La dieta, también llamada 5:2, no ha estado exenta de críticas que señalan su potencial para provocar desórdenes alimenticios. Sus detractores han advertido también que puede producir hipoglucemia, problemas digestivos y estreñimiento si no se aumenta considerablemente el consumo de agua durante los días de semiayuno. Para evitar sufrir estos efectos secundarios, los creadores de la dieta rápida han incluido un apartado en el sitio web del libro con menús prácticos y saludables limitados a 600-800 calorías diarias.
Haz ejercicio de bajo impacto. El ejercicio aeróbico intenso puede ayudar a perder peso rápidamente a largo plazo, pero en el espacio de 2 semanas, este tendrá muy poco impacto en la perdida rápida de peso. La mejor opción es conservar tu energía y apegarte a caminar, andar en bicicleta, nadar y trotar liviano para ayudar a quemar unas calorías extra sin quedar exhausta.
Para conseguir lo mencionado puedes realizar varios ejercicios que requieran mover varios grupos musculares al mismo tiempo y cierto tipo de desplazamiento. Por ejemplo, el sprint clásico o correr a tope aumenta el ritmo cardiaco y el movimiento se ejecuta usando principalmente el tren inferior, pero también incluye el core y movimientos de brazos.

Elige ejercicios que requieran que todo el cuerpo ejerza un esfuerzo. Descansa por lo menos de 24 a 48 horas entre cada sesión de entrenamiento de fuerza del mismo grupo muscular y toma 1 o 2 días de descanso cada semana. De esta forma, ejercitas todos los grupos de músculos y quemas calorías con más músculos a la vez, como si estuvieras haciendo varias tareas al mismo tiempo con el ejercicio. Por ejemplo: combina una forma de entrenamiento de resistencia con los brazos (intenta levantar pesas pequeñas por encima de la cabeza mientras haces otro ejercicio) al mismo tiempo que corres o haces bicicleta.[4]
De un tiempo a esta parte, se ha puesto muy de moda el cardio de alta intensidad a intervalos o también conocido como HIIT por sus siglas en inglés. Según afirman diversos expertos, el HIIT es sin duda mejor para quemar grasa, y además mejora nuestra resistencia. En 2013 se realizó un estudio en mujeres con obesidad, en el que se observaron más mejoras en el perfil lipídico (la cantidad de grasa que quemaron) en aquellas que usaron el entrenamiento de alta intensidad por intervalos por encima de otros tipos de ejercicio cardiovascular. Si el cardio de toda la vida no te funciona, pruébalo.
Evita las dietas relámpago, las pastillas para adelgazar y las dietas de “soluciones rápidas” que restringen las calorías o los grupos de alimentos de forma severa. Las dietas relámpago y las técnicas para bajar de peso rápidamente no siempre son eficaces y algunas pueden ser peligrosas. Las pastillas, los polvos y programas de dieta que restringen las calorías de forma extrema, la eliminación de grupos completos de alimentos o el exceso de ejercicio pueden ser muy peligrosos para la salud. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) no supervisa las pastillas y los suplementos y podrían no ser seguros. A menos que tengas una razón médica para evitar un determinado tipo de alimento, debes llevar una dieta equilibrada y variada, ya que es esencial para tener una nutrición adecuada y bajar de peso de forma constante y saludable. Las pastillas para adelgazar y los programas de dietas restrictivas pueden causar déficit de nutrientes, daños en los órganos, colesterol alto y muchos otros problemas de salud peligrosos.
Evita el alcohol. Tu cuerpo almacena el alcohol en forma de grasa. Éste también detiene el metabolismo de la grasa hasta que pueda ser eliminado del cuerpo por el hígado. Dado que tu hígado es instrumental en el proceso de quema de grasa, no puede procesarla mientras está ocupado limpiando el alcohol de tu cuerpo. Además, cualquier comida que comas, al mismo tiempo que consumes alcohol será almacenada como grasa hasta que el hígado puede eliminar el alcohol y retomar su responsabilidad en la quema de grasa.
Considera la dieta HCG. Advertencia: Las inyecciones de HGC no tienen apoyo de evidencia cientiífica, y pueden ser peligrosas para la salud.[11] Esta es una dieta muy polémica que combina inyecciones o suplementos de HCG (gonadotropina coriónica humana) con un consumo de calorías rigurosamente restringido. Para la mayoría de las personas, basta con restringir las calorías (solo 500 a 800 calorías por día) para promover la pérdida de peso. Esta cantidad de calorías es significativamente menor que la cantidad recomendada de calorías diarias, incluso para las personas que intentan bajar de peso. Las dosis de HCG se suministran a través de inyecciones o en forma de gotas.[12]

