Lo único que te podría recomendar serían ejercicios que involucraran saltos como zancada con salto, cohete con salto, sentadilla con salto pero no sé si el impacto al caer te produciría dolor en la clavícula. Esto debes de analizarlo apropiadamente en casa y probar qué otros movimientos te generan un incrementa de ritmo cardiaco sin necesidad de dolor.
Como podemos ver en la imagen el primer día el desayuno consta de un zumo de pomelo o naranja, un café (que podemos acompañar con leche) y una tostada con mantequilla de cacahuete, algo muy utilizado en EE.UU y que nos aporta grasas saludables; eso sí si se trata de mantequilla de cacahuete sin azúcares. Para la hora de la comida tomaremos un café junto con dos rebanadas de pan con atún al natural en lata. Este tipo de comidas suelen hacerlas los soldados fuera de la base, por ello son comidas rápidas o tentempiés. En la cena tomaremos un filete de carne roja acompañado de judías verdes cocidas y una pieza de fruta.
Hola..una.consulta tengo 18años.casi.toda.mi.vida tuve.sobrepeso.a.los.12.pensaba 80kg.luego.bajé.hasta.pesar 64kg.me quedó mucha flacidez en todo el cuerpo y.más en el.abdomen.. Hice.ejercicios.como correr y.seguía pesando lo.mismo…luego fui un.tiempo al.Gym.subí 1kg..siento que.gané.músculo.pero la.grasa.sigue.como.saludable.. No.quiero. ganar músculo..pues.se me ve. Mal soy.ancha..siento.que bajo mi.grasa tengo. Un.poco.de.músculo. x.hacer tantos.ejercicios.en el Gym.mido.1.61cm….que me aconseja.pls.saludos!!!
Comienza ahora, interiorízate de los manuales , comprométete con la dieta y realmente ponla a prueba, Te prometo que verdaderamente te sorprenderás por los resultados que verás en sólo cuestión de días.. y otra vez, si crees que la "La Dieta de 2 Semanas" no es para tí, simplemente avísame y te reembolsaré cada centavo de tu inversión — sin preguntas.

Hace pocos días que hemos recibido a la primavera y eso significa que ya quedan pocas semanas para que se acerque el verano, la playa, las vacaciones y ¡la ropa de verano! Esta es una época especialmente positiva para la mayoría de las personas sin embargo hay a quien le entran las prisas por perder esos kilos de más que llevan arrastrados desde hace ya algunos meses y quedaban escondidos debajo del abrigo.


Consejo: Fíjese en la información nutricional de los alimentos enlatados, congelados y en funda. Busque alimentos que sean ricos en calcio, fibra, potasio, proteína y vitamina D. También busque alimentos que sean bajos en azúcares agregadas, grasas saturadas y sodio. Para obtener más consejos, consulte "La buena compra de vegetales y frutas" (PDF, 67 KB) y "Healthy Eating on a Budget", ambos en el sitio web de MiPlato (vea la sección de "Información adicional").

Hidrátate bien. Mantener los niveles de agua apropiados dentro del cuerpo es fundamental no solo para eliminación de residuos tóxicos en el cuerpo y la hidratación celular, sino que los minerales ayudan a mantener un balance apropiado de tu organismo para la segregación de hormonas relacionadas con la quema de grasa así como la oxidación de esta para transformarla en energía.
A los españoles les han engordado los años de recesión económica. La tasa de obesidad -índice de masa corporal superior a 30- aumentó desde un 16% en 2005 hasta un 20% en 2016. Hoy, seis de cada 10 ciudadanos de este país pesan más de lo que deberían y dos de ellos son obesos. Curiosamente, el mapa del sobrepeso ha girado, liderando Asturias y Galicia unas estadísticas que antes solían encabezar Canarias y Andalucía. Estos son algunos de los preocupantes datos recogidos en el estudio Epidemiología de la obesidad en España.
Investigadores del Instituto Sanford Burnham (Estados Unidos), determinaron que la grasa corporal varía genéticamente en distintas partes del cuerpo. Así mismo, en otros estudios se demostró que la genética desempeña un papel muy importante en la relación con el nivel de saciedad de cada individuo. Las personas que por genética tienden a comer más, también tienden a acumular más grasa abdominal. Además, si en la familia varios integrantes acumulan grasa abdominal, es posible que también tengas esta tendencia.

Nada de plancha. Suena raro, lo sé. Todas las dietas van con alimentos a la plancha pero en esta primera fase vamos a evitarlo. Ya que el doradito de la plancha hace que los alimentos sean muy apetitosos, activando el centro del placer del cerebro y reclamando más comida. Mejor opta por cocer al vapor, estofados... Sí, se trata de pasar una semana comiendo alimentos que no estimulen el apetito.
