English: Lose Weight Fast, Français: perdre rapidement du poids, Deutsch: Schnell abnehmen, Português: Perder Peso Rapidamente, Русский: быстро похудеть, 中文: 快速减肥, Nederlands: Snel afvallen, Čeština: Jak rychle zhubnout, 日本語: すぐに体重を落とす, Bahasa Indonesia: Cepat Menurunkan Berat Badan, Italiano: Perdere Peso Velocemente, हिन्दी: तेजी से वजन घटाएं, العربية: إنقاص وزنك سريعًا, 한국어: 빨리 체중감량하는 방법, Tiếng Việt: Giảm cân Nhanh, ไทย: ลดน้ำหนักให้ได้ผลเร็ว
"A menudo caemos en la trampa de pensar que para hacer ejercicio tenemos que seguir una serie de pasos algo tediosos: conducir hasta el gimnasio, cambiarnos de ropa, caminar en una cinta de correr durante media hora, ducharnos, cambiarnos otra vez de ropa y luego regresar en coche hasta casa. En realidad, caminar por el parque, subir un tramo de escaleras o hacer algunos ejercicios destinados a perder peso son las formas más efectivas de conseguir nuestros objetivos", afirma.
Primero de todo, no te agobies y sobre todo no trates de perder el peso que necesitas de manera poco saludable. Recuerda que muchas “dietas milagro” que te prometen mucha pérdida de peso en poco tiempo, generan efectos perjudiciales en tu organismo, además de producir un efecto rebote una vez finalizadas. Por ejemplo es común en esos casos hacer dieta en esta época del año y luego recuperar todo el peso perdido e incluso incrementarlo más durante las vacaciones de agosto. Mi intención es que pierdas esos kilos que te sobran de manera saludable.
Más variedad de cocciones. Ya puedes cocinar a la plancha, pero procurando que los alimentos no queden muy tostados, para seguir controlando el estímulo que hace que el cerebro reclame más comida. Para ello, pon el fuego fuerte al principio, hazlos un poco por los dos lados y, antes de que se doren, bájalo y acaba la cocción. También puedes cocer al horno regando los alimentos con sus jugos o con caldo de verduras, para que queden tiernos. También puedes incorporar nuevas cocciones, como el wok, pero sigue siendo recomendable no dejarlo demasiado crujiente. Para no añadir más aceite, riega el wok con caldo vegetal.
Verdad: Los estudios muestran que las personas que siguen un plan de alimentación vegetariano por lo general consumen menos calorías y grasas que las personas que no son vegetarianas. Algunos estudios también han encontrado que la alimentación estilo vegetariana está asociada con un nivel más bajo de obesidad, de presión arterial y de riesgo de enfermedad cardiaca. Los vegetarianos también tienen menos grasa corporal que las personas que no son vegetarianas. Sin embargo, tanto los vegetarianos como los no vegetarianos pueden escoger alimentos no tan saludables que pueden afectar su peso haciéndolo subir. Por ejemplo, tal vez coman cantidades grandes de alimentos con mucha grasa y calorías y con poco valor nutricional.
Arándanos: Con ingerir una vez al dias ya estarías por parte de los arándanos aportando el 25% de la vitamina C que requiere el cuerpo diariamente, en combinación fácilmente se puede obtener el 100% por ciento y más, esta fruta contiene propiedades anti cancerígenas y efectos que potencian la memoria, muy recomendada para disolver las piedras en los riñones y mejorar su trabajo eficazmente.
Un estudio en el 2012 encontró que una dieta baja en carbohidratos te ayuda a quemar 300 calorías más al día, ¡aún mientras duermes! ¿Pero qué son 300 calorías? Pues equivalen a un hora de ejercicio. Una manera muy atractiva de bajar de peso y de mejorar tu salud. En pocas palabras, bajar la insulina pone la pérdida de grasa en “piloto automático”. (3)(4)
Más verduras y frutas. En cada comida empieza por un buen plato de verdura, preparada como más te guste. Come tanta como desees hasta sentirte satisfecho. El aporte de fibra de la verdura te hará sentirte saciado por más tiempo, impidiendo así que sientas hambre y piques entre horas. Complementa las comidas con huevo, pescado o carne magra, acompañadas siempre por ensalada.
Debes apoyar tu peso en los dedos de los pies. Las manos han de estar debajo de los hombros. El cuerpo, recto, rectisimo. Debes tener cuidado, asegura Sims, de mantener tu núcleo bloqueado, para que se forme una línea recta entre la cabeza, los glúteos y los talones. Vamos, que no muevas ni un músculo. Una vez que tengas dominada la postura, dobla los brazos y baja lo que puedas, y luego vuelve a la posición inicial extendiendo las extremidades superiores.
×