Durante la etapa de descanso, no deberemos superar las 1500 calorías, para conseguir mejores resultados. Podemos combinar también un plan de choque si algún día nos pasamos un poco con la ingesta calórica. Es decir, si un día nos pasamos, al día siguiente podemos hacer el menú del día 3 (1100 kcal) para contrarrestar los efectos y seguir perdiendo peso.


En conclusión, recomiendo este programa! La Dieta de 2 Semanas le da resultados más atractivos donde usted se sorprenderá. Este programa le dará resultados rápidos y efectivos en sólo unos días. Ayuda a acelerar el metabolismo del cuerpo y ofrece una oportunidad para una buena salud. Este programa es muy simple de usar y soporta la fusión de grasa terca en menos tiempo. Se le dará instrucciones sobre la manera correcta de saber cómo comer, cuánto comer, qué tomar en su dieta para evitar la dieta de grasa de su vida rutinaria. Estoy tan seguro de que La Dieta de 2 Semanas y mi plan de dieta de 14 días producirá resultados sorprendentes para usted! Esta oportunidad para revitalizar la transformación y mantener el mismo cuerpo en declive que tiene ahora. Pruebe La Dieta de 2 Semanas ahora!

La grasa abdominal, o grasa visceral, es el tipo de grasa dañina que se encuentra alrededor de los órganos. Las primeras 2 semanas de pérdida de grasa abdominal son las más importantes, ya que debido a los cambios de dieta y ejercicio se puede perder peso en un corto periodo de tiempo. Conoce cómo el cuerpo almacena y elimina la grasa abdominal, luego adáptalo a tu estilo de vida para reducir la grasa al máximo.
Investigadores del Instituto Sanford Burnham (Estados Unidos), determinaron que la grasa corporal varía genéticamente en distintas partes del cuerpo. Así mismo, en otros estudios se demostró que la genética desempeña un papel muy importante en la relación con el nivel de saciedad de cada individuo. Las personas que por genética tienden a comer más, también tienden a acumular más grasa abdominal. Además, si en la familia varios integrantes acumulan grasa abdominal, es posible que también tengas esta tendencia.

Para conseguir lo mencionado puedes realizar varios ejercicios que requieran mover varios grupos musculares al mismo tiempo y cierto tipo de desplazamiento. Por ejemplo, el sprint clásico o correr a tope aumenta el ritmo cardiaco y el movimiento se ejecuta usando principalmente el tren inferior, pero también incluye el core y movimientos de brazos.
Debes apoyar tu peso en los dedos de los pies. Las manos han de estar debajo de los hombros. El cuerpo, recto, rectisimo. Debes tener cuidado, asegura Sims, de mantener tu núcleo bloqueado, para que se forme una línea recta entre la cabeza, los glúteos y los talones. Vamos, que no muevas ni un músculo. Una vez que tengas dominada la postura, dobla los brazos y baja lo que puedas, y luego vuelve a la posición inicial extendiendo las extremidades superiores.
×