DESAYUNO. "Té verde, yogur desnatado natural con fresas troceadas y una cucharada de avena y tortilla francesa. Diurético, laxante y antioxidante, el té ayuda a eliminar las grasas. Las fresas tienen un alto contenido de vitamina C, la cual ayuda en la producción de endorfinas. La avena combate el cansancio y el estrés. Los lácteos, ricos en vitaminas y minerales, aumentan la serotonina al ser ricos en aminoácidos".
Pequeños cambios en las raciones. En los menús aumenta la cantidad de pan, arroz, pasta y legumbres que puedes tomar y baja la de pescado y carne. Este ajuste en las raciones está pensado en equilibrar la dieta para que sea la base de tu alimentación en el futuro. Durante las primeras fases, como son más restrictivas, el consumo de proteína (carne, pescado) es mayor para mantener el tono muscular.
×