Pequeños cambios en las raciones. En los menús aumenta la cantidad de pan, arroz, pasta y legumbres que puedes tomar y baja la de pescado y carne. Este ajuste en las raciones está pensado en equilibrar la dieta para que sea la base de tu alimentación en el futuro. Durante las primeras fases, como son más restrictivas, el consumo de proteína (carne, pescado) es mayor para mantener el tono muscular.
Los primeros son cremas o caldos de verdura. Verduras permitidas: calabacín, espárrago, acelga, espinaca, brócoli, pimiento y setas. Para batidos: apio, pepino, rábano, zanahoria, remolacha.... Las cremas de verduras hazlas con un sofrito ligero de cebolla (1 cuch. de aceite) y triturarlas poco para que haya algún tropezón que obligue a masticar un poco y tomarlas despacio.
Los entrenamientos en formato HIIT (High Intensity Intervalo Training) son, según Merchán, la mejor estrategia para perder esa grasa abdominal que impide que nuestros abdominales se vean tonificados y firmes. "En ellos realizaremos una serie de sprints con descansos entre cada uno de ellos. Por ejemplo, 8 sprints de 30 segundos y descansos de un minuto. Pueden realizarse corriendo, en bici, elíptica, remo, nadando...", añade el experto de Home Wellness Madrid.
Es normal que pienses que esta semana de control de tus comidas no suele ser habitual, bien porque has cometido excesos extra, porque has tenido más compromisos, más comidas de trabajo, etc. Probablemente, tu vida social es así a menudo durante el año, por lo tanto, cualquier semana que elijas para realizar este seguimiento, podría ser tu día a día habitual.
Utiliza cocciones sencillas y saludables: Las cocciones más adecuadas a utilizar son: a la plancha o parrilla, horno, en su jugo, microondas, hervido, salteado, rehogado o al papillote. Evita fritos y rebozados. Para darle sabor a tus platos, utiliza especias: tomillo, orégano, pimientas, nuez moscada, cominos, etc. Y también ajo, cebolla, limón, perejil, mostaza, vinagre. Modera el consumo de sal.
Dicen que tomar una copa de vino o de cerveza no es malo, pero el problema es que después de la primera…vienen la segunda o la tercera. Además, solemos acompañar el alcohol de alimentos poco saludables como patatas fritas o diferentes snacks. Y claro, al final la mezcla calórica es mayor de la que pensábamos. Evita consumir alcohol y tendrás mucho terreno ganado, ya que además después de beber tenemos más hambre.
Si eres hombre no dejes de hacerle caso a este consejo, sin embargo comer fruta afecta más a las mujeres a la hora de querer bajar de peso por su tipo de metabolismo. Estoy seguro de que en cuanto leíste este consejo lo tuviste que releer.  La fruta es famosa porque es un alimento sano y nutritivo, que por cierto son argumentos indiscutibles. Pero desafortunadamente la fruta también tiene mucha azúcar natural. Generalmente el 10% de cada fruta es azúcar y lo demás es casi agua. ¿No me crees? ¿Recuerdas el sabor de una uva? Dulce, ¿verdad?
Sigue una dieta sana y equilibrada para reducir la grasa del abdomen y reducir los riesgos del aumento de peso en la menopausia. Consume comidas de contenido bajo en grasas saturadas y colesterol para conservar un corazón sano y para perder peso. Para obtener una ingesta alta en micronutrientes come verduras y frutas de colores vivos como las espinacas y las frutillas. Come sólo carbohidratos complejos como panes integrales, arroz marrón y avena. Asa, hornea o hierve las carnes, y para tener los beneficios de la ingesta del ácido omega-3, come la mayor cantidad de pescado que puedas.
Atención: Dietaproteica10 es un blog de carácter informativo, de temas relacionados con salud, nutrición y bienestar, nunca debe de ser utilizado como sustituto al diagnóstico médico o tratamiento sin antes consultar a un médico colegiado.Los suplementos alimenticios aquí mencionados no deben utilizarse como alternativos a una dieta equilibrada variada, y un estilo de vida saludable.
La grasa abdominal suele acumularse muy fácilmente y cuesta mucho eliminarla. El abdomen es una de las áreas de nuestro cuerpo que más tiende a expandirse, afectando a la figura y, sobre todo, a la salud. Algunos de los factores que hacen que las grasas se acumulen en esta zona son los genes, el estrés, no dormir adecuadamente o la falta de ejercicio. Un 'peso extra' localizado en tu tripa puede conllevar serios problemas para tu salud y aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Principalmente afecta a las mujeres y es una deficiencia en esta hormona. Cuidado si sufres fatiga, siempre tienes frío, problemas al ir al baño, resequedad en la piel, y pues lo que nos ocupa; no puedes bajar de peso o lo que es peor lo aumentas. Si sospechas que esta pueda ser la causa de tu sufrimiento, consulta con tu medico pues ya hay medicamento para controlar este padecimiento. Más naturalmente, puedes consumir yodo, que es un componente fundamental de la hormona tiroidea, sal de mar, mariscos y pescado.
