Los nutricionistas que se han posicionado a favor de este régimen alimenticio centran sus argumentos en que el ayuno intermitente reduce los niveles de la hormona llamada IGF-1. Esta última juega un papel muy importante en el crecimiento infantil y la pubertad, pero en los adultos continúa teniendo efectos anabolizantes. Sus altos niveles en la edad adulta aumentan el riesgo de las divisiones celulares, tales como las del cáncer. Es por ello que se relaciona el ayuno intermitente con la reducción de los riesgos de contraer enfermedades graves.

Ya sabemos que comer pescados ricos en ácidos grasos omega 3 (como el salmón o atún) acelera tu metabolismo, además de regular los niveles de azúcar en sangre y reducir otros problemas como la inflamación. Pero algunos estudios han comprobado que estos ácidos grasos también ayudan a reducir la resistencia a la leptina, una hormona que facilita la pérdida de peso.

Es muy difícil dejar de lado comida como las pastas, el helado, el pan, las galletas, pasta, e incluso en algunas tiendas venden chocolates libres de carbohidratos. Hay muchísima publicidad creativa que te hace creer que el producto es saludable. ¿No me crees?  Después de leer este artículo, ¿qué tan nutritivos te parecen los cereales de caja, los jugos de fruta para beber, y las galletas vitaminadas? Las empresas que ofertan estos productos son emporios millonarios que los venden principalmente a madres que se preocupan por la alimentación de sus hijos como si fueran sanos.  ¡No caigas en la trampa!
“A los 30 se inicia la pérdida de masa muscular de manera suave, reduciendo la fuerza”, dice Isidro. Como añadido, en las mujeres empieza a aparecer la osteopenia. De ahí la importancia de empezar a hacer ejercicio físico (cardiovascular, por ejemplo) dejando el deporte poco a poco. “Obligatoriamente tienen que practicar ejercicios que trabajen la fuerza de la masa muscular, como sentadillas, zancadas y empujes (o flexiones) contra la pared y el suelo.  
Hace pocos días que hemos recibido a la primavera y eso significa que ya quedan pocas semanas para que se acerque el verano, la playa, las vacaciones y ¡la ropa de verano! Esta es una época especialmente positiva para la mayoría de las personas sin embargo hay a quien le entran las prisas por perder esos kilos de más que llevan arrastrados desde hace ya algunos meses y quedaban escondidos debajo del abrigo.
Dado que para tener un abdomen tonificado y firme deberíamos tener un porcentaje de grasa bajo, es necesario resolver este pregunta: ¿Es más efectivo perder primero la grasa y luego tonificar los abdominales? Tal y como señala Merchán, lo ideal es trabajar al mismo tiempo la mejora de la fuerza abdominal aumentando el tono y, de forma simultánea, realizar un entrenamiento enfocado a la pérdida de grasa. No obstante, si se desea bajar primero el procentaje de grasa, el experto de David Lloyd Aravaca aconseja combinar el entrenamiento de fuerza con ejercicio cardiovascular (obviamente cuidando la alimentación) y después recurrir al yoga, pilates o ejercicios focalizados en el abdomen para tonificarlo.
Hola,tengo que bajar unos 15 kg y la gran parte es obesidad abdominal. Mi problema es que trabajo en turnos nocturnos. Eso me obliga a comer de noche 3 o 4 veces por semana ya que son turnos de 12 horas. De ejercicio ando tanto como puedo los días de descanso pero no puedo correr por una lesión antigua en la pierna. Tampoco puedo pasarme con el aeróbico porque tuve un infarto hace unos años y no lo pudieron revascularizar por tanto si me pasó de pulsaciones hago dolores torácicos que controlo con pastillas y reposo. Alguna idea para mí posible dieta???? Adaptada a mi horario intempestivo, claro. Gracias.

Es posible que hayas leído en Internet o en alguna revista sobre la posibilidad de adelgazar 5 kilos en una semana o incluso en 3 días. Si bien no digo que esto no sea posible, lo que no cabe duda es que si lo consigues será poniendo en riesgo tu salud. Como dietista – nutricionista siempre recomendaré que sigas una dieta saludable y personalizada de acuerdo a tu gasto calórico. Huye de las dietas milagro para adelgazar rápido y orienta tu alimentación hacia el cambio de hábitos, solo así conseguirás evitar el efecto rebote y sus consecuencias.


Debes apoyar tu peso en los dedos de los pies. Las manos han de estar debajo de los hombros. El cuerpo, recto, rectisimo. Debes tener cuidado, asegura Sims, de mantener tu núcleo bloqueado, para que se forme una línea recta entre la cabeza, los glúteos y los talones. Vamos, que no muevas ni un músculo. Una vez que tengas dominada la postura, dobla los brazos y baja lo que puedas, y luego vuelve a la posición inicial extendiendo las extremidades superiores.

×