Si quieres bajar de peso empieza por evitar los almidones como el pan, las papas y el azúcar. La dieta baja en carbohidratos es la mejor forma de bajar rápidamente de peso según la ciencia. Un estudio efectuado en el 2006 en 82,802 pacientes demuestra que comer menos carbohidratos es la forma más efectiva de bajar de peso, también reduce el hambre, te ayuda a prevenir problemas del corazón, diabetes  y te hace más fácil estar a dieta. (1) (2)
Si quieres bajar de peso empieza por evitar los almidones como el pan, las papas y el azúcar. La dieta baja en carbohidratos es la mejor forma de bajar rápidamente de peso según la ciencia. Un estudio efectuado en el 2006 en 82,802 pacientes demuestra que comer menos carbohidratos es la forma más efectiva de bajar de peso, también reduce el hambre, te ayuda a prevenir problemas del corazón, diabetes  y te hace más fácil estar a dieta. (1) (2)

Es importante que cuando quieras conseguir algún objetivo relacionado con la alimentación y el peso (bajar de peso, subir de peso, mejorar rendimiento o salud, aprender a comer) o quieras saber más sobre la nutrición, acudáis a un verdadero profesional cualificado, es decir, a las dietistas nutricionistas. En definitiva, nuestro objetivo es educar y enseñar a tener una alimentación variada y saludable. Pero, además, de forma equilibrada, sin dietas milagros ni promesas insanas. Con planes nutricionales personalizado e individualizado, realizando una valoración del estado nutricional, marcando objetivos realistas y alcanzables. En Alimmenta te podemos ayudar a conseguirlo.

Haz la dieta paleolítica. Hace muchísimos años, cuando los hombres de las cavernas todavía dominaban la tierra, no tenían tiempo para hornear bizcochos o freír papas. La dieta paleolítica busca recrear la misma dieta que nuestros primeros ancestros comieron, afirmando que nuestros organismos no están hechos para los ingredientes modernos y los estilos de cocina. En esta dieta hay que comer carne, verduras, frutas y otros alimentos que estaban disponibles en ese entonces y evitar cualquier alimento que la gente paleolítica no tenía.
Bajar de peso con demasiada rapidez es peligroso y puede tener efectos negativos en la salud. A pesar del título del presente artículo, es mejor ponerse en forma lentamente. La pérdida prolongada y excesiva de peso puede causar problemas de salud considerables. La forma más segura y sostenible de bajar de peso es hacerlo lentamente y con la orientación de un profesional de la salud.
Primeros alimentos crudos. Puedes introducir ya las primeras ensaladas, pero la condición es que sean de un solo alimento: o ensalada verde, o de pepino o de tomate, pero nada de mezclar. Y, de momento, para no estimular mucho el estómago, no la aliñes con vinagre ni limón. Si quieres empezar a usar alguna especia, que sea muy digestiva, como el orégano.

Pequeños cambios en las raciones. En los menús aumenta la cantidad de pan, arroz, pasta y legumbres que puedes tomar y baja la de pescado y carne. Este ajuste en las raciones está pensado en equilibrar la dieta para que sea la base de tu alimentación en el futuro. Durante las primeras fases, como son más restrictivas, el consumo de proteína (carne, pescado) es mayor para mantener el tono muscular.

×