El segundo alimento con el que debes andar de puntitas son los frutos secos ya que también tienen una importante cantidad de carbohidratos, y es muy fácil disparar tu insulina si comes grandes cantidades. Si tienes la necesidad llevar una dieta estricta libre de carbohidratos debes tener en cuenta que del 10-15%  de los cacahuates son carbohidratos. Así que para no sobrepasar tu cuota diaria podrías comer 100 gramos, lo que sucede en un segundo.
Recuerda hay que beber al menos dos litros de agua al día, e incluso más si practicamos ejercicio físico. Además, el agua también consigue saciarnos y evitar las grandes cantidades de comida. Puedes probar a beberte un vaso antes de cada comida. Por el contrario, olvida los refrescos azucarados, que no aportan ningún nutriente interesante, pero sí unas 140 calorías por cada lata de 330 ml.
Tenemos marcados en el calendario cenas, galas, presentaciones y demás actos importantes, pero sin embargo, nos damos cuenta de ello o queremos darnos cuenta de ello cuando apenas faltan días o incluso horas para su celebración. Y es entonces cuando apretamos, casi sin darnos cuenta, el botón de pánico. Pero tranquilidad, porque ya sabemos que los milagros no existen pero, ¿qué hay de los remedios exprés?
Es normal que pienses que esta semana de control de tus comidas no suele ser habitual, bien porque has cometido excesos extra, porque has tenido más compromisos, más comidas de trabajo, etc. Probablemente, tu vida social es así a menudo durante el año, por lo tanto, cualquier semana que elijas para realizar este seguimiento, podría ser tu día a día habitual.
Dicen que tomar una copa de vino o de cerveza no es malo, pero el problema es que después de la primera…vienen la segunda o la tercera. Además, solemos acompañar el alcohol de alimentos poco saludables como patatas fritas o diferentes snacks. Y claro, al final la mezcla calórica es mayor de la que pensábamos. Evita consumir alcohol y tendrás mucho terreno ganado, ya que además después de beber tenemos más hambre.

¿Cómo bajar de peso? debe ser la pregunta que muchos se hacen al momento de buscar alguna dieta para bajar de peso  o rutina de ejercicios que les ayude a quemar la grasa que se tiene en exceso. Por eso, si todavía no puedes liberarte de esos kilos ganados en la última celebración, pierde cuidado, con esta dieta podrás reducir esas tallas sin dejar de comer y si someterte a horas en el gimnasio.


Deshacerte de la comida basura. En tu nevera solo hay sitio para los alimentos saludables que te proponemos en esta dieta. No des margen a precocinados, bollería, snacks, etc. Si en tu casa sois unos cuantos o hay niños, guarda tentaciones como galletas o patatas fritas en tarteras opacas, para que no te tienten. Los alimentos como chocolate o queso, con mucho aroma, guárdalos, además, cerrados herméticamente.

Consejo: Las guías gubernamentales para la actividad física recomiendan que los adultos hagan ejercicios para fortalecer los músculos por lo menos 2 veces a la semana. Estas guías también sugieren que los adultos deben hacer de 2½ a 5 horas semanales de actividad aeróbica de intensidad moderada o vigorosa. El ejercicio aeróbico es el que le hace sudar y respirar más rápido e incluye actividades como caminar a paso ligero o andar en bicicleta.
Evita las dietas relámpago, las pastillas para adelgazar y las dietas de “soluciones rápidas” que restringen las calorías o los grupos de alimentos de forma severa. Las dietas relámpago y las técnicas para bajar de peso rápidamente no siempre son eficaces y algunas pueden ser peligrosas. Las pastillas, los polvos y programas de dieta que restringen las calorías de forma extrema, la eliminación de grupos completos de alimentos o el exceso de ejercicio pueden ser muy peligrosos para la salud. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) no supervisa las pastillas y los suplementos y podrían no ser seguros. A menos que tengas una razón médica para evitar un determinado tipo de alimento, debes llevar una dieta equilibrada y variada, ya que es esencial para tener una nutrición adecuada y bajar de peso de forma constante y saludable. Las pastillas para adelgazar y los programas de dietas restrictivas pueden causar déficit de nutrientes, daños en los órganos, colesterol alto y muchos otros problemas de salud peligrosos.

