Hola, tengo 16 años y mido 1,65m y pesos 67kg, se que estoy ” gorda” porque gasto una 40-42, el problema es que mi madre tubo un trastorno alimenticio de joven y no quiere que yo haga dieta ni nada de eso, ya que tiene miedo a que me pase lo mismo, como convenzco a mi madre? Ya q mi padre está de acuerdo, y por cierto ya he intentado otras dietas y salir a caminar pero nada lo max. que he llegado a bajar a sido 1kg. Yo me desespero 😂
Es la conocida dieta del 3, ya que en tan sólo tres días puedes perder 3 kilos. La base de esta dieta es hacer tres comidas al día con dos tentempiés uno  por la mañana y otro por la tarde. Las comidas claves son el desayuno, la comida y la cena. Teniendo el mayor aporte calórico y enérgico el desayuno, la comida tiene un aporte medio y la cena es bastante ligera.
A la grasa localizada en la tripa se la conoce como visceral, y produce hormonas del estrés como el cortisol y sustancias inflamatorias llamadas citocinas que afectan la producción de insulina en el cuerpo. Además, cuando este tipo de grasa blanca se expande en tu abdomen hace que se adhiera a tus órganos, lo que puede provocar serios problemas de salud, como diabetes tipo 2 o una enfermedad cardiaca.
De esta forma, conseguirás controlar tu saciedad. Es más probable que te entren ganas de devorar si haces solo dos comidas que si haces cinco, por lo que así controlarás fácilmente la ingesta de calorías. Hacer pequeñas ingestas cada tres horas nos aportará energía y evitaremos los ataques de hambre, que ya sabemos que irán al depósito de grasa. Recordemos que no es imprescindible comer cada dos o tres horas, hacer más comidas simplemente te puede ayudar a no tener los clásicos atracones.

Recuerda hay que beber al menos dos litros de agua al día, e incluso más si practicamos ejercicio físico. Además, el agua también consigue saciarnos y evitar las grandes cantidades de comida. Puedes probar a beberte un vaso antes de cada comida. Por el contrario, olvida los refrescos azucarados, que no aportan ningún nutriente interesante, pero sí unas 140 calorías por cada lata de 330 ml.
La próxima vez que realices ejercicio (caminar, nadar, correr, etc.) añade algunos intervalos de 30 segundos en los que aumentes la intensidad y luego regresa a la intensidad normal. Estos ligeros cambios harán que tu cuerpo consuma más energía, fortalece considerablemente la capacidad de las células para regenerarse y las ayuda a tener una mayor oxigenación.

La próxima vez que realices ejercicio (caminar, nadar, correr, etc.) añade algunos intervalos de 30 segundos en los que aumentes la intensidad y luego regresa a la intensidad normal. Estos ligeros cambios harán que tu cuerpo consuma más energía, fortalece considerablemente la capacidad de las células para regenerarse y las ayuda a tener una mayor oxigenación.
Durante la etapa de descanso, no deberemos superar las 1500 calorías, para conseguir mejores resultados. Podemos combinar también un plan de choque si algún día nos pasamos un poco con la ingesta calórica. Es decir, si un día nos pasamos, al día siguiente podemos hacer el menú del día 3 (1100 kcal) para contrarrestar los efectos y seguir perdiendo peso.
Para medir tu cintura correctamente lo primero que hay que hacer es localizar tu ombligo. Después tienes que ubicar el punto medio entre la cadera y tu última costilla flotante y medir justo por arriba del ombligo. Trata de relajarte respirando hondo y mide cuando sueltes el aire, no hagas trampa al meter la panza, y deja que la cinta te rodee convenientemente, sin apretar.
Seguir dietas que presentan una o más de estas características: no tienen aval científico, presentan una restricción estricta de según qué alimento (como los temibles hidratos de carbono, por ejemplo), se basan en un solo alimento: en batidos, complementos que te prometen ser Elsa Pataki en 3 semanas… Te prometen rapidez en conseguir los objetivos omitiendo las consecuencias que pueden conllevar, y un sinfín de ejemplos más. Aunque esto último puede llamarte la atención, no te dejes llevar por la impaciencia.
En cuanto a las bebidas, recomienda evitar "los refrescos, las gaseosas y el alcohol". Amaro recuerda que "el agua en ayunas ayuda a activar el metabolismo, además de contribuir a evitar el estreñimiento". También destaca los efectos benefactores del té: "El verde tiene propiedades saciantes, laxantes y es un antioxidante que ayuda en los procesos digestivos".

