La experta en Nutrición de Quironsalud abre el rango de edad y da las siguientes pautas sobre el ejercicio recomendado de los 20 a los 50 años: “Las indicaciones van a ser muy variables dependiendo de nuestra condición física, la presencia o no de lesiones y las preferencias y gustos de cada persona. En este sentido, la clave para lograr una pérdida de peso efectiva es la regularidad y el aumento progresivo en la intensidad o duración del ejercicio. Una falsa creencia es pensar que realizando exactamente el mismo tipo de ejercicio vamos a mantener una pérdida progresiva de peso”.  
El tejido muscular se quema de tres a cinco veces más rápido que el tejido graso, así que a medida que usted gana músculo, su tasa metabólica aumenta, lo que permite que queme más calorías, incluso cuando duerme. Además, muchos estudios han confirmado que el ejercicio con explosiones cortas y períodos de descanso entre cada explosión quema mucho más grasa que el tipo de ejercicio continuo.

La doctora Manuela Verdejo, de la clínica Dalystetic, recomienda ingerir más proteínas para crear músculo en tu dieta de adelgazamiento. "Elige el pavo y el pollo y limita la carne roja. Procura aumentar las piezas del pescado a la semana, en especial el azul (salmón, anchoas, trucha, sardinas...) , huevos, tofu, bebidas vegetales de avena o soja y fermentados como el kéfir con bacterias beneficiosas para la salud", apunta la experta.


En una sartén grande añade una cucharada de aceite de oliva y primero rehoga la sepia (no se debe cocer solo marcar), retírala en pocos minutos. A continuación, añades la patata y las verduras, las rehogas unos minutos a fuego fuerte y después añades un o dos vasos de agua o caldo vegetal y dejas cocer a fuego lento durante unos 20 minutos. Cuando las verduras estén prácticamente cocidas añades la sepia y cueces unos 3 o 4 minutos (hasta que esté en su punto). En este momento puedes servir.
Realiza entrenamiento con intervalos de alta intensidad o HIIT. Éste es un método de entrenamiento donde realizas un ejercicio aeróbico, como trotar, pero le añades un giro. Por ejemplo, después del estiramiento y calentamiento, empiezas trotando aproximadamente al 50 por ciento del esfuerzo por 30 segundos. Una vez que han pasado los 30 segundos, corres tan rápido como puedas durante otros 30 segundos. Después de estar corriendo durante 30 segundos, vuelves a tu ritmo de trote por otros 30 segundos. Repite este proceso hasta que hayas trotado y corrido cinco veces. Después de la quinta sesión de correr, trota durante otros 30 segundos, luego camina cinco minutos para dejar que tus músculos se enfríen correctamente. HIIT difiere del ejercicio regular, ya que aumentará tu metabolismo y lo mantendrá elevado durante varias horas, lo cual quema más grasa durante todo el día. Trata de hacer tu HIIT por la mañana diariamente para quemar grasa todo el día.
Es muy difícil dejar de lado comida como las pastas, el helado, el pan, las galletas, pasta, e incluso en algunas tiendas venden chocolates libres de carbohidratos. Hay muchísima publicidad creativa que te hace creer que el producto es saludable. ¿No me crees?  Después de leer este artículo, ¿qué tan nutritivos te parecen los cereales de caja, los jugos de fruta para beber, y las galletas vitaminadas? Las empresas que ofertan estos productos son emporios millonarios que los venden principalmente a madres que se preocupan por la alimentación de sus hijos como si fueran sanos.  ¡No caigas en la trampa!
Para conseguir lo mencionado puedes realizar varios ejercicios que requieran mover varios grupos musculares al mismo tiempo y cierto tipo de desplazamiento. Por ejemplo, el sprint clásico o correr a tope aumenta el ritmo cardiaco y el movimiento se ejecuta usando principalmente el tren inferior, pero también incluye el core y movimientos de brazos.

