Mi opinión personal sobre esta dieta es que, si se lleva a cabo siguiente las indicaciones y precauciones de este artículo, puede dar buenos resultados a corto plazo (quitarnos unos kilos de encima rápidamente), pero no es una solución definitiva para la obesidad ni la pérdida de peso efectiva y constante. Existen otras dietas mucho más efectivas y saludables en el largo plazo como por ejemplo la dieta paleo.
Los lácteos contienen lactosa, que es el azúcar propia de la leche, en diferentes cantidades y ya sabemos que el azúcar disminuye la pérdida de peso. Lo que es más, la leche tiene también proteína que a veces causa el mismo efecto que los carbohidratos en la insulina. Por lo que si dejas de consumir lácteos lo más seguro es que también reduzcas de talla. Eso sí, la mantequilla no la dejes de consumir ya que es casi pura grasa.
La canela es un ingrediente idóneo para ayudarnos a adelgazar y quemar la grasa acumulada, por eso, nuestro primer consejo consiste en preparar una infusión de canela y laurel, este último porque ayuda a las digestiones y a evitar que los gases se acumulen e hinchen la barriga. La canela funciona como un quemagrasas ayudando a mantener en equilibrio el azúcar de nuestro cuerpo, en unComo te contamos de manera detallada cómo adelgazar con canela.
Limita las grasas de tu dieta. Controla la cantidad de aceite de oliva (utilizado en crudo y para cocinar) a 2-3 cucharadas soperas al día. Sobre todo, limita el consumo de alimentos que te aporten grasas no saludables (embutidos, carnes procesadas o ahumadas, quesos light…). No menosprecies las grasas procedentes de los alimentos light (pueden llegar a ser de un 30%). En su lugar puedes utilizar grasas saludables como el aceite de oliva que te comentaba, aguacate, frutos secos, pescado azul… Deja la carne roja para 1 día a la semana y elige carnes magras como el pollo o el pavo.
En la década pasada se puso de moda el uso de este producto. De hecho hoy en día hay muchas personas que son asiduos a ellos pensando que están disminuyendo su ingesta de calorías y que con ello van a perder peso. Lo increíble es que después de tiempo sin resultados mínimos sigan fieles a este tipo de productos. Varios estudios se han hecho al respecto y ninguno ha demostrado algún efecto positivo al sustituir el azúcar por edulcorantes.
Los nutricionistas que se han posicionado a favor de este régimen alimenticio centran sus argumentos en que el ayuno intermitente reduce los niveles de la hormona llamada IGF-1. Esta última juega un papel muy importante en el crecimiento infantil y la pubertad, pero en los adultos continúa teniendo efectos anabolizantes. Sus altos niveles en la edad adulta aumentan el riesgo de las divisiones celulares, tales como las del cáncer. Es por ello que se relaciona el ayuno intermitente con la reducción de los riesgos de contraer enfermedades graves.
Realiza una rutina de intervalos de alta intensidad (HIIT). Esto quiere decir que debes incorporar el acto de correr a toda velocidad durante tu sesión de cardio por 30 segundos o 1 minuto. Date un tiempo de 2 a 4 minutos por carrera. Recuerda incluir un calentamiento y descanso de 5 minutos para que puedas moderar la intensidad de tu entrenamiento.
Los primeros son cremas o caldos de verdura. Verduras permitidas: calabacín, espárrago, acelga, espinaca, brócoli, pimiento y setas. Para batidos: apio, pepino, rábano, zanahoria, remolacha.... Las cremas de verduras hazlas con un sofrito ligero de cebolla (1 cuch. de aceite) y triturarlas poco para que haya algún tropezón que obligue a masticar un poco y tomarlas despacio.
Deja de fumar para poder experimentar los beneficios de un nuevo estilo de vida sano. Fumar es un hábito que no se lleva bien con un plan para perder peso y dobla las probabilidades del desarrollo de enfermedades cardíacas durante el período de la menopausia. Este hábito es también el causante de que bajen los niveles de estrógeno más rápidamente, lo que puede conducir a un aumento de peso más veloz.
Almuerzo/Cena 1 rueda de pescado a la plancha + 3 cucharadas de arroz integral + 2 cucharadas de frijoles + Ensalada de brócolis con zanahoria + 1 cdta de aceite de oliva 1 filete de pollo en salsa de tomate natural + 3 cucharadas de pasta integral + Ensalada cruda con 1 cucharada de maíz + 1 cucharadita de aceite de oliva 1 filete de pechuga de pavo + 4 cucharadas de quinoa + 1 taza de vegetales cocidos + 1 cucharadita de aceite de oliva
×