Esto se aplica a las mujeres también, pero nos dirigimos a ellos porque toman más cerveza en promedio. ¿Pero porque tenemos que olvidarla? En algunos lugares se le llama pan líquido, no necesitamos explicar más. “La pancita cervecera” es el resultado de los carbohidratos que contiene esta bebida y como ya sabes al tener carbohidratos en el cuerpo la insulina prefiere quemarlos a estos  en vez de a la grasita.
No todos somos iguales. Aunque el objetivo es adelgazar 5 kilos, no todo el mundo tiene las mismas necesidades proteicas. Por ejemplo, un hombre adulto de 75 kilos necesita 62 gramos al día de proteínas, mientras que una mujer de 65 kg necesita 53 gramos al día de proteínas de media. Si eres hombre o llevas una vida muy activa puedes tomar más cantidad de las raciones marcadas.

El plan nutricional de la dieta militar se basa en un ciclo de control de la alimentación de tres días y cuatro días de descanso. Esta dieta te permitirá adelgazar de forma rápida, además de quemar grasas rápidamente, recargarte de energía y además acelerará tu metabolismo. Es por ello, que quienes la llevan a cabo defienden su eficacia a pesar de su ligero nivel de esfuerzo, ya que es más fácil esforzarse durante un período de tiempo corto, teniendo la recompensa de unos días de descanso posterior.


Lo que es peor es que algunas de las grasas contenidas dentro de ciertos alimentos chatarra en realidad puede hacer que su cuerpo anhele más alimentos. Esto sólo le hará más insalubre y con sobrepeso. Los efectos de estos antojos pueden durar días después de consumir la comida chatarra. Un buen ejemplo es mantener la comida chatarra fuera de su dieta tanto como sea posible.
¿Cansado de tener esos kilos de más? La mejor manera de bajar de peso y mantenerte en forma es crear un plan de alimentación bajo en calorías que puedas seguir durante mucho tiempo. Si simplemente quieres bajar algunos kilos rápidamente, hay una serie de técnicas y consejos que puedes seguir para ayudarte a alcanzar tus metas a corto plazo. Empieza leyendo el primer paso de este artículo para obtener mayor información.
2Reference for 5%: Blackburn G. (1995). Effect of degree of weight loss on health benefits. Obesity Research 3: 211S-216S. 2 Reference for 10%: NIH, NHLBI Obesity Education Initiative. Clinical Guidelines on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults. Disponible en Internet: http://www.nhlbi.nih.gov/guidelines/obesity/ob_gdlns.pdf [PDF-1.25MB]

Ve a un baño de vapor o sauna. Ni las personas con problemas de presión arterial o del corazón ni los niños pequeños deben usar los baños de vapor.[17]Para evitar la deshidratación, limita el tiempo de 15 a 20 minutos al día. Los baños de vapor pueden hacerte perder ½ litro de sudor en tan solo 15 minutos. Una vez más, esta solo es una forma de perder peso en agua, haciendo que adelgaces durante un día o dos. Este método no es para bajar de peso de forma permanente. Para reducir el riesgo de deshidratación, debes hidratarte bebiendo unos cuantos vasos de agua después de estar un rato en un baño de vapor.
Como podemos ver en la imagen el primer día el desayuno consta de un zumo de pomelo o naranja, un café (que podemos acompañar con leche) y una tostada con mantequilla de cacahuete, algo muy utilizado en EE.UU y que nos aporta grasas saludables; eso sí si se trata de mantequilla de cacahuete sin azúcares. Para la hora de la comida tomaremos un café junto con dos rebanadas de pan con atún al natural en lata. Este tipo de comidas suelen hacerlas los soldados fuera de la base, por ello son comidas rápidas o tentempiés. En la cena tomaremos un filete de carne roja acompañado de judías verdes cocidas y una pieza de fruta.
Los lácteos contienen lactosa, que es el azúcar propia de la leche, en diferentes cantidades y ya sabemos que el azúcar disminuye la pérdida de peso. Lo que es más, la leche tiene también proteína que a veces causa el mismo efecto que los carbohidratos en la insulina. Por lo que si dejas de consumir lácteos lo más seguro es que también reduzcas de talla. Eso sí, la mantequilla no la dejes de consumir ya que es casi pura grasa.
Seamos realistas: ya ni operación bikini ni nada. No te da tiempo. Lo has intentado y tal, pero las terrazas y el buen tiempo te han boicoteado la dieta. ¡Malditas! Bueno, aún te quedan unos días para irte a la playa a lucir cuerpazo, de bueno, no de grande. Te proponemos un reto: una dieta de dos semanas para que pierdas esos cinco kilitos que te sobran (son más, pero los otros los dejamos para septiembre mejor).
×