Puedes suplementarte con cafeína o té verde, ya que estimularán la quema de grasa durante el ejercicio que deberás realizar y además pueden ayudarte a tener más energía durante los entrenamientos. En las tiendas especializadas de nutrición también encontrarás productos que contienen una variada mezcla de estimulantes, que te pueden echar un cable en tu objetivo. Eso sí, jamás olvides que son suplementos y que son solo una ayuda, y no los uses para sustituir comidas.


¿Y qué pasa entonces? El estómago se acostumbra a consumir mucha comida y cada vez necesita más para sentirse lleno. Piensa que el estómago cuando nota la presión de los alimentos en sus paredes envía un mensaje de saciedad al cerebro. Un estómago que se ha dado de sí necesita mucho alimento para enviar esta señal. Por eso las dietas son un sacrificio porque el estómago se queda con hambre. Mi propuesta: lograr que la capacidad de ese globo que es tu estómago se haga más pequeña y que te sientas saciada comiendo menos.

La estrategia sirvió tanto para las personas que seguían dietas reducidas en grasas como para las que seguían dietas reducidas en carbohidratos. Y en su éxito no parecía influir la genética o la respuesta de sus niveles de insulina a los carbohidratos, un hallazgo que pone en duda la idea, cada vez más popular, de que las dietas se deben recomendar a las personas con base en su composición genética o en su tolerancia a los carbohidratos o grasas.
No obstante, la nueva investigación descubrió que, al cabo de un año de centrarse en la calidad de los alimentos, en lugar de las calorías, los dos grupos bajaron de peso de forma considerable. En promedio, los miembros del grupo reducido en carbohidratos bajaron poco más de seis kilos, mientras que los del grupo reducido en grasas bajó aproximadamente cinco. Ambos grupos notaron mejora en otros marcadores de salud, como la disminución de su cintura, reducción de la grasa corporal, de los niveles de glucosa en sangre y de la presión arterial.
Bebe 1’5 litros de agua diarios y evita alcohol, refrescos y zumos. La hidratación debes realizarla básicamente con agua. Evita la bebidas azucaradas, refrescos, zumos envasados y alcohol, que no dejan de ser un gran aporte de calorías y azúcares. Ocasionalmente podrías consumir un refresco light, pero hay otras opciones más saludables, como un té frío, agua con gas…
Uno de los mejores entrenadores del mundo, el australiano Luke Ashcroft, compartió en el 'Daily Mail' el mejor método para quemar la grasa alojada en tu abdomen en solo media hora cada día, avalado por la Escuela de Medicina de Harvard. "Aunque es posible que debas adoptar un enfoque a largo plazo para deshacerte de los kilos de más, esto no significa que debas emplear mucho tiempo al día para cumplir tu objetivo", señaló. "Solo con 15 o 30 minutos diarios de ejercicio moderado tendrás más que suficiente para conseguir un vientre más plano".
Hola,tengo que bajar unos 15 kg y la gran parte es obesidad abdominal. Mi problema es que trabajo en turnos nocturnos. Eso me obliga a comer de noche 3 o 4 veces por semana ya que son turnos de 12 horas. De ejercicio ando tanto como puedo los días de descanso pero no puedo correr por una lesión antigua en la pierna. Tampoco puedo pasarme con el aeróbico porque tuve un infarto hace unos años y no lo pudieron revascularizar por tanto si me pasó de pulsaciones hago dolores torácicos que controlo con pastillas y reposo. Alguna idea para mí posible dieta???? Adaptada a mi horario intempestivo, claro. Gracias.