Ojo, son todas las noches, no sólo los fines de semana. Un estudio de la Universidad Brigham Young descubrió que las personas que tienen unos hábitos de sueño regulares durante toda la semana tienen niveles más bajos de grasa corporal. En cambio, aquellos cuyos hábitos son caóticos vuelven loco a su reloj interno, haciendo que su cuerpo secrete hormonas que almacenan grasa, como el cortisol.
La estrategia sirvió tanto para las personas que seguían dietas reducidas en grasas como para las que seguían dietas reducidas en carbohidratos. Y en su éxito no parecía influir la genética o la respuesta de sus niveles de insulina a los carbohidratos, un hallazgo que pone en duda la idea, cada vez más popular, de que las dietas se deben recomendar a las personas con base en su composición genética o en su tolerancia a los carbohidratos o grasas.
Si eres hombre y aparte eres joven te alegrará saber que perderás peso quizás dos veces más rápido. Si eres mujer y te encuentras en la pos-menopausia tendrás que ser más paciente pues perderás peso a un ritmo más lento. Si estás desesperado, recuerda que la gente que decide abandonar los carbohidratos de manera estricta tiende a perder peso más rápidamente, pero sí decides además hacer ejercicio dispararas los resultados. También las personas con mayor sobrepeso tienen la tendencia de bajar mucho al principio de la dieta.
Hazte un lavado de colon. Los lavados de colon pueden ser perjudiciales si se hacen de forma incorrecta o simplemente para bajar de peso. Consulta con un médico antes de considerarlo.[19] Algunos spas ofrecen tratamientos de irrigación de colon, que implican el lavado físico del colon con grandes cantidades de agua para eliminar la acumulación fecal. Este proceso puede ayudar a algunas personas que sufren de hinchazón, gases y estreñimiento y se afirma que estimula la pérdida de peso en algunas personas.
Es natural que toda persona que desea bajar de peso quiera hacerlo rápidamente. Sin embargo, la evidencia demuestra que las personas que bajan de peso en forma gradual y constante (entre 1 y 2 libras por semana) logran mejores resultados en no volver a recuperarlo. Bajar de peso en forma saludable no se trata solamente de seguir una dieta o programa. Es llevar un estilo de vida estable que incluya cambios a largo plazo en la alimentación diaria y los hábitos de ejercicio.
¡Anímate! Aunque no se note mucho al pesarte el perder grasa y el ganar músculo significa un gran progreso, pero es posible que no te des cuenta si solo te enfocas en medir tu peso. Lo más recomendable es que lleves un seguimiento a la disminución de grasa en la cintura, es fundamental que te midas correctamente para evitar confusiones en un futuro.
No te saltes las comidas. Un desayuno saludable aumenta tu tasa metabólica en reposo al empezar el día, mantiene elevados tus niveles de energía y puede ayudarte durante todo el día a resistir las ganas de comer bocadillos con muchas calorías. Planea comer un bocadillo o una comida pequeña cada 2 o 4 horas para mantener activo el metabolismo. Comer con regularidad también mantiene estable el nivel de azúcar en sangre y reduce tu impulso de ingerir calorías en exceso o de desviarte de tu plan de comidas.

Seguro que después de lo que te he contado, esta es la duda que te asalta en estos momentos. Piensa en un culturista que entrena constantemente su musculatura para darle volumen y en lo que pasa cuando deja las pesas. ¿A que parece que su musculatura “encoge”? Pues es lo que vamos a conseguir: reducir tu volumen digestivo. Haré que tu estómago se mueva poco, lo volveré “perezoso” para que cuando comas medio plato ya te sientas llena.


