Sin embargo, además de estos remedios caseros para quemar grasa abdominal también tienes que tener en cuenta que, sin hacer cambios en tus hábitos de vida, poco podrás reducir. Si quieres bajar barriga es importante que acompañes estos trucos que acabamos de darte con una vida saludable basada en una dieta baja en grasas y la práctica de ejercicio.
Nada de plancha. Suena raro, lo sé. Todas las dietas van con alimentos a la plancha pero en esta primera fase vamos a evitarlo. Ya que el doradito de la plancha hace que los alimentos sean muy apetitosos, activando el centro del placer del cerebro y reclamando más comida. Mejor opta por cocer al vapor, estofados... Sí, se trata de pasar una semana comiendo alimentos que no estimulen el apetito.
El último componente es el “Manual de Motivación”. Aunque este es un programa corto de tan solo 2 semanas, no es fácil, ya que requiere que hagas grandes cambios en un período corto de tiempo. Mucha gente se sentirá desmotivada y querrá abandonarla. El manual de motivación levantará tu espíritu, haciendo que te concentres y  asegurándose que sigas adelante.

Otro de los remedios caseros para quemar grasa abdominal es añadir un poco de jengibre en tu dieta. La raíz de esta planta tiene propiedades quemagrasas que hacen que el metabolismo se acelere y, por lo tanto, nuestro cuerpo queme una mayor cantidad de grasas saturadas de las que quema normalmente; además también tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar los gases y la hinchazón de la barriga ofreciendo una apariencia más lisa y tersa de la zona del abdomen.