ALMUERZO. "Ensalada de tomate, rúcula y pepino con un poquito de aceite de oliva y albahaca. Atún rojo a la plancha y té blanco con canela. Gracias al omega 3,el atún ayuda a evitar la depresión y la ansiedad. El té blanco reduce el colesterol, regula la presión sanguínea, es antioxidante y mejora el funcionamiento del sistema digestivo, entre otras muchas cosas".
Evita el azúcar (aléjala, dispárale, préndele fuego y olvídate de ella). El azúcar es una de las razones por las que encontramos tantos problemas metabólicos y de obesidad en la población. Al consumir mucha azúcar refinada, el hígado no puede procesarla toda y se activan mecanismos del cuerpo que la convertirán en grasa. No solo eso sino que también provoca resistencia a la insulina.
La pregunta de todos mis pacientes es: ¿y no me moriré de hambre? Y la respuesta es no. Mi método trabaja sobre el mecanismo de vaciado del estómago, haciendo que sea más lento y que los alimentos pasen más tiempo dentro de él, para que tu cuerpo no pida comida con tanta frecuencia. ¿Cómo? Con alimentos ligeros pero densos. Para que me entiendas, un caldo de verduras es un alimento ligero, pero sale rápido del estómago porque es todo líquido. En cambio, una crema de verduras espesa es ligera pero tiene la densidad necesaria para pasar un rato en el estómago y saciarnos más. ¿Y con esto ya es suficiente? No, también le “engañaremos” un poco actuando sobre la primera fase de la digestión, la cefálica, cuando todavía no hemos comido pero nuestro cerebro, ya sea por el horario, por la visión o el olor de comida, le dice al estómago que se prepare para comer y empiece a segregar líquidos, como el ácido clorhídrico, y nos entra el hambre.
El ejercicio es otra de las maneras más efectivas para poder bajar de peso, sin embargo, cuando se lleva una dieta hipocalórica, es muy importante que no se obligue al organismo a un mayor gasto de energía, por eso, con esta dieta o régimen alimenticio para bajar de peso, se podrá realizar poco ejercicio, pero si será útil para seguir perdiendo peso, con una caminata es suficiente, basta con 20 minutos continuos a un paso acelerado, esto, además ayudará a ir ganando condición física, para en días posteriores continuar ya con una rutina de ejercicios.

El último componente es el “Manual de Motivación”. Aunque este es un programa corto de tan solo 2 semanas, no es fácil, ya que requiere que hagas grandes cambios en un período corto de tiempo. Mucha gente se sentirá desmotivada y querrá abandonarla. El manual de motivación levantará tu espíritu, haciendo que te concentres y  asegurándose que sigas adelante.


Ve a un baño de vapor o sauna. Ni las personas con problemas de presión arterial o del corazón ni los niños pequeños deben usar los baños de vapor.[17]Para evitar la deshidratación, limita el tiempo de 15 a 20 minutos al día. Los baños de vapor pueden hacerte perder ½ litro de sudor en tan solo 15 minutos. Una vez más, esta solo es una forma de perder peso en agua, haciendo que adelgaces durante un día o dos. Este método no es para bajar de peso de forma permanente. Para reducir el riesgo de deshidratación, debes hidratarte bebiendo unos cuantos vasos de agua después de estar un rato en un baño de vapor.
No todo es HIIT. Tu cuerpo agradecerá que combines en una semana varios tipos de entrenamiento porque es importante tener lo que se conoce como flexibilidad metabólica. Si tienes suficiente musculatura, muchas mitocondrias y un metabolismo basal  elevado gracias a los HIIT, ahora tu entrenamiento de carrera te cundirá más. Además, no todo es perder grasa, trabajar con variabilidad y a diferentes intensidades es lo óptimo para estar sano y tener una buena recuperación muscular.  Si quieres combinar entrenamiento aeróbico con sesiones HIIT usando tu peso corporal, puedes probar las 12 sesiones gratuitas de Mammoth Hunters que tienen entrenamientos funcionales pensados para obtener lo mejor de ti. Puedes ver nuestra app de entrenamiento aquí.
ALMUERZO. "Ensalada de tomate, rúcula y pepino con un poquito de aceite de oliva y albahaca. Atún rojo a la plancha y té blanco con canela. Gracias al omega 3,el atún ayuda a evitar la depresión y la ansiedad. El té blanco reduce el colesterol, regula la presión sanguínea, es antioxidante y mejora el funcionamiento del sistema digestivo, entre otras muchas cosas".
La falta de sueño efectivamente provoca ganas de azúcar y de lúcidos afectando a las hormonas del apetito. Un estudio mostró que hasta una noche de mal sueño podría contribuir a la resistencia de la insulina. "Obtener un buen sueño necesita una preparación, así que para conseguir dormir más tiempo, lo ideal sería practicar la meditación, la relajación o un baño caliente con sales ricas en magnesio antes de acostarte", propone Marc Le Quenven, doctor en naturopatía de The Green Shelters. Y además asegúrate de cenar unas tres horas antes de irte a la cama para que de tiempo a tu cuerpo a digerir toda la comida. Es un truco de la doctora Mar Mira, médico-estético, experta en nutrición y co-directora del centro Mira+Cueto que te ayudará a perder esos kilos de más.
Beneficios en general de este batido de zanahoria, betabel, sandía y arándanos: mantiene el organismo limpio debido a las propiedades depuradores y desintoxicantes de sus ingredientes, de esta manera evita que toxinas pueden causar un aumento de eso, mejora la digestión y el flujo intestinal evitan la retención de líquidos y desechos, posee un gran efecto diurético especial para quemar grasas y bajar de peso corporal en poco tiempo.

Es muy difícil dejar de lado comida como las pastas, el helado, el pan, las galletas, pasta, e incluso en algunas tiendas venden chocolates libres de carbohidratos. Hay muchísima publicidad creativa que te hace creer que el producto es saludable. ¿No me crees?  Después de leer este artículo, ¿qué tan nutritivos te parecen los cereales de caja, los jugos de fruta para beber, y las galletas vitaminadas? Las empresas que ofertan estos productos son emporios millonarios que los venden principalmente a madres que se preocupan por la alimentación de sus hijos como si fueran sanos.  ¡No caigas en la trampa!