Agua. El agua no solo ayuda a depurar nuestro organismo, sino que también resulta saciante y hace que tengamos menos hambre. "Las investigadores muestran que beber más agua, especialmente antes de las comidas, puede reducir el consumo total de calorías, lo que puede ayudarte a perder el exceso de grasa en el vientre", explica la dietista Jillian Kubala.
Si desea utilizar este articulo en su sitio, por favor haga clic aquí. Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Mercola.
Por fin, una página que no dice mentiras, y que no busca vender píldoras, ni dietas, ni fórmulas mágicas, realmente es solo la alimentación, y la actividad física claro está. He comprobado en el pasado que todo lo escrito aquí es verdad, ya que sin yo querer dos médicos me pusieron a dieta forzosa por cuestiones de salud, y recuerdo que lo que comía era justo como lo que se describe en este artículo (yo nunca había hecho una dieta antes en mi vida), y efectivamente: di un bajón de peso, a pesar de que yo era delgada, bajé mucho de peso, y sí, sucedió solo en un par de semanas, ni siquiera pasó mucho tiempo cuando noté que mis pantalones ya me quedaban grandes y mi cintura se afinaba más. Si a mí que soy delgada y no necesitaba bajar kilos de peso me hizo adelgazar, cuánto más le beneficiará a alguien que si necesita perder unos kilos que tenga de más. Felicidades a la autora! y ojalá siga habiendo gente buena como Ud., que busca dar información certera y no engañar a la gente con información de dietas milagro. Enhorabuena !

Sin embargo, además de estos remedios caseros para quemar grasa abdominal también tienes que tener en cuenta que, sin hacer cambios en tus hábitos de vida, poco podrás reducir. Si quieres bajar barriga es importante que acompañes estos trucos que acabamos de darte con una vida saludable basada en una dieta baja en grasas y la práctica de ejercicio.
Comienza tu ayuno de 14 horas Muestra de un horario de ayuno de 15 horas Noche del Domingo a las 8pm: Te despiertas hasta ahora has ayunado por 11 horas Lunes de 7am a 10am: De todos modos, lo compré pensando en que lo probaría y, si no era bueno, pediría el reembolso de mi dinero. Con tu programa, realmente siento el corazón latiendo fuerte y el sudor fluyendo como nunca antes.
Verdad: Una ración de un alimento bajo en grasa o sin grasa puede ser más bajo en calorías que una ración del mismo producto con toda su grasa. Sin embargo, hay muchos alimentos procesados que son bajos en grasa o sin grasa pero que tienen igual o más calorías que el mismo alimento con la cantidad completa de grasa. A estos alimentos a veces les añaden harina, sal, almidón o azúcar para mejorar su sabor y textura después de haber eliminado la grasa. Esto le añade calorías al alimento.
Verdad: Hacer actividades que ayudan a fortalecer los músculos regularmente puede ayudarle a quemar más calorías. Para fortalecer los músculos, puede levantar pesas, utilizar bandas de goma o ligas grandes de resistencia, hacer flexiones o abdominales, o hacer quehaceres domésticos o tareas de jardinería que le hagan levantar algo o cavar. Hacer actividades de fortalecimiento 2 ó 3 días a la semana, no le hará "demasiado musculoso". Solamente el entrenamiento intenso para endurecer los músculos, combinado con la genética (los genes heredados de los padres), logran formar músculos muy grandes.
Verdad: Comer mejor no tiene que costar mucho dinero. Muchas personas piensan que los alimentos frescos son más saludables que los enlatados o congelados. Por ejemplo, algunas personas piensan que la espinaca es mejor cruda que congelada o enlatada. Sin embargo, algunas frutas y vegetales enlatados o congelados proporcionan tantos nutrientes como los frescos y a un costo menor. Escoja vegetales enlatados bajos en sal y frutas enlatadas en su propio jugo o en agua. No se olvide enjuagar a los vegetales enlatados para quitarles el exceso de sal. Algunos productos del mar enlatados, como el atún, son saludables, de bajo costo y fáciles de conservar en la dispensa. Otras fuentes saludables de proteína que no cuestan mucho son las lentejas, las alverjas o chícharos y los frijoles enlatados, congelados o empaquetados en funda.
Sé realista sobre el tipo de ejercicio que puedes hacer al empezar un programa nuevo. Si esperas bajar de peso y no recuperarlo, tendrás que hacer algo más que un programa de ejercicios condensado. La mejor forma de empezar a hacer ejercicio es eligiendo ejercicios que en realidad vayas a hacer y a disfrutar. Si no te gusta correr, que no sea tu forma principal de ejercicio porque necesitarías mucha más motivación todos los días que si eligieras un ejercicio que en realidad disfrutes. En lugar de eso, prueba diferentes ejercicios hasta encontrar unos cuantos que realmente te gusten, como nadar, andar en bicicleta o incluso hacer Zumba.

