Un estudio de Northwestern Medicine concluyó que aquellos que se despiertan en torno a las 11 de la mañana tienden a consumir, de media, 250 calorías más, la mitad de fruta y productos frescos, y el doble de fast food que la gente que se levanta antes: tres prácticas que favorecen digestiones más lentas y que pueden inflar la zona abdominal. Una práctica no reñida con conseguir las reglamentarias y adecuadas ocho horas de sueño: todo es saber organizarse.
Cuando las personas tratan de perder peso, una de las mayores quejas es la grasa que rodea el abdomen. En comparación con otras partes de nuestro cuerpo, la grasa alojada en el abdomen tiende a ser terca y difícil de perder, sobre todo a medida que envejeces. No hay una solución mágica ni milagrosa para perder esta grasa. Pero trabajando duro y haciendo un cambio en tus hábitos alimenticios, combinado con un programa de ejercicios intensos cardiovasculares y fortalecimiento del área central del cuerpo, puedes maximizar la quema de grasa de tu abdomen y perder el exceso con rapidez y eficacia.
Muchas personas que se ponen a dieta tienden a recuperar el peso que pierden y el estudio no puede asegurar que los participantes podrán mantener sus nuevos hábitos. En promedio, los participantes bajaron de peso considerablemente, aunque también había una variabilidad muy amplia en ambos grupos: algunos subieron de peso y otros perdieron hasta 27 kilos. Gardner afirmó que quienes bajaban más de peso reportaban que el estudio había “cambiado su relación con la comida”. Por ejemplo, ya no comían sentados en su auto ni frente a la televisión, cocinaban más en casa y se sentaban a cenar con su familia (que usualmente impide llenarse en exceso).
Si te preguntas el porqué esto afecta más a los hombres que a las mujeres, la respuesta es que tenemos patrones diferentes de almacenamiento de grasa. Las mujeres almacenan más grasa debajo de la piel y esa generalmente se va a las caderas, a los brazos y a los muslos (forma de pera). Como los hombres almacenan menos grasa debajo de la piel pues esta se va derechito a su estomago (forma de manzana).
Un error común entre los adolescentes es no desayunar, creyendo que al saltarse una comida se pierde peso. “En realidad, ocurre el efecto contrario, el organismo intenta compensar esa falta de energía durante la mañana con un mayor aprovechamiento de los nutrientes al mediodía. Esto provoca una conducta de hambre desproporcionada y apetencia por alimentos hipercalóricos en la comida, estableciendo un circuito de hambre-saciedad que no facilita el retorno del equilibrio nutricional”, indica la endocrinóloga.
Beneficios en general de este jugo para quemar grasa realizado de pera, kiwi y granada: Este batido es un excelente laxante suave que puedes usar para evitar los problemas de estreñimiento, purifica la sangre, como también evita los problemas al corazón, ayuda a expulsar rápidamente la grasa alojada en el organismo y fortalece la sangre para evitar cual parecencia causada por toxinas dañinas que suelen alojarse en la sangre.
Descansa lo suficiente. El descanso adecuado te ayudará a mantener la energía suficiente durante todo el día, haciendo que estés menos propenso a comer en exceso y a lesionarte durante la actividad física. En realidad, la deficiencia de sueño se ha relacionado con la incapacidad de perder grasa, por lo que dormir lo suficiente puede ayudarte realmente en la trayectoria hacia la pérdida de peso.[5]
Consejo: Sólo porque usted está tratando de perder peso, no quiere decir que no pueda comer sus alimentos preferidos. Lo importante es que tenga un plan de alimentación saludable y si un día come algo que engorda mucho, es decir, que tenga muchas calorías, trate de comer menos el resto del día o al día siguiente. Para esto es bueno fijarse en el número total de calorías que come y reducir el tamaño de sus porciones. Encuentre cómo limitar las calorías en sus alimentos preferidos. Por ejemplo, usted puede hornear algunos alimentos en lugar de freírlos o puede usar leche baja en grasa en lugar de crema. No se olvide de llenar la mitad de su plato con frutas y vegetales.

