Lo que es peor es que algunas de las grasas contenidas dentro de ciertos alimentos chatarra en realidad puede hacer que su cuerpo anhele más alimentos. Esto sólo le hará más insalubre y con sobrepeso. Los efectos de estos antojos pueden durar días después de consumir la comida chatarra. Un buen ejemplo es mantener la comida chatarra fuera de su dieta tanto como sea posible.
Hay dos tipos de grasa alojada en tu abdomen: la subcutánea, que está justo debajo de la piel y es la que produce la flacidez, y la visceral, que se deposita alrededor de los órganos. "Se ha demostrado científicamente que la grasa visceral crea hormonas y citocinas, las sustancias que producen la inflamación del vientre", explica Ashcroft. "La inflamación crónica causada por las citocinas se asocia con hipertensión, diabetes de tipo 2, resistencia a la insulina y aterosclerosis, lo que aumenta el riesgo de ataque cardíaco", subraya.
Disminuir el tamaño de los archivos de vídeo con Movavi Video Converter, un programa para reducir el tamaño de vídeos MP4, MPEG o de otros formatos sin perder calidad, es muy fácil y cómodo. El software le permitirá achicar el tamaño del vídeo y guardarlo en cualquier formato popular: AVI, MP4, MKV, MOV, WMV, etc. Podrá escoger entre nuestra selección de opciones predefinidas para iPad, iPod, iPhone, Sony PlayStation, Xbox, smartphones (incluidos los móviles Android), tabletas y reproductores multimedia. Gracias a su intuitiva interfaz de usuario, Movavi Video Converter es un programa muy sencillo de usar, aunque usted no tenga ninguna experiencia previa en la conversión y procesamiento de vídeo. Descargue el software y vea por sí mismo.
Elige ejercicios que requieran que todo el cuerpo ejerza un esfuerzo. Descansa por lo menos de 24 a 48 horas entre cada sesión de entrenamiento de fuerza del mismo grupo muscular y toma 1 o 2 días de descanso cada semana. De esta forma, ejercitas todos los grupos de músculos y quemas calorías con más músculos a la vez, como si estuvieras haciendo varias tareas al mismo tiempo con el ejercicio. Por ejemplo: combina una forma de entrenamiento de resistencia con los brazos (intenta levantar pesas pequeñas por encima de la cabeza mientras haces otro ejercicio) al mismo tiempo que corres o haces bicicleta.[4]
El menú de la dieta militar de Estados Unidos es un menú más estricto ya que el consumo medio calórico diario es de unas 1000 kcal, los desayunos y comidas son bastante ligeros mientras que las cenas aportan mayor aporte calórico, algo que puede resultar chocante pero tiene una explicación. La cena es el momento en el que reponen la energía necesaria tras la actividad diaria, mientras que el resto de comidas son más rápidas.
Anota todo lo que comes y bebes, en qué momentos y en qué cantidades. De esta forma, por un lado te darás cuenta de que, efectivamente comes más de la cuenta, y por otro sabrás si es que picas entre horas porque te aburres o estás desanimada. En este caso, búscate aficiones que llenen tu tiempo libre como ir al cine o pasear con amigos. Para empezar una dieta es bueno un cambio de actitud, pero también es de gran ayuda un cambio de imagen: ve a la peluquería, cómprate alguna prenda que te favorezca, arréglate un poco más. Y piensa en todo lo que tienes colgado en el armario. Es el comienzo del cambio.
×