Cuando se siguen estas recomendaciones, el objetivo en el 99% de los casos es puramente de pérdida de peso, sin preocuparse por el mañana, por ese octubre que también llegará y si nos has seguido un proceso de educación nutricional, todos los errores que hacías antes de empezar la operación bikini, volverán y la balanza volverá a subir (conocido como el efecto yo-yo de las dietas no saludables). No tiene ningún sentido ponerse a dieta cada mayo, para recuperarlo en septiembre y luego volver hacer operación bikini el año siguiente, y así cada año… Es muy importante que tengas claro el objetivo y éste debe ser mejorar los hábitos alimentarios y que estos cambios se mantengan para siempre. Debemos de querer más a nuestro cuerpo, que al fin y al cabo sólo tenemos uno y debe durar para siempre. En definitiva, ninguna operación es más eficaz que la que combina una alimentación saludable y variada durante los 365 días del año y la práctica deportiva con continuidad.
Seguir dietas que presentan una o más de estas características: no tienen aval científico, presentan una restricción estricta de según qué alimento (como los temibles hidratos de carbono, por ejemplo), se basan en un solo alimento: en batidos, complementos que te prometen ser Elsa Pataki en 3 semanas… Te prometen rapidez en conseguir los objetivos omitiendo las consecuencias que pueden conllevar, y un sinfín de ejemplos más. Aunque esto último puede llamarte la atención, no te dejes llevar por la impaciencia.
Pon una cazuela en el fuego con 2 cucharas soperas de aceite y un ajo picado. Una vez esté el ajo pochado, añade un puerro cortado a trocitos y deja que se cocine unos minutos. Echa una patata troceada a dados y 7 espárragos blancos en conserva cortados por la mitad. Añade una pizca de sal, el agua de los espárragos y un poco de agua hasta cubrir las verduras. Deja que cocine a fuego medio y una vez esté la patata tierna, tritura hasta que quede una textura fina.
En esta dieta para bajar de peso en 2 semanas incluiremos ensalada como un plato permanente. La ensalada verde la debes preparar con estos ingredientes: Pepino, lechuga, tomate, judías, cebolla perla, pimiento, semillas de girasol, germinados, zanahoria. Puedas aderezar con aceite y vinagre pero apenas salpicar sin abusar. Y si deseas agregar sal que sea solo una pizca, y solo en el caso que de verdad lo prefieras. Entre comidas también puedes tomar te verde o tibetan tea para adelgazar aún más.
Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista JAMA, podría cambiar ese consejo. La investigación reveló que quienes reducen su consumo de azúcares añadidos, granos refinados y alimentos demasiado procesados, a la vez que aumentan su consumo de verduras y alimentos no procesados, bajan mucho de peso a lo largo de todo un año, sin preocuparse por contar las calorías o limitar el tamaño de sus porciones.

Si desea utilizar este articulo en su sitio, por favor haga clic aquí. Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Mercola.
Hola Anna, les calories que aporten els 2 tipus de pa són molt similars. Si esculls pa integral tindràs més sensació de sacietat que menjant el pa blanc. A més aporta més nutrients i fibra. La quantitat depen de la teva despesa energètica, del pes que hagis de perdre i de la quantitat d’altres fonts de hidrats de carboni complexes que ingereixis al llarg del dia. Gràcies pel teu comentari.

