Como vemos, no todos los hidratos son iguales. Y no es lo mismo comer unos que otros, sobre todo si tratamos de cuidarnos. Por eso es bueno diferenciarlos. Antes de entrar en materia, hemos de recalcar que Roussel no recomienda cortar de raíz el consumo de ningún grupo porque, aunque adelgacemos mucho las primeras semanas si nos alejamos del grupo 1, por ejemplo, y limitamos nuestro menú en base a los grupos 5 y 6, "nos cansaremos muy pronto" y abandonaremos, asegura en 'Men's Health'.
Según el coach y quiropráctico Ata Pouramini, la piña, el limón y el pomelo son frutas que puedes incluir en tu dieta para perder peso en tiempo récord ya que durante su proceso digestivo quemarás más calorías de las que te aportan. La experta en estética y nutrición Myriam Yébenes te propone una dieta intensiva detox para que las comidas copiosas y las cenas no te pasen factura en enero: "Al despertar y antes de desayunar: Toma un vaso de agua tibia con el zumo de un limón para depurar el organismo y activar su metabolismo. Para desayunar un té azul o té rojo + kiwi + una tostada de pan de espelta/centeno con pavo y queso de Burgos o aguacate y levadura de cerveza. Para comer, pescado a la sal o al horno + endivias con zumo de limón. Y para cenar, una ensalada de crudités (endivias, apio, pepino y zanahoria, la cantidad que se desee) aliñada y aderezada con salsa de yogur desnatado, eneldo natural y perejil".
Cuando refuerzas la dieta baja en carbohidratos, también baja la cantidad de insulina en tu cuerpo y como resultado esta se reduce de tu torrente sanguíneo. A menor cantidad de insulina, mayor cantidad de cetonas que producirás. Y cuando tienes esta cantidad controlada, estarás disfrutando del efecto máximo de la dieta baja en carbohidratos o cetosis  óptima. Pero cuidado, tienes que tener todo esto bien medido.
Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista JAMA, podría cambiar ese consejo. La investigación reveló que quienes reducen su consumo de azúcares añadidos, granos refinados y alimentos demasiado procesados, a la vez que aumentan su consumo de verduras y alimentos no procesados, bajan mucho de peso a lo largo de todo un año, sin preocuparse por contar las calorías o limitar el tamaño de sus porciones.
Aparte de que la cerveza tiene muchos carbohidratos, está llena además de una cantidad enorme de calorías. No es de extrañar que tu zona media se expanda si eres aficionado a esta. A diferencia de los otros alimentos el tomar cerveza te hace guardar más grasa. Esto se debe a que en esta ecuación metemos al hígado. Cuando los niveles de alcohol suben, el hígado manda la señal de quemarlo en lugar de la grasa. La insulina se pone a quemar carbohidratos y el hígado a eliminar el alcohol, no hay manera de salir ganador.
Una vez que estás segura de que quieres hacer dieta, recuerda que para conseguir unos resultados rápidos y duraderos es indispensable combinarla con un programa de bienestar general que incluya un estilo de vida más dinámico. Procura emplear tu tiempo libre en realizar actividades; el ejercicio es fundamental para ayudarte a perder grasa y mantener el tono muscular.
En la década de los 20 “se vienen lastrando malos hábitos adquiridos en la adolescencia porque todavía la percepción de la propia salud es buena. Existe la mala costumbre de consumir comida rápida, con muchas calorías y muy pocos nutrientes interesantes, provocando problemas de sobrepeso”, explica Felipe Isidro, coordinador del Grupo de Estudio de Ejercicio Físico y Obesidad de la Sociedad Española de Estudio de la Obesidad (Seedo). Según este experto, en España, a estas edades, hay bastante prevalencia de sobrepeso (hasta más de 10 kg por encima del peso ideal), y esta condición derivará en obesidad si no se pone remedio.
Practica ejercicio físico: No sólo es importante que tengas una vida activa: evitar el coche, los ascensores, las escaleras mecánicas y el sofá. Mejor sube las escaleras a pie. ¡Y a parte encuentra el deporte que te hace disfrutar!  Puedes ir en bici, caminar, gimnasio… El ejercicio te ayuda a perder grasa corporal, a mejorar tu forma física y tu salud. Si lo puedes practicar al aire libre mucho mejor, así también aprovechas el contacto del sol con la piel y aumentas tu síntesis de vitamina D.
Gracias por todos los consejos y las palabras motivadoras. Las lectinas son otro componente del trigo que causa causa irritación intestinal. Tienes evacuaciones cómodas, o tu vida gira alrededor de problemas de digestión como constipación, inflamación, diarrea e indigestión? Tanto las frutas como las verduras se deben comer preferiblemente crudas, bien sea solas, en ensalada o en jugos naturales.
Muchas pacientes vienen a mi consulta quejándose de que ninguna dieta les funciona porque siempre se quedan con hambre. Y yo les explico que es normal que pasen hambre porque su estómago tiene problemas para pasar de una ración grande a una más pequeña. Les digo que piensen en su estómago como si fuera un globo. Si lo llenan con un poco de agua, cuando se vacía vuelve a su tamaño normal. Pero si lo llenan demasiado y de forma habitual se va estirando y al final la goma cede.
Consejo: Sólo porque usted está tratando de perder peso, no quiere decir que no pueda comer sus alimentos preferidos. Lo importante es que tenga un plan de alimentación saludable y si un día come algo que engorda mucho, es decir, que tenga muchas calorías, trate de comer menos el resto del día o al día siguiente. Para esto es bueno fijarse en el número total de calorías que come y reducir el tamaño de sus porciones. Encuentre cómo limitar las calorías en sus alimentos preferidos. Por ejemplo, usted puede hornear algunos alimentos en lugar de freírlos o puede usar leche baja en grasa en lugar de crema. No se olvide de llenar la mitad de su plato con frutas y vegetales.
Para asegurar el gasto energético es imprescindible hacer ejercicio de forma habitual. Practica una actividad física cada día al menos durante media hora. Te ayudará a quemar calorías, controlar el estrés, subir el colesterol bueno (HDL) y reducir la grasa acumulada en tu cuerpo. Están especialmente indicados los deportes aeróbicos como la natación, el ciclismo o caminar a paso ligero media hora. El ejercicio ayuda a perder peso de forma saludable.

