Ojo, son todas las noches, no sólo los fines de semana. Un estudio de la Universidad Brigham Young descubrió que las personas que tienen unos hábitos de sueño regulares durante toda la semana tienen niveles más bajos de grasa corporal. En cambio, aquellos cuyos hábitos son caóticos vuelven loco a su reloj interno, haciendo que su cuerpo secrete hormonas que almacenan grasa, como el cortisol.
No trates de privarte de alimento. Descuidar el consumo suficiente de calorías de forma regular puede ocasionar el efecto contrario de lo que buscas y, si lo haces de forma prolongada, puedes poner tu vida en peligro. Si has tratado de bajar de peso omitiendo varias comidas o reduciendo de forma drástica la cantidad de calorías que ingieres diariamente, habla con un profesional de la salud para obtener información sobre los trastornos alimentarios.
Deja las bebidas azucaradas. Bebe jugos bajos en calorías 100% de fruta natural, agua mineral o agua pura, en lugar de bebidas gaseosas, bebidas energéticas, cafés con saborizantes y martinis. Reducir las calorías con sustitutos puede ser mucho más fácil de lo que crees. Por ejemplo: un café con leche por la mañana puede contener 500 calorías. Dado que ½ kg (1 libra) de grasa corporal (que se suba o se pierda) equivale aproximadamente a 3500 calorías, si sustituyes esa rica bebida por café negro, puedes perder ½ kg (1 libra) a la semana.[16]

Para De Luna, “el principal obstáculo para la pérdida de peso en la infancia y adolescencia es el sedentarismo. El tiempo de ocio dedicado a actividades en las que se consume poca energía -en general, relacionadas con la tecnología- ha aumentado de forma drástica en los últimos 10 años.  La obesidad es un importante problema de salud, ya que causa enfermedades crónicas (diabetes mellitus, hipercolesterolemia, artrosis, etc.). Cuantos más años de evolución tenga la obesidad, más grave y más consecuencias tendrá para la salud. Por eso, es preciso ayudar a los más jóvenes a adquirir hábitos de salud que incluyan la realización de ejercicio físico de forma regular”.
Internet y Youtube está lleno de vídeos con consejos para adelgazar 5 kilos en 3 días o en una semana. ¿Pero es posible perder 5 kilos en tan pocos días? La respuesta es que sí se puede hacer pero va en contra de tu salud. Si buscas perder peso muy rápido, lo harás fundamentalmente en forma de agua y a costa de perder músculo. Perder más de medio kilo de grasa a la semana es muy poco común, especialmente si no se lleva un estilo de vida activo y se practica deporte. Para buscar este tipo de pérdidas tan rápidas, se suelen hacer con dietas de sobres de menos de 1.000 calorías o mediante caldos o bebidas que aportan muy pocas calorías (y nutrientes)
El último componente es el “Manual de Motivación”. Aunque este es un programa corto de tan solo 2 semanas, no es fácil, ya que requiere que hagas grandes cambios en un período corto de tiempo. Mucha gente se sentirá desmotivada y querrá abandonarla. El manual de motivación levantará tu espíritu, haciendo que te concentres y  asegurándose que sigas adelante.
Hace 100 años solamente la gente adinerada podía comer chocolate ya que era muy caro. Los dulces eran un artículo de lujo, pero al llegar la industrialización bajaron los costos y el marketing empezó a hacer de las suyas. El mercado potencial fueron los niños y asunto arreglado, generaciones sufriendo adicción desde la infancia. Pero no te preocupes, es posible de superar. Como cualquier adicción necesitas de fuerza de voluntad, pero por favor, no hagas lo mismo con tus hijos y no los premies con dulces.

Haz la dieta mediterránea. Si bien no se ha demostrado que alguna dieta funcione, la dieta mediterránea es la que más se acerca. Esta dieta se basa en los ingredientes tradicionales y los estilos de cocina de las personas que viven cerca del mar Mediterráneo. Los estudios han demostrado que las personas que siguen esta dieta han reducido el riesgo de enfermedades del corazón. Además, las ayuda a bajar de peso y lucir delgadas y esbeltas.[21] Céntrate en comer los siguientes alimentos (y eliminar el pan, los productos lácteos y los alimentos procesados):


Durante la menopausia el aumento de peso en la sección media del cuerpo es rápido y bastante común en las mujeres que transitan este proceso. Estas mujeres, que experimentan un aumento de peso extra alrededor del abdomen, corren un alto riesgo de desarrollar problemas cardíacos, diabetes y otros problemas de salud. Aprende a reducir el consumo de calorías y a incrementar la cantidad de ejercicios físicos diarios para reducir ese aumento de peso que es consecuencia de la menopausia.
La estrategia sirvió tanto para las personas que seguían dietas reducidas en grasas como para las que seguían dietas reducidas en carbohidratos. Y en su éxito no parecía influir la genética o la respuesta de sus niveles de insulina a los carbohidratos, un hallazgo que pone en duda la idea, cada vez más popular, de que las dietas se deben recomendar a las personas con base en su composición genética o en su tolerancia a los carbohidratos o grasas.
Considera la dieta HCG. Advertencia: Las inyecciones de HGC no tienen apoyo de evidencia cientiífica, y pueden ser peligrosas para la salud.[11] Esta es una dieta muy polémica que combina inyecciones o suplementos de HCG (gonadotropina coriónica humana) con un consumo de calorías rigurosamente restringido. Para la mayoría de las personas, basta con restringir las calorías (solo 500 a 800 calorías por día) para promover la pérdida de peso. Esta cantidad de calorías es significativamente menor que la cantidad recomendada de calorías diarias, incluso para las personas que intentan bajar de peso. Las dosis de HCG se suministran a través de inyecciones o en forma de gotas.[12]
Los tipos de dietas vegetarianas en los Estados Unidos pueden variar enormemente. Algunas personas no comen ningún tipo de producto animal, mientras que otras consumen leche y huevos junto con los alimentos vegetales. También hay quienes se alimentan principalmente siguiendo un plan vegetariano, pero incluyen pequeñas cantidades de carne, mariscos, pollo o pavo.
Hola, en lo personal eliminar la grasa en la zona del abdomen se me hace dificil, el resto de mi cuerpo esta en forma(esta bien), pero en mi abdomen ultimamente incluso noto la apariencia como si tuviera celulitis, realizo ejercicio de fuerza y cardio con bastante regularidad, pero esa grasa se me hace dificil encontrar como trabajarla. Me gustaria saber su opinion.
No te saltes ninguna comida: Si lo haces a menudo con la finalidad de “compensar un extra”, deja de hacerlo o sino tu cuerpo reaccionará y se va a defender. ¿Cómo? Tendrás más hambre en las siguientes horas o incluso en el día siguiente y esto te hará comer más o picar. El hambre se acumula, por lo tanto, saltarse comidas puede provocar el objetivo contrario de lo que buscas.
Debes apoyar tu peso en los dedos de los pies. Las manos han de estar debajo de los hombros. El cuerpo, recto, rectisimo. Debes tener cuidado, asegura Sims, de mantener tu núcleo bloqueado, para que se forme una línea recta entre la cabeza, los glúteos y los talones. Vamos, que no muevas ni un músculo. Una vez que tengas dominada la postura, dobla los brazos y baja lo que puedas, y luego vuelve a la posición inicial extendiendo las extremidades superiores.
×