El último componente es el “Manual de Motivación”. Aunque este es un programa corto de tan solo 2 semanas, no es fácil, ya que requiere que hagas grandes cambios en un período corto de tiempo. Mucha gente se sentirá desmotivada y querrá abandonarla. El manual de motivación levantará tu espíritu, haciendo que te concentres y  asegurándose que sigas adelante.
Lo que es peor, aumentan el apetito y provocan antojo de alimentos dulces. Además de que como las personas creen que ya están haciendo algo favorable para bajar de peso, se dan uno o dos regalitos de azúcar sin sentirse tan culpables. Otra razón para no creer en la publicidad. Si dejas de beber productos que contengan edulcorantes y los cambias por agua bajarás dramáticamente de peso y eso sí está corroborado.
ALMUERZO. "Ensalada de tomate, rúcula y pepino con un poquito de aceite de oliva y albahaca. Atún rojo a la plancha y té blanco con canela. Gracias al omega 3,el atún ayuda a evitar la depresión y la ansiedad. El té blanco reduce el colesterol, regula la presión sanguínea, es antioxidante y mejora el funcionamiento del sistema digestivo, entre otras muchas cosas".
Consejo: Fíjese en la información nutricional de los alimentos enlatados, congelados y en funda. Busque alimentos que sean ricos en calcio, fibra, potasio, proteína y vitamina D. También busque alimentos que sean bajos en azúcares agregadas, grasas saturadas y sodio. Para obtener más consejos, consulte "La buena compra de vegetales y frutas" (PDF, 67 KB) y "Healthy Eating on a Budget", ambos en el sitio web de MiPlato (vea la sección de "Información adicional").
Tanto es así que, en ciertas ocasiones, pasamos por alto, de forma errónea o acertada, las recomendaciones de los profesionales y nos centramos y nos esforzamos en recuperar nuestra figura con rapidez y sin apenas esfuerzo para atender ciertos eventos y acontecimientos de la manera más satisfactoriamente posible. Ahí entra la famosa dieta de la piña…
La grasa del vientre es sobre todo saturada, asegura un estudio sueco de 2014 recogido por 'Prevention'. Cuando los sujetos del estudio comieron 750 calorías más a diario durante siete semanas, en forma de aceite de palma (saturado) o de girasol (poliinsaturados). ¿Resultado? El primer grupo ganó más grasa visceral, mientras que el segundo ganó más masa muscular y menos grasa corporal. Ya sabes: di sí a las grasas poliinsaturadas, que puedes encontrar en nueces, semillas y pescado. Adelgazar comiendo, ¿que más puedes pedir?

Hay muchas dietas y productos disponibles, pero se oyen tantas cosas que es difícil saber qué creer. La información que aquí le ofrecemos le puede ayudar. Esta hoja informativa habla de algunos de los mitos y verdades sobre la pérdida de peso, la nutrición y la actividad física. Esta información le puede ayudar a que haga cambios saludables en su vida diaria.


El segundo alimento con el que debes andar de puntitas son los frutos secos ya que también tienen una importante cantidad de carbohidratos, y es muy fácil disparar tu insulina si comes grandes cantidades. Si tienes la necesidad llevar una dieta estricta libre de carbohidratos debes tener en cuenta que del 10-15%  de los cacahuates son carbohidratos. Así que para no sobrepasar tu cuota diaria podrías comer 100 gramos, lo que sucede en un segundo.
Tenemos la idea de que quienes eliminan más calorías de su alimentación logran bajar de peso más fácilmente. Aunque esto puede ser cierto al inicio, cuando nuestro cuerpo se da cuenta de que le damos menos calorías comienza a acumular grasa para incrementar sus reservas de energía. Por ello, comer más acelera tu metabolismo, siempre y cuando elijas alimentos sanos y que aporten nutrientes.

Anota todo lo que comes y bebes, en qué momentos y en qué cantidades. De esta forma, por un lado te darás cuenta de que, efectivamente comes más de la cuenta, y por otro sabrás si es que picas entre horas porque te aburres o estás desanimada. En este caso, búscate aficiones que llenen tu tiempo libre como ir al cine o pasear con amigos. Para empezar una dieta es bueno un cambio de actitud, pero también es de gran ayuda un cambio de imagen: ve a la peluquería, cómprate alguna prenda que te favorezca, arréglate un poco más. Y piensa en todo lo que tienes colgado en el armario. Es el comienzo del cambio.
×