Ejercítate de 60 a 70 minutos al día en total y mantente hidratado. Durante el ejercicio, incluye un calentamiento de 5 minutos para elevar lentamente tu ritmo cardiaco, como un trote ligero con un paso acelerado. Luego, realiza 60 minutos de ejercicios para mantener tu ritmo cardiaco elevado al hacer 2 o 3 rutinas distintas. Por último, realiza un ejercicio de enfriamiento de 5 minutos para disminuir tu ritmo cardiaco, como un trote que se reduzca hasta una caminata.
Como vemos, no todos los hidratos son iguales. Y no es lo mismo comer unos que otros, sobre todo si tratamos de cuidarnos. Por eso es bueno diferenciarlos. Antes de entrar en materia, hemos de recalcar que Roussel no recomienda cortar de raíz el consumo de ningún grupo porque, aunque adelgacemos mucho las primeras semanas si nos alejamos del grupo 1, por ejemplo, y limitamos nuestro menú en base a los grupos 5 y 6, "nos cansaremos muy pronto" y abandonaremos, asegura en 'Men's Health'.

En una olla grande añade una cucharada de aceite de oliva, cuando esté caliente añade 3 dientes de ajo enteros y remueve para que no se quemen y se doren. Cuando estén doraditos añade las judías pintas (que previamente habrán estado en remojo un día), remueve unos minutos, añade agua (3 veces más que el peso de las judías) y 2 hojas de laurel. Tapa la olla y deja hervir hasta que estén cocidas.

Tanto es así que, en ciertas ocasiones, pasamos por alto, de forma errónea o acertada, las recomendaciones de los profesionales y nos centramos y nos esforzamos en recuperar nuestra figura con rapidez y sin apenas esfuerzo para atender ciertos eventos y acontecimientos de la manera más satisfactoriamente posible. Ahí entra la famosa dieta de la piña…

Verduras y frutas son ingredientes básicos e indispensables en una dieta equilibrada, para adelgazar de una forma sana. Una reserva de vitaminas, además de ayudarte a adquirir rápidamente una figura perfecta, te llenará de energía y bienestar. El plan que te ofrecemos en esta galería es muy fácil de seguir y te permite perder esos kilos de más sin poner en peligro tu salud. El secreto está en el aporte de vitaminas y en la distribución equilibrada de los alimentos a lo largo del día. Puedes comer de todo; por supuesto carne, pescado y huevos, además de la verdura y la fruta, pero también puedes tomar legumbres, pasta, arroz, pan, helados...
×