Hola Paloma, si ya vas a un nutricionista tendrías que consultarle tus dudas. Por lo que cuentas en tu mensaje puede que la dieta y la medicación no estén bien pautadas ya que no deberías tener tantas bajadas de azúcar y tampoco deberías subir de peso. Si quieres nosotras podríamos llevarte la parte nutricional de tu tratamiento, puedes ponerte en contacto con nosotras a través del formulario de contacto o vía telefónica. Un saludo.


La comida rápida es hamburguesas y papas fritas en lugares como McDonalds o Burger King, pero ambos tipos de comida chatarra son extremadamente poco saludables para su cuerpo. Soda también, se considera un tipo de comida chatarra, los médicos coinciden en que la adición de comida chatarra en su dieta afecta directamente su peso, haciéndolo más obeso. Pero se pone peor que eso, también está asociado con la presión arterial fuera de control, la caries dental, algunas formas de cáncer, y más.
Evita las dietas relámpago, las pastillas para adelgazar y las dietas de “soluciones rápidas” que restringen las calorías o los grupos de alimentos de forma severa. Las dietas relámpago y las técnicas para bajar de peso rápidamente no siempre son eficaces y algunas pueden ser peligrosas. Las pastillas, los polvos y programas de dieta que restringen las calorías de forma extrema, la eliminación de grupos completos de alimentos o el exceso de ejercicio pueden ser muy peligrosos para la salud. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) no supervisa las pastillas y los suplementos y podrían no ser seguros. A menos que tengas una razón médica para evitar un determinado tipo de alimento, debes llevar una dieta equilibrada y variada, ya que es esencial para tener una nutrición adecuada y bajar de peso de forma constante y saludable. Las pastillas para adelgazar y los programas de dietas restrictivas pueden causar déficit de nutrientes, daños en los órganos, colesterol alto y muchos otros problemas de salud peligrosos.
No obstante, la nueva investigación descubrió que, al cabo de un año de centrarse en la calidad de los alimentos, en lugar de las calorías, los dos grupos bajaron de peso de forma considerable. En promedio, los miembros del grupo reducido en carbohidratos bajaron poco más de seis kilos, mientras que los del grupo reducido en grasas bajó aproximadamente cinco. Ambos grupos notaron mejora en otros marcadores de salud, como la disminución de su cintura, reducción de la grasa corporal, de los niveles de glucosa en sangre y de la presión arterial.
Lo único que te podría recomendar serían ejercicios que involucraran saltos como zancada con salto, cohete con salto, sentadilla con salto pero no sé si el impacto al caer te produciría dolor en la clavícula. Esto debes de analizarlo apropiadamente en casa y probar qué otros movimientos te generan un incrementa de ritmo cardiaco sin necesidad de dolor.
Eo sí, este método está pensado para personas que quieran adelgazar de verdad y hacer realmente un cambio en su modo de alimentarse. También tienen que estar altamente motivadas ya que las dos primeras semanas son bastante intensas. Además, es una dieta muy recomendable para personas con mucho estrés, hinchazón, dolores de cabeza o que suelen tomar antiácidos ya que, además de adelgazar, ayuda a mejorar estos trastornos. ¡Empezamos!

Muchas personas que se ponen a dieta tienden a recuperar el peso que pierden y el estudio no puede asegurar que los participantes podrán mantener sus nuevos hábitos. En promedio, los participantes bajaron de peso considerablemente, aunque también había una variabilidad muy amplia en ambos grupos: algunos subieron de peso y otros perdieron hasta 27 kilos. Gardner afirmó que quienes bajaban más de peso reportaban que el estudio había “cambiado su relación con la comida”. Por ejemplo, ya no comían sentados en su auto ni frente a la televisión, cocinaban más en casa y se sentaban a cenar con su familia (que usualmente impide llenarse en exceso).
Hace 100 años solamente la gente adinerada podía comer chocolate ya que era muy caro. Los dulces eran un artículo de lujo, pero al llegar la industrialización bajaron los costos y el marketing empezó a hacer de las suyas. El mercado potencial fueron los niños y asunto arreglado, generaciones sufriendo adicción desde la infancia. Pero no te preocupes, es posible de superar. Como cualquier adicción necesitas de fuerza de voluntad, pero por favor, no hagas lo mismo con tus hijos y no los premies con dulces.
Un buen ritmo de pérdida de peso es de alrededor de 0,5kg por semana, lo que serian 2kg al mes y en unos 5 meses habrás logrado perder los 10kg. Así que no te plantees “seguir una dieta”, si no cambiar tus hábitos para siempre, de esta forma no solo conseguirás perder peso si no que además lograrás mantenerlo. Plantearte seguir una dieta para adelgazar 10kg en un mes además de no se realista, ten por seguro que afectará a tu salud y que obtendrás un efecto rebote en los siguientes meses que afectarán a tu capacidad futura de mantener un peso sano.
Haz ejercicios para fortalecer la parte central de tu cuerpo y tus músculos abdominales. Tu área central se compone de tu abdomen, la espalda baja y los músculos del pecho que envuelven tu cuerpo. Los músculos ayudan a incrementar el metabolismo y hacen que sea más fácil deshacerse de la grasa. Mediante la construcción de fuerza muscular en tu centro, tu cuerpo de manera natural comienza a quemar más grasa abdominal. Ejemplos de ejercicios para el centro del cuerpo incluyen clases de yoga o Pilates. También puedes hacer sentadillas, abdominales y flexiones para fortalecer los músculos abdominales y del pecho. Mira los Recursos, abajo, para ver un ejemplo de los diferentes tipos de abdominales que puedes hacer. Trabaja en tus músculos centrales tres veces por semana para lograr la máxima quema.