Verdad: Hacer actividades que ayudan a fortalecer los músculos regularmente puede ayudarle a quemar más calorías. Para fortalecer los músculos, puede levantar pesas, utilizar bandas de goma o ligas grandes de resistencia, hacer flexiones o abdominales, o hacer quehaceres domésticos o tareas de jardinería que le hagan levantar algo o cavar. Hacer actividades de fortalecimiento 2 ó 3 días a la semana, no le hará "demasiado musculoso". Solamente el entrenamiento intenso para endurecer los músculos, combinado con la genética (los genes heredados de los padres), logran formar músculos muy grandes.

Otra forma de quemar la grasa abdominal es añadir tomates en tu dieta. Esta hortaliza contribuye a eliminar la grasa de nuestra sangre y de nuestro organismo consiguiendo, así, acelerar el metabolismo y conseguir que se convierta en un potente quemagrasas natural. Además su alto contenido en vitamina C y en antioxidantes lo convierten en un aliado perfecto para disfrutar de un buen estado de salud.
4. Crossfit: Primo hermano del Bootcamp, es un entrenamiento funcional con movimientos globales y atléticos en los que intervienen una mayor cantidad de grupos musculares. "En sesiones de 45 minutos, con calentamientos incluidos, se obtiene el máximo rendimiento", relata Roberto Crespo, entrenador personal de Zagros Sports (Madrid). A pesar de que se suele calificar como un deporte apto para todos los públicos, lo cierto es que se requiere gozar de un buen estado de forma en general para practicarlo. Se queman entre 600 y 700 calorías por sesión.
Beneficios en general del batido de alfalfa, pepino y miel: Siendo uno de los mejores batidos, este tiene la función de mejorar tu sistema digestivo completamente, limpiando y purificando tu estómago, evita las bacterias y combate la que ya existen, mejora la mucosa estomacal y del hígado, combate la anemias debido fortalece y regenera la hemoglobina como también desintoxica la sangre y controla la diabetes efectivamente, sin duda unos de los mejores batidos para quemar grasa.
Asimismo, hay que hacer ejercicios que fortalezcan para los huesos. Un buen ejemplo son los saltos. “Lo ideal es correr, hacer ejercicios con step, saltar a la comba, hacer pequeñas sentadillas con salto o zancadas también con salto”, dice este experto. Algo que, en general, se desconoce es que “a partir de esta edad la mujer tiene que ir reduciendo los ejercicios cardiovasculares, ya que su exceso conlleva una pérdida de masa muscular y ósea. Por ejemplo, se pueden hacer 3 o 4 días de ejercicios de fuerza a la semana y 1 o 2 de cardiovascular”.
La grasa y los carbohidratos le proporcionan energía a tu cuerpo y si quitas ambos de tu mesa lo único que vas a conseguir es pasar hambre, sufrir de antojos y cansancio. Incluso podrías enfermar. Así que no caigas en la trampa de creer que perderás peso más rápido si haces el combo cero grasas y carbohidratos. Tarde o temprano no lo soportaras y renunciaras a la dieta.

Por eso si consumes este endulzante no será raro que te aficiones a los dulces y las cosas se podrían poner peor. Este producto fue creado hace muy poco tiempo así que todavía no podemos saber que efectos le podría causar al cuerpo si lo consumes más de 15 años, aunque con los resultados actuales no se ve muy prometedor ese futuro. Además debes de estar muy atento. Las compañías que ganan mucho dinero comercializando bebidas “light”, gastan mucho dinero en financiar estudios que muestran  efectos neutros o positivos de los edulcorantes.
Dicen que tomar una copa de vino o de cerveza no es malo, pero el problema es que después de la primera…vienen la segunda o la tercera. Además, solemos acompañar el alcohol de alimentos poco saludables como patatas fritas o diferentes snacks. Y claro, al final la mezcla calórica es mayor de la que pensábamos. Evita consumir alcohol y tendrás mucho terreno ganado, ya que además después de beber tenemos más hambre.
×