La investigación sustenta la noción de que la calidad del régimen alimenticio, no la cantidad, es lo que contribuye a que la gente baje de peso y a que lo controle con mayor facilidad a largo plazo. También sugiere que las autoridades sanitarias deberían dejar de decirle a la gente que se obsesione con cuántas calorías ingiere diario y, en cambio, alentarla a evitar el consumo de alimentos procesados que se fabrican con almidones refinados y azúcar añadida como las rosquillas, el pan blanco, la harina refinada, los bocadillos o bebidas azucaradas, según Dariush Mozaffarian, cardiólogo y decano de la Facultad Friedman de Ciencias y Políticas de la Nutrición en la Universidad Tufts.
Si de plano no puedes vivir sin alcohol, que por cierto ese sería otro problema, hay opciones muy buenas para substituir a la cerveza y seguir adelgazando. Puedes tomar vino rojo o blanco seco, champaña seca, licores más fuertes como whisky, el coñac, el vodka, con cuidado en evitar los que contengan azúcar. También tienes que evitar consumir grandes cantidades de alcohol ya que podrías dejar de perder kilos tan efectivamente como lo habías venido haciendo, en este caso sí es necesario medirnos.
Para conseguirlo, en la primera fase le daremos muy poco trabajo a tu estómago con alimentos muy fáciles de digerir (verduras en puré, pescado al vapor) y muchos de estos, además, se los daremos ya triturados. Casi como si estuvieran predigeridos. En las siguientes fases iremos recuperando poco a poco la alimentación normal, de forma que tu estómago se vaya acostumbrando poco a poco a cantidades menores.
Más variedad de cocciones. Ya puedes cocinar a la plancha, pero procurando que los alimentos no queden muy tostados, para seguir controlando el estímulo que hace que el cerebro reclame más comida. Para ello, pon el fuego fuerte al principio, hazlos un poco por los dos lados y, antes de que se doren, bájalo y acaba la cocción. También puedes cocer al horno regando los alimentos con sus jugos o con caldo de verduras, para que queden tiernos. También puedes incorporar nuevas cocciones, como el wok, pero sigue siendo recomendable no dejarlo demasiado crujiente. Para no añadir más aceite, riega el wok con caldo vegetal.
Es importante que encuentres un ejercicio que te guste, si no acabarás buscando excusas para no hacerlo, los beneficios del deporte se multiplican si lo disfrutas. Desde nadar, correr, o ir en bici, actividades dirigidas, deportes de equipo, baile o artes marciales. Hay infinidad de deportes a elegir. Y si no puedes hacer ejercicio deforma planificada, no olvides que la actividad diaria también cuenta, ¡muévete! Camina más y sube escaleras.
Hola Paloma, si ya vas a un nutricionista tendrías que consultarle tus dudas. Por lo que cuentas en tu mensaje puede que la dieta y la medicación no estén bien pautadas ya que no deberías tener tantas bajadas de azúcar y tampoco deberías subir de peso. Si quieres nosotras podríamos llevarte la parte nutricional de tu tratamiento, puedes ponerte en contacto con nosotras a través del formulario de contacto o vía telefónica. Un saludo.
Los macronutrientes (o macros) son los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas. De un adecuado balance de éstos depende la pérdida de grasa, por lo que debes tener en cuenta la cantidad de cada uno que comes. Las dietas altas en proteína suelen ser muy efectivas para la pérdida de grasa, sobre todo si practicas ejercicio físico intenso. Por tanto, debes poner el foco en regular los hidratos y las grasas: dependiendo de tu tipo de cuerpo y tu metabolismo, quizá necesites reducir unos u otros.
Dicen que tomar una copa de vino o de cerveza no es malo, pero el problema es que después de la primera…vienen la segunda o la tercera. Además, solemos acompañar el alcohol de alimentos poco saludables como patatas fritas o diferentes snacks. Y claro, al final la mezcla calórica es mayor de la que pensábamos. Evita consumir alcohol y tendrás mucho terreno ganado, ya que además después de beber tenemos más hambre.
2Reference for 5%: Blackburn G. (1995). Effect of degree of weight loss on health benefits. Obesity Research 3: 211S-216S. 2 Reference for 10%: NIH, NHLBI Obesity Education Initiative. Clinical Guidelines on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults. Disponible en Internet: http://www.nhlbi.nih.gov/guidelines/obesity/ob_gdlns.pdf [PDF-1.25MB]
Sabes que consumir proteínas​ es esencial para estar delgado y para perder grasa abdominal, pero sigues sin ingerir las suficientes. ¿Por qué sucede esto? Tu cuerpo comienza a producir más insulina a medida que envejece, ya que tus músculos y células de grasa no responden adecuadamente", explica Louis Aronne, director de la Clínica de Obesidad en Cornell. Y la insulina promueve el almacenamiento de grasa, especialmente alrededor de su vientre.
