No trates de privarte de alimento. Descuidar el consumo suficiente de calorías de forma regular puede ocasionar el efecto contrario de lo que buscas y, si lo haces de forma prolongada, puedes poner tu vida en peligro. Si has tratado de bajar de peso omitiendo varias comidas o reduciendo de forma drástica la cantidad de calorías que ingieres diariamente, habla con un profesional de la salud para obtener información sobre los trastornos alimentarios.


Lo que es peor es que algunas de las grasas contenidas dentro de ciertos alimentos chatarra en realidad puede hacer que su cuerpo anhele más alimentos. Esto sólo le hará más insalubre y con sobrepeso. Los efectos de estos antojos pueden durar días después de consumir la comida chatarra. Un buen ejemplo es mantener la comida chatarra fuera de su dieta tanto como sea posible.
Es muy difícil dejar de lado comida como las pastas, el helado, el pan, las galletas, pasta, e incluso en algunas tiendas venden chocolates libres de carbohidratos. Hay muchísima publicidad creativa que te hace creer que el producto es saludable. ¿No me crees?  Después de leer este artículo, ¿qué tan nutritivos te parecen los cereales de caja, los jugos de fruta para beber, y las galletas vitaminadas? Las empresas que ofertan estos productos son emporios millonarios que los venden principalmente a madres que se preocupan por la alimentación de sus hijos como si fueran sanos.  ¡No caigas en la trampa!
Grasas poli-insaturadas: suenan algo complicadas pero son muy fáciles de ubicar con la siguiente descripción; son los aceites de maíz, cártamo o girasol que normalmente se encuentran en las tiendas de servicio. Su principal característica es que se mantienen en su forma líquida en temperaturas normales. A este grupo también pertenecen las margarinas, pero prefiere las que están envueltas en papel, los aderezos para ensalada y la mayonesa.

Perder grasa del vientre es quizá uno de los mayores retos que tenemos a la hora de bajar de peso. Si bien la grasa tiende a localizarse en diferentes áreas de nuestro cuerpo, es el vientre el área más difícil de trabajar, ya que requiere de un total esfuerzo y fuerza de voluntad. Aunque el ejercicio y la dieta ayuda a reducir notablemente la grasa abdominal, también es importante tener en cuenta otras recomendaciones que pueden ayudar a conseguir mejores resultados en poco tiempo.
Estos alimentos se deben consumir diariamente a lo largo del día, en conjunto con una alimentación equilibrada baja en azúcares, dulces, grasas, frituras y alimentos procesados. Además de esto, se deben asociar a la practica regular de actividad física como por ejemplo caminar como mínimo 3 veces por semana durante 1 hora. Conozca cómo bajar de peso caminando. 
Verdad: Hacer actividades que ayudan a fortalecer los músculos regularmente puede ayudarle a quemar más calorías. Para fortalecer los músculos, puede levantar pesas, utilizar bandas de goma o ligas grandes de resistencia, hacer flexiones o abdominales, o hacer quehaceres domésticos o tareas de jardinería que le hagan levantar algo o cavar. Hacer actividades de fortalecimiento 2 ó 3 días a la semana, no le hará "demasiado musculoso". Solamente el entrenamiento intenso para endurecer los músculos, combinado con la genética (los genes heredados de los padres), logran formar músculos muy grandes.
En primer lugar, y como ya hemos comentado, la piña es un producto diurético y como tal nos ayudará a deshincharnos. Por un lado, lo hará de forma rápida, ya que su principal misión es eliminar la retención de líquidos, pero por otro lado, tenemos que ser conscientes de que lo hará de forma momentánea. Pues una vez finalizada la dieta de la piña y volvamos a nuestra alimentación habitual, recuperaremos el peso perdido puesto que lo eliminado ha sido en su mayoría líquidos. Así que por favor, no esperéis que se cumpla el milagro de quedaros con esos kilos de menos de por vida, porque los milagros no existen.
Tanto es así que, en ciertas ocasiones, pasamos por alto, de forma errónea o acertada, las recomendaciones de los profesionales y nos centramos y nos esforzamos en recuperar nuestra figura con rapidez y sin apenas esfuerzo para atender ciertos eventos y acontecimientos de la manera más satisfactoriamente posible. Ahí entra la famosa dieta de la piña…
Uno de los mejores entrenadores del mundo, el australiano Luke Ashcroft, compartió en el 'Daily Mail' el mejor método para quemar la grasa alojada en tu abdomen en solo media hora cada día, avalado por la Escuela de Medicina de Harvard. "Aunque es posible que debas adoptar un enfoque a largo plazo para deshacerte de los kilos de más, esto no significa que debas emplear mucho tiempo al día para cumplir tu objetivo", señaló. "Solo con 15 o 30 minutos diarios de ejercicio moderado tendrás más que suficiente para conseguir un vientre más plano".
Date el gusto con actividades placenteras que no sean comer. La forma más efectiva de hacer dieta es mantenerse distraída y ocupada para que no estés todo el tiempo pensando en la comida (o la falta de ella). Organiza planes con amigos, focalízate en tus pasatiempos, toma un baño caliente, mira tu película o programa de televisión favoritos, lee un libro, ve a nadar, etc.
Esta es una de las hierbas más populares para bajar de peso debido a sus propiedades diuréticas y capacidad relajar el cuerpo, entre sus compuestos principales no encontramos con teína, catequina y diferentes minerales saludables para el organismo, por consiguiente sus capacidades antioxidantes estimula el metabolismo y sus minerales fomentan la eliminación de líquidos.
Anota todo lo que comes y bebes, en qué momentos y en qué cantidades. De esta forma, por un lado te darás cuenta de que, efectivamente comes más de la cuenta, y por otro sabrás si es que picas entre horas porque te aburres o estás desanimada. En este caso, búscate aficiones que llenen tu tiempo libre como ir al cine o pasear con amigos. Para empezar una dieta es bueno un cambio de actitud, pero también es de gran ayuda un cambio de imagen: ve a la peluquería, cómprate alguna prenda que te favorezca, arréglate un poco más. Y piensa en todo lo que tienes colgado en el armario. Es el comienzo del cambio.
×