca es mejor cruda que congelada o enlatada. Sin embargo, algunas frutas y vegetales enlatados o congelados proporcionan tantos nutrientes como los frescos y a un costo menor. Escoja vegetales enlatados bajos en sal y frutas enlatadas en su propio jugo o en agua. No se olvide enjuagar a los vegetales enlatados para quitarles el exceso de sal. Algunos productos del mar enlatados, como el atún, son saludables, de bajo costo y fáciles de conservar en la dispensa. Otras fuentes saludables de proteína que no cuestan mucho son las lentejas, las alverjas o chícharos y los frijoles enlatados, congelados o empaquetados en funda.
A la grasa localizada en la tripa se la conoce como visceral, y produce hormonas del estrés como el cortisol y sustancias inflamatorias llamadas citocinas que afectan la producción de insulina en el cuerpo. Además, cuando este tipo de grasa blanca se expande en tu abdomen hace que se adhiera a tus órganos, lo que puede provocar serios problemas de salud, como diabetes tipo 2 o una enfermedad cardiaca.
Descansa lo suficiente. El descanso adecuado te ayudará a mantener la energía suficiente durante todo el día, haciendo que estés menos propenso a comer en exceso y a lesionarte durante la actividad física. En realidad, la deficiencia de sueño se ha relacionado con la incapacidad de perder grasa, por lo que dormir lo suficiente puede ayudarte realmente en la trayectoria hacia la pérdida de peso.[5]

Existen una gran cantidad de estudios sobre este tipo de entrenamiento, por ejemplo, un estudio comparativo entre el entrenamiento aeróbico y el HIIT demostró la eficacia de este último para perder grasa subcutánea. Los que realizaron HIIT perdieron durante el tiempo de estudio 13.9mm mientras que los que realizaron aeróbicos 4.5mm: a efectos prácticos, los HIIT obtuvieron 3 veces mejores resultados.


Me parece que la nutricionista-dietista Laia Gómez es muy buena profesional. A mí, a lo largo de estos 7 meses me ha llevado muy bien. Sobre todo, ha estado muy al corriente de cómo he seguido las pautas que me daba cada tres o cuatro semanas. Asimismo, hay que destacar la excelente predisposición que tiene a la hora de responder a las dudas que le planteo tanto en consulta como a través del correo electrónico En mi opinión, es muy valiosa toda la información que me aporta porque me interesa y además aprendo, cosa que es muy importante porque me doy cuenta de que no pierdo ni tiempo ni dinero. Finalmente, destacar que Laia es un modelo a seguir de vida saludable porque lo pone en práctica en su día a día a través de los buenos hábitos alimenticios y de la disciplina que le exige la modalidad deportiva que practica (triatlón) Lo que tengo claro es que seguiré con ella porque me está dando lo que quiero. Deseo que los demás pacientes/clientes que tenga piensen igual que yo.

El té verde posee propiedades termogénicas, acelerando el metabolismo y favoreciendo al proceso para quemar grasa corporal. Puede ser consumido en forma de cápsulas o de té, preferiblemente debe ser tomado bajo la orientación de un médico o un nutricionista. Para prepararlo solo se necesita agregar 1 cucharada de té verde a 1 taza de agua hirviendo, dejándolo reposar durante 10 minutos. Conoce todos los beneficios del té verde aquí.
Una de las dificultades para perder peso es la ansiedad. ¿Eres de las personas que pican entre horas por tensión y no puedes parar hasta que no acabas con el alimento? Es importante que intentes controlar estos atracones, ya que sin darte cuenta ingieres muchas calorías en poco tiempo. Si no puedes evitarlo, elige una actividad alternativa que te distraiga como salir a caminar, llamar a una amiga, leer o darte un baño.
Es normal que pienses que esta semana de control de tus comidas no suele ser habitual, bien porque has cometido excesos extra, porque has tenido más compromisos, más comidas de trabajo, etc. Probablemente, tu vida social es así a menudo durante el año, por lo tanto, cualquier semana que elijas para realizar este seguimiento, podría ser tu día a día habitual.
Anota todo lo que comes y bebes, en qué momentos y en qué cantidades. De esta forma, por un lado te darás cuenta de que, efectivamente comes más de la cuenta, y por otro sabrás si es que picas entre horas porque te aburres o estás desanimada. En este caso, búscate aficiones que llenen tu tiempo libre como ir al cine o pasear con amigos. Para empezar una dieta es bueno un cambio de actitud, pero también es de gran ayuda un cambio de imagen: ve a la peluquería, cómprate alguna prenda que te favorezca, arréglate un poco más. Y piensa en todo lo que tienes colgado en el armario. Es el comienzo del cambio.
×