Incluye el entrenamiento de fuerza en tu programa de ejercicios, especialmente el levantamiento de pesas, por lo menos tres veces a la semana. Si tu objetivo es quemar grasa, procura centrarte en movimientos de cuerpo completo, o que involucren una gran cantidad de músculos. Según un estudio publicado en Obesity, hacer pesas es tanto o más importante que el ejercicio cardiovascular para perder peso.
Seguir dietas que presentan una o más de estas características: no tienen aval científico, presentan una restricción estricta de según qué alimento (como los temibles hidratos de carbono, por ejemplo), se basan en un solo alimento: en batidos, complementos que te prometen ser Elsa Pataki en 3 semanas… Te prometen rapidez en conseguir los objetivos omitiendo las consecuencias que pueden conllevar, y un sinfín de ejemplos más. Aunque esto último puede llamarte la atención, no te dejes llevar por la impaciencia.
No vivirías en el planeta tierra si alguna vez en tu vida no hubieras querido quedarte en la cama y vivir más relajadamente. Eso es normal, pero ten cuidado. Si sufres de estrés crónico tu cuerpo secreta unas hormonas que te ponen en modo peligro. En los inicios de la humanidad el modo peligro quería decir: falta de comida, huir de algún depredador o tener que luchar. El cuerpo mandaba la orden de almacenar grasas en caso de ayuno forzado o de energía para escapar. ¡Qué tiempos aquellos! Ahora cuando entras en este modo, es sentadito en tu oficina o al volante de tu carro lo que da como resultado que subas de peso.
La Dieta de 2 Semanas es el programa fácil de seguir que te muestra increíbles herramientas y consejos, consejos y técnicas para bajar de peso. Este programa está garantizado para derretir 16 libras de grasa terca con técnicas simples. Te hace perder peso más rápido para alguna transformación estratégica en 2 semanas. Este programa le ofrecerá una larga lista de beneficios para la salud donde usted estará completamente impresionado con los resultados que obtiene. Esto es lo que incluye el sistema de La Dieta de 2 Semanas:
Haz ejercicios para fortalecer la parte central de tu cuerpo y tus músculos abdominales. Tu área central se compone de tu abdomen, la espalda baja y los músculos del pecho que envuelven tu cuerpo. Los músculos ayudan a incrementar el metabolismo y hacen que sea más fácil deshacerse de la grasa. Mediante la construcción de fuerza muscular en tu centro, tu cuerpo de manera natural comienza a quemar más grasa abdominal. Ejemplos de ejercicios para el centro del cuerpo incluyen clases de yoga o Pilates. También puedes hacer sentadillas, abdominales y flexiones para fortalecer los músculos abdominales y del pecho. Mira los Recursos, abajo, para ver un ejemplo de los diferentes tipos de abdominales que puedes hacer. Trabaja en tus músculos centrales tres veces por semana para lograr la máxima quema.

Practica ejercicio físico: No sólo es importante que tengas una vida activa: evitar el coche, los ascensores, las escaleras mecánicas y el sofá. Mejor sube las escaleras a pie. ¡Y a parte encuentra el deporte que te hace disfrutar!  Puedes ir en bici, caminar, gimnasio… El ejercicio te ayuda a perder grasa corporal, a mejorar tu forma física y tu salud. Si lo puedes practicar al aire libre mucho mejor, así también aprovechas el contacto del sol con la piel y aumentas tu síntesis de vitamina D.

Practica ejercicio físico: No sólo es importante que tengas una vida activa: evitar el coche, los ascensores, las escaleras mecánicas y el sofá. Mejor sube las escaleras a pie. ¡Y a parte encuentra el deporte que te hace disfrutar!  Puedes ir en bici, caminar, gimnasio… El ejercicio te ayuda a perder grasa corporal, a mejorar tu forma física y tu salud. Si lo puedes practicar al aire libre mucho mejor, así también aprovechas el contacto del sol con la piel y aumentas tu síntesis de vitamina D.

Come alimentos que supriman tu apetito. Comer una dieta equilibrada no solo te proporcionará una nutrición baja en calorías, sino que también te ayudará a suprimir el apetito, así que no comas en exceso y frustres tus planes para bajar de peso. Hay ciertos alimentos que te hacen sentir saciado por horas. Trata de incorporar los siguientes alimentos en tu dieta.


No se trata de seguir dietas estrictas en la que se limitan grupos de alimentos. Se trata de comer de todos los grupos de alimentos para obtener todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. La estrategia se basa en tomar menos calorías de las que gastamos a costa de azúcares y grasas, especialmente las que no son saludables. A esta estrategia se le llama dieta hipocalórica.
En esta dieta para bajar de peso en 2 semanas incluiremos ensalada como un plato permanente. La ensalada verde la debes preparar con estos ingredientes: Pepino, lechuga, tomate, judías, cebolla perla, pimiento, semillas de girasol, germinados, zanahoria. Puedas aderezar con aceite y vinagre pero apenas salpicar sin abusar. Y si deseas agregar sal que sea solo una pizca, y solo en el caso que de verdad lo prefieras. Entre comidas también puedes tomar te verde o tibetan tea para adelgazar aún más.

Para De Luna, “el principal obstáculo para la pérdida de peso en la infancia y adolescencia es el sedentarismo. El tiempo de ocio dedicado a actividades en las que se consume poca energía -en general, relacionadas con la tecnología- ha aumentado de forma drástica en los últimos 10 años.  La obesidad es un importante problema de salud, ya que causa enfermedades crónicas (diabetes mellitus, hipercolesterolemia, artrosis, etc.). Cuantos más años de evolución tenga la obesidad, más grave y más consecuencias tendrá para la salud. Por eso, es preciso ayudar a los más jóvenes a adquirir hábitos de salud que incluyan la realización de ejercicio físico de forma regular”.
Para poder llevar a cabo la dieta tienes que tener siempre en casa frutas y verduras. Lo ideal es que compres al menos una vez a la semana frutas y verduras frescas variadas (para ensaladas, cremas de verduras, saltearlas, para hervir…). Y por si la semana se te complica y no tienes tiempo, siempre va bien tener en casa conservas de verduras como espárragos o alcachofas que te solucionan una cena.
Pequeños cambios en las raciones. En los menús aumenta la cantidad de pan, arroz, pasta y legumbres que puedes tomar y baja la de pescado y carne. Este ajuste en las raciones está pensado en equilibrar la dieta para que sea la base de tu alimentación en el futuro. Durante las primeras fases, como son más restrictivas, el consumo de proteína (carne, pescado) es mayor para mantener el tono muscular.
×