El consumo de agua con limón en ayunas es un gran apoyo para conseguir un vientre plano y quemar grasa abdominal. El limón tiene propiedades desintoxicantes y depurativas que ayudan a eliminar los desechos del cuerpo, favoreciendo la digestión y contribuyendo a la quema de grasas. Mezcla el zumo de un limón en un vaso de agua tibia y agrégale una pizca de sal. Bebe esta mezcla en ayunas todas las mañanas.
Los lácteos contienen lactosa, que es el azúcar propia de la leche, en diferentes cantidades y ya sabemos que el azúcar disminuye la pérdida de peso. Lo que es más, la leche tiene también proteína que a veces causa el mismo efecto que los carbohidratos en la insulina. Por lo que si dejas de consumir lácteos lo más seguro es que también reduzcas de talla. Eso sí, la mantequilla no la dejes de consumir ya que es casi pura grasa.
Los pepinos son un gran alimento. Están compuestos por 95 por ciento de agua; contienen un antinflamatorio que te ayuda a eliminar la sensación de “globo” en el estómago; son bajos en calorías y ricos en fibra, lo que los hace muy útiles para la pérdida de peso y la digestión. Pero, ¿sabías que el pepino te puede ayudar a bajar 3 kilos en 3 días? Checa cómo va la dieta:
Aunque te cueste trabajo creerlo, las especias son un gran apoyo en la dieta y contribuyen a la pérdida de peso. Especias populares como la canela, el jengibre o la pimienta de cayena nos permiten activar el metabolismo y le aportan otros grandes beneficios a la salud. Además, ayudan a disminuir los niveles de azúcar en la sangre para evitar la diabetes.
El ejercicio es otra de las maneras más efectivas para poder bajar de peso, sin embargo, cuando se lleva una dieta hipocalórica, es muy importante que no se obligue al organismo a un mayor gasto de energía, por eso, con esta dieta o régimen alimenticio para bajar de peso, se podrá realizar poco ejercicio, pero si será útil para seguir perdiendo peso, con una caminata es suficiente, basta con 20 minutos continuos a un paso acelerado, esto, además ayudará a ir ganando condición física, para en días posteriores continuar ya con una rutina de ejercicios.
Los macronutrientes (o macros) son los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas. De un adecuado balance de éstos depende la pérdida de grasa, por lo que debes tener en cuenta la cantidad de cada uno que comes. Las dietas altas en proteína suelen ser muy efectivas para la pérdida de grasa, sobre todo si practicas ejercicio físico intenso. Por tanto, debes poner el foco en regular los hidratos y las grasas: dependiendo de tu tipo de cuerpo y tu metabolismo, quizá necesites reducir unos u otros.
Evita las dietas relámpago, las pastillas para adelgazar y las dietas de “soluciones rápidas” que restringen las calorías o los grupos de alimentos de forma severa. Las dietas relámpago y las técnicas para bajar de peso rápidamente no siempre son eficaces y algunas pueden ser peligrosas. Las pastillas, los polvos y programas de dieta que restringen las calorías de forma extrema, la eliminación de grupos completos de alimentos o el exceso de ejercicio pueden ser muy peligrosos para la salud. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) no supervisa las pastillas y los suplementos y podrían no ser seguros. A menos que tengas una razón médica para evitar un determinado tipo de alimento, debes llevar una dieta equilibrada y variada, ya que es esencial para tener una nutrición adecuada y bajar de peso de forma constante y saludable. Las pastillas para adelgazar y los programas de dietas restrictivas pueden causar déficit de nutrientes, daños en los órganos, colesterol alto y muchos otros problemas de salud peligrosos.
No se trata de seguir dietas estrictas en la que se limitan grupos de alimentos. Se trata de comer de todos los grupos de alimentos para obtener todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. La estrategia se basa en tomar menos calorías de las que gastamos a costa de azúcares y grasas, especialmente las que no son saludables. A esta estrategia se le llama dieta hipocalórica.
Verdad: Comer mejor no tiene que costar mucho dinero. Muchas personas piensan que los alimentos frescos son más saludables que los enlatados o congelados. Por ejemplo, algunas personas piensan que la espinaca es mejor cruda que congelada o enlatada. Sin embargo, algunas frutas y vegetales enlatados o congelados proporcionan tantos nutrientes como los frescos y a un costo menor. Escoja vegetales enlatados bajos en sal y frutas enlatadas en su propio jugo o en agua. No se olvide enjuagar a los vegetales enlatados para quitarles el exceso de sal. Algunos productos del mar enlatados, como el atún, son saludables, de bajo costo y fáciles de conservar en la dispensa. Otras fuentes saludables de proteína que no cuestan mucho son las lentejas, las alverjas o chícharos y los frijoles enlatados, congelados o empaquetados en funda.
En la década de los 40 años en la mujer aparece la menopausia y los problemas derivados del cambio hormonal que supone. En función del estado de cada fémina, tendrá que llevar a cabo un cambio nutricional, incorporando el calcio a su dieta. “Las mujeres con osteopenia no asimilan bien el calcio porque no tienen suficiente vitamina D3. Esta vitamina, además de estar presente en algunos alimentos, se encuentra en el sol. Por eso se recomienda hacer ejercicio al aire libre. Si no es posible, hay que empezar a tomar suplementos de vitamina D”, resume Isidro.
Practica ejercicio físico: No sólo es importante que tengas una vida activa: evitar el coche, los ascensores, las escaleras mecánicas y el sofá. Mejor sube las escaleras a pie. ¡Y a parte encuentra el deporte que te hace disfrutar!  Puedes ir en bici, caminar, gimnasio… El ejercicio te ayuda a perder grasa corporal, a mejorar tu forma física y tu salud. Si lo puedes practicar al aire libre mucho mejor, así también aprovechas el contacto del sol con la piel y aumentas tu síntesis de vitamina D.
Por fin, una página que no dice mentiras, y que no busca vender píldoras, ni dietas, ni fórmulas mágicas, realmente es solo la alimentación, y la actividad física claro está. He comprobado en el pasado que todo lo escrito aquí es verdad, ya que sin yo querer dos médicos me pusieron a dieta forzosa por cuestiones de salud, y recuerdo que lo que comía era justo como lo que se describe en este artículo (yo nunca había hecho una dieta antes en mi vida), y efectivamente: di un bajón de peso, a pesar de que yo era delgada, bajé mucho de peso, y sí, sucedió solo en un par de semanas, ni siquiera pasó mucho tiempo cuando noté que mis pantalones ya me quedaban grandes y mi cintura se afinaba más. Si a mí que soy delgada y no necesitaba bajar kilos de peso me hizo adelgazar, cuánto más le beneficiará a alguien que si necesita perder unos kilos que tenga de más. Felicidades a la autora! y ojalá siga habiendo gente buena como Ud., que busca dar información certera y no engañar a la gente con información de dietas milagro. Enhorabuena !
Cuando se está durante el proceso de pérdida de peso es posible que el médico o el nutricionista indique, además de la alimentación saludable y de la pérdida de ejercicio, la ingesta de algún medicamento o remedio natural que ayuden a acelerar el metabolismo, quemar la grasa acumulada, inhibir la absorción de grasa en el intestino, disminuir el apetito, controlar la ansiedad o a combatir la retención de líquido. 

Esta dieta como otra dieta que quieras practicar y/o que te veas capaz de llevar a cabo funcionará si la sigues al pie de la letra, aunque también os digo que lo mejor es que, os metáis en la dieta que os metáis, lo mejor es que consultéis a un profesional de la nutrición para que la efectividad sea la correcta y además cumpla tus expectativas al 100%.


Comer muchas verduras. Es importante incluir en todas tus comidas verduras, ya que nos aportarán pocas calorías y nos proporcionarán muchas vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Con la fibra de las verduras conseguiremos regular nuestro tránsito intestinal y además hará que los azucares de la dieta se liberen lentamente a la sangre aumentando el tiempo de saciedad al mantener estable los niveles de glucosa en sangre.
×