Evita las dietas relámpago, las pastillas para adelgazar y las dietas de “soluciones rápidas” que restringen las calorías o los grupos de alimentos de forma severa. Las dietas relámpago y las técnicas para bajar de peso rápidamente no siempre son eficaces y algunas pueden ser peligrosas. Las pastillas, los polvos y programas de dieta que restringen las calorías de forma extrema, la eliminación de grupos completos de alimentos o el exceso de ejercicio pueden ser muy peligrosos para la salud. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) no supervisa las pastillas y los suplementos y podrían no ser seguros. A menos que tengas una razón médica para evitar un determinado tipo de alimento, debes llevar una dieta equilibrada y variada, ya que es esencial para tener una nutrición adecuada y bajar de peso de forma constante y saludable. Las pastillas para adelgazar y los programas de dietas restrictivas pueden causar déficit de nutrientes, daños en los órganos, colesterol alto y muchos otros problemas de salud peligrosos.
Sé realista sobre el tipo de ejercicio que puedes hacer al empezar un programa nuevo. Si esperas bajar de peso y no recuperarlo, tendrás que hacer algo más que un programa de ejercicios condensado. La mejor forma de empezar a hacer ejercicio es eligiendo ejercicios que en realidad vayas a hacer y a disfrutar. Si no te gusta correr, que no sea tu forma principal de ejercicio porque necesitarías mucha más motivación todos los días que si eligieras un ejercicio que en realidad disfrutes. En lugar de eso, prueba diferentes ejercicios hasta encontrar unos cuantos que realmente te gusten, como nadar, andar en bicicleta o incluso hacer Zumba.
Manual de Dieta: Este manual da un tamaño único para todo el plan de dieta de pérdida de peso. Con las sencillas instrucciones dadas se puede perder peso en 2 semanas haciendo que sea muy personalizado para su cuerpo único. Te muestra qué comer, cuánto y cuándo comer. También le muestra qué alimentos evitar y le da una lista de los más deliciosos alimentos quema de grasa. Este manual le da un plan simple para mantener su peso y no le hace ninguna decepción.
La grasa abdominal, o grasa visceral, es el tipo de grasa dañina que se encuentra alrededor de los órganos. Las primeras 2 semanas de pérdida de grasa abdominal son las más importantes, ya que debido a los cambios de dieta y ejercicio se puede perder peso en un corto periodo de tiempo. Conoce cómo el cuerpo almacena y elimina la grasa abdominal, luego adáptalo a tu estilo de vida para reducir la grasa al máximo.
El estrés es, créanlo o no, una causa importante para el aumento de peso. Esto es porque en el día, cuando la gente estaba estresada, era a menudo porque la comida era escasa, por lo que nuestros cerebros han evolucionado de tal manera que cada vez que nos sentimos estresados, nuestro cerebro le dice al cuerpo que debe almacenar alimentos, ya que puede ser escasa.
Evita el azúcar (aléjala, dispárale, préndele fuego y olvídate de ella). El azúcar es una de las razones por las que encontramos tantos problemas metabólicos y de obesidad en la población. Al consumir mucha azúcar refinada, el hígado no puede procesarla toda y se activan mecanismos del cuerpo que la convertirán en grasa. No solo eso sino que también provoca resistencia a la insulina.
Deja de fumar para poder experimentar los beneficios de un nuevo estilo de vida sano. Fumar es un hábito que no se lleva bien con un plan para perder peso y dobla las probabilidades del desarrollo de enfermedades cardíacas durante el período de la menopausia. Este hábito es también el causante de que bajen los niveles de estrógeno más rápidamente, lo que puede conducir a un aumento de peso más veloz.

Cuando se está durante el proceso de pérdida de peso es posible que el médico o el nutricionista indique, además de la alimentación saludable y de la pérdida de ejercicio, la ingesta de algún medicamento o remedio natural que ayuden a acelerar el metabolismo, quemar la grasa acumulada, inhibir la absorción de grasa en el intestino, disminuir el apetito, controlar la ansiedad o a combatir la retención de líquido. 


Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista JAMA, podría cambiar ese consejo. La investigación reveló que quienes reducen su consumo de azúcares añadidos, granos refinados y alimentos demasiado procesados, a la vez que aumentan su consumo de verduras y alimentos no procesados, bajan mucho de peso a lo largo de todo un año, sin preocuparse por contar las calorías o limitar el tamaño de sus porciones.


Ya estamos en verano, y aunque en Deporte y Vida somos contrarios a las “operaciones bikini” basadas en dietas extremas, que seguramente se dejarán a lo largo del tiempo ya que tienen nula adherencia, os vamos a contar algunos secretos que sí os permitirán perder un par de kilos en dos semanas. De hecho, perder un kg a la semana es un objetivo factible, sobre todo si acompañamos nuestra alimentación de ejercicio físico.
×