Si se ha sentido decepcionado al no ver ningun plan concreto en este articulo para perder 5 kilos en 2 semanas, no se preocupe. Yo se le voy a explicar. Pasese esas dos semanas alimentandose de 3 batidos al dia de 400 kcal cada uno (como maximo) y haga entre 3 y 4 horas diarias de jogging intenso, a ser posible cuesta arriba. La 2da Ley de la Termodinamica se pondra de su parte y probablemente consiga perder los 5 kilos. Aparte de eso, NO haga yoga. Es contraproducente, al perder mucho tiempo dedicado a una actividad con casi nulo gasto calorico. Y trate de olvidar todo lo que ha leido en la seccion de "dieta". Afirmaciones como "el té ayuda a eliminar las grasas", "La avena combate el cansancio y el estrés" o "el atún ayuda a evitar la depresión y la ansiedad" entran de lleno en el campo de las seudociencias.
La dieta, también llamada 5:2, no ha estado exenta de críticas que señalan su potencial para provocar desórdenes alimenticios. Sus detractores han advertido también que puede producir hipoglucemia, problemas digestivos y estreñimiento si no se aumenta considerablemente el consumo de agua durante los días de semiayuno. Para evitar sufrir estos efectos secundarios, los creadores de la dieta rápida han incluido un apartado en el sitio web del libro con menús prácticos y saludables limitados a 600-800 calorías diarias.
Grasas poli-insaturadas: suenan algo complicadas pero son muy fáciles de ubicar con la siguiente descripción; son los aceites de maíz, cártamo o girasol que normalmente se encuentran en las tiendas de servicio. Su principal característica es que se mantienen en su forma líquida en temperaturas normales. A este grupo también pertenecen las margarinas, pero prefiere las que están envueltas en papel, los aderezos para ensalada y la mayonesa.
Como podemos ver en la imagen el primer día el desayuno consta de un zumo de pomelo o naranja, un café (que podemos acompañar con leche) y una tostada con mantequilla de cacahuete, algo muy utilizado en EE.UU y que nos aporta grasas saludables; eso sí si se trata de mantequilla de cacahuete sin azúcares. Para la hora de la comida tomaremos un café junto con dos rebanadas de pan con atún al natural en lata. Este tipo de comidas suelen hacerlas los soldados fuera de la base, por ello son comidas rápidas o tentempiés. En la cena tomaremos un filete de carne roja acompañado de judías verdes cocidas y una pieza de fruta.
El medicamento deberá ser recetado bajo la orientación de un profesional de la salud y dependerá de las necesidades individuales de cada persona. Entre las mejores soluciones para bajar de peso están algunos remedios naturales como el té verde, el chitosán y las bayas de goji, y medicamentos de farmacia como Saxenda y Orlistat. Vea a continuación la lista completa y para qué sirve cada uno. 
La grasa visceral cede con bastante facilidad al ejercicio aeróbico. Quemar calorías corriendo, montando en bicicleta, nadando... aumenta tu ritmo cardiaco y hace que pierdas peso. Un estudio de 2011 de Duke, publicado en el 'American Journal of Physiology', descubrió que lo ideal es correr 19 kilómetros por semana para decir adiós a la barriga para siempre.
Hola Miriam, yo seguí unos consejos bastante similares a los que mencionas en este artículo. Respecto al tema de los carbohidratos, yo disminuí su consumo, aunque no los eliminé del todo, bueno en un inicio los reduje drásticamente pero vi como me afectaba en mi rendimiento académico, ya que estudio en las noches, resulta que cuando llegaba al salón de clases me quedaba dormido, entonces decidí consumirlos de forma inteligente, empecé a consumir carbohidratos de alta calidad para que me aporte la energía necesaria para mis clases pero aún manteniendo una dieta en déficit, logré bajar 15 kg de peso y aún me faltan unos cuantos más 😀
Hola,tengo que bajar unos 15 kg y la gran parte es obesidad abdominal. Mi problema es que trabajo en turnos nocturnos. Eso me obliga a comer de noche 3 o 4 veces por semana ya que son turnos de 12 horas. De ejercicio ando tanto como puedo los días de descanso pero no puedo correr por una lesión antigua en la pierna. Tampoco puedo pasarme con el aeróbico porque tuve un infarto hace unos años y no lo pudieron revascularizar por tanto si me pasó de pulsaciones hago dolores torácicos que controlo con pastillas y reposo. Alguna idea para mí posible dieta???? Adaptada a mi horario intempestivo, claro. Gracias.
Haz ejercicio de bajo impacto. El ejercicio aeróbico intenso puede ayudar a perder peso rápidamente a largo plazo, pero en el espacio de 2 semanas, este tendrá muy poco impacto en la perdida rápida de peso. La mejor opción es conservar tu energía y apegarte a caminar, andar en bicicleta, nadar y trotar liviano para ayudar a quemar unas calorías extra sin quedar exhausta.
×