Considera la dieta HCG. Advertencia: Las inyecciones de HGC no tienen apoyo de evidencia cientiífica, y pueden ser peligrosas para la salud.[11] Esta es una dieta muy polémica que combina inyecciones o suplementos de HCG (gonadotropina coriónica humana) con un consumo de calorías rigurosamente restringido. Para la mayoría de las personas, basta con restringir las calorías (solo 500 a 800 calorías por día) para promover la pérdida de peso. Esta cantidad de calorías es significativamente menor que la cantidad recomendada de calorías diarias, incluso para las personas que intentan bajar de peso. Las dosis de HCG se suministran a través de inyecciones o en forma de gotas.[12]
Hola Paloma, si ya vas a un nutricionista tendrías que consultarle tus dudas. Por lo que cuentas en tu mensaje puede que la dieta y la medicación no estén bien pautadas ya que no deberías tener tantas bajadas de azúcar y tampoco deberías subir de peso. Si quieres nosotras podríamos llevarte la parte nutricional de tu tratamiento, puedes ponerte en contacto con nosotras a través del formulario de contacto o vía telefónica. Un saludo.
El contenido ofrecido en esta web es de carácter informativo y divulgativo. Aquí se ofrece un recopilatorio de las dietas existentes y más buscadas en la red. Se informa que resulta absolutamente necesario el consentimiento previo y la supervisión de un médico para hacer cualquier tipo de dieta por lo que esta web no se hace responsable del uso autónomo que pueda hacer cualquier usuario de dicho material.
Empeze en el octubre del 2016 con 97 kg y después de 8 meses ya estoy a 85 kg. Estoy bien, me siento muy energética y positiva y ya se que falta poquito para llegar a mi objetivo de 79 kg. Y todo esto gracias a la ayuda y a la guía de Marisa en Alimmenta. Con su profesionalidad he por fin re-aprendido a comer en manera saludable, a utilizar bien los alimentos en mi dia a dia y he afrontado los cambios que estaban pasando en mi vida con mucha positividad y un poquito mas de calma también en el aspecto de mi alimentación.
Recuerda que para bajar de peso, debes gastar (en inglés) más calorías de las que consume. Para perder entre 1 y 2 libras por semana (una libra equivale a 3,500 calorías) necesitarás reducir tu consumo calórico en 500-1000 calorías por día. Para ello, es importante que conozcas las calorías que contienen algunos alimentos, que puedes calcular en webs como Calorie Count.
Como el tiempo es oro y más en esta ocasión donde por un lado, no se recomienda hacer la dieta de la piña durante más de 5 días, y por otro, recordemos que nos sometemos a ella por la necesidad de acudir de forma espectacular a un evento muy próximo a la fecha en la que nos encontremos; llámese boda, cena de gala, ceremonia de graduación, comunión, bautizo, desfile o presentación de un libro, os proponemos la dieta exprés de la piña y pollo o la piña y el atún.
Esta dieta como otra dieta que quieras practicar y/o que te veas capaz de llevar a cabo funcionará si la sigues al pie de la letra, aunque también os digo que lo mejor es que, os metáis en la dieta que os metáis, lo mejor es que consultéis a un profesional de la nutrición para que la efectividad sea la correcta y además cumpla tus expectativas al 100%.
Pues ser mujer, aparte de bendecirte con el milagro de la vida, también te puede causar SOP  (síndrome de ovario poliquístico) que tiene la peculiaridad de incrementar los niveles de insulina y por consecuencia te hace aumentar de peso. Lo que se traduce en que engordes,  fuertes cólicos menstruales, infertilidad, acné y en algunos casos el vello facial. Una dieta baja en carbohidratos te puede ayudar muchísimo con todos estos problemas.
Haz ejercicio de bajo impacto. El ejercicio aeróbico intenso puede ayudar a perder peso rápidamente a largo plazo, pero en el espacio de 2 semanas, este tendrá muy poco impacto en la perdida rápida de peso. La mejor opción es conservar tu energía y apegarte a caminar, andar en bicicleta, nadar y trotar liviano para ayudar a quemar unas calorías extra sin quedar exhausta.
×