Papaya: Combate efectivamente el estreñimiento, elimina los parásitos alojados en los intestinos (se debe batir con 2 o 3 semillas para esto), contiene propiedades analgesicas naturales, anticancerigenas, es rica en vitaminas del complejo B, potasio, magnesio, alcaliniza tu cuerpo naturalmente y debido a su contenido en fibra es un excelente desintoxicante natural.
Verdad: El queso, la leche y el yogur sin grasa o bajos en grasa son tan nutritivos como los productos hechos con leche entera, pero tienen menos grasa y calorías. Los productos de derivados de la leche, también conocidos como productos lácteos, tienen proteína que sirve para aumentar la masa muscular y para ayudar a que los órganos funcionen bien. También tienen calcio que sirve para fortalecer los huesos. La mayoría de las leches y algunos yogures vienen enriquecidos con vitamina D que ayuda al cuerpo a utilizar el calcio. La mayoría de las personas que viven en los Estados Unidos no obtienen suficiente calcio ni vitamina D. Los productos de leche son una manera fácil de obtener más de estos nutrientes.

Los tipos de dietas vegetarianas en los Estados Unidos pueden variar enormemente. Algunas personas no comen ningún tipo de producto animal, mientras que otras consumen leche y huevos junto con los alimentos vegetales. También hay quienes se alimentan principalmente siguiendo un plan vegetariano, pero incluyen pequeñas cantidades de carne, mariscos, pollo o pavo.
Investigadores del Instituto Sanford Burnham (Estados Unidos), determinaron que la grasa corporal varía genéticamente en distintas partes del cuerpo. Así mismo, en otros estudios se demostró que la genética desempeña un papel muy importante en la relación con el nivel de saciedad de cada individuo. Las personas que por genética tienden a comer más, también tienden a acumular más grasa abdominal. Además, si en la familia varios integrantes acumulan grasa abdominal, es posible que también tengas esta tendencia.
Si ponerse en forma lo ves como un gran desafío, es hora de cambiar esa actitud, ya que no necesitarás perder muchos kilos. Ashcroft asegura que con que pierdas unos pocos ya notarás los cambios a mejor en tu salud y en tu físico. "El aumento de la intensidad del ejercicio, de acuerdo con tu forma física, es una manera excelente de hacer que tus sesiones de entrenamiento sean más eficientes y den resultados", subrayó. Dicho entrenamiento pertenece al grupo de los llamados HIIT ​('High Intensity Interval Training'), es decir, un estilo de entrenamiento que combina rápidas ráfagas de ejercicio de alta intensidad seguidas de períodos de recuperación más moderados e incluso bajos. Además, mantiene alto tu ritmo cardíaco y quema más calorías que otros ejercicios en muy poco tiempo.

Verduras y frutas son ingredientes básicos e indispensables en una dieta equilibrada, para adelgazar de una forma sana. Una reserva de vitaminas, además de ayudarte a adquirir rápidamente una figura perfecta, te llenará de energía y bienestar. El plan que te ofrecemos en esta galería es muy fácil de seguir y te permite perder esos kilos de más sin poner en peligro tu salud. El secreto está en el aporte de vitaminas y en la distribución equilibrada de los alimentos a lo largo del día. Puedes comer de todo; por supuesto carne, pescado y huevos, además de la verdura y la fruta, pero también puedes tomar legumbres, pasta, arroz, pan, helados...
×