La Dieta de 2 Semanas se divide en cuatro manuales, cada uno de los cuales revela los elementos necesarios para perder peso rápidamente. Le muestra exactamente la cantidad de ciertos alimentos que necesita comer todos los días en función de su peso corporal actual. También le muestra la cantidad de ejercicio que necesita hacer. Todo en este programa es básicamente un programa personalizado en el que no incluye dieta, píldoras, batidos, jugos o cualquier tipo de basura. En cambio, le proporciona los superalimentos específicos que ayudan a su cuerpo a deshacerse rápidamente de la grasa no deseada con un poco de ejercicio ligero en el costado y lo mejor de todo es que realmente funciona. Le permite perder rápidamente mucho peso muy rápido. En este programa, aprenderá cuándo es el mejor momento para beber agua si desea perder peso cuando debe dormir qué tipo de ejercicios queman la grasa del estómago e incluso los tipos de verduras que debe evitar. Para manejar completamente sus problemas de pérdida de peso, Brain Flatt le proporcionó los cuatro componentes únicos:
Según el coach y quiropráctico Ata Pouramini, la piña, el limón y el pomelo son frutas que puedes incluir en tu dieta para perder peso en tiempo récord ya que durante su proceso digestivo quemarás más calorías de las que te aportan. La experta en estética y nutrición Myriam Yébenes te propone una dieta intensiva detox para que las comidas copiosas y las cenas no te pasen factura en enero: "Al despertar y antes de desayunar: Toma un vaso de agua tibia con el zumo de un limón para depurar el organismo y activar su metabolismo. Para desayunar un té azul o té rojo + kiwi + una tostada de pan de espelta/centeno con pavo y queso de Burgos o aguacate y levadura de cerveza. Para comer, pescado a la sal o al horno + endivias con zumo de limón. Y para cenar, una ensalada de crudités (endivias, apio, pepino y zanahoria, la cantidad que se desee) aliñada y aderezada con salsa de yogur desnatado, eneldo natural y perejil".

Es posible que las personas que comen granos enteros como parte de una dieta saludable reduzcan sus posibilidades de desarrollar algunas enfermedades crónicas. Las pautas dietéticas del gobierno sugieren que la mitad de los granos que usted consuma sean integrales. Por ejemplo, seleccione el pan que tenga el 100 por ciento de harina de trigo integral en lugar del pan blanco, y arroz moreno en lugar de arroz blanco. En la sección de Información adicional al final de esta hoja se ofrecen vínculos útiles a estas pautas y al sitio web MiPlato, que proporciona información, sugerencias prácticas y herramientas para comer de forma saludable.


Lleva un diario de alimentos. Anota todas las comidas, bocadillos y bebidas que consumes, así como las cantidades aproximadas para una semana completa. Escribir lo que consumes en realidad te ayudará a tener consciencia de lo que ingieres y te motivará a mantenerte saludable. Si puedes, anota el número de calorías incluidas en cada comida o bocadillos que comas.
Tenemos la idea de que quienes eliminan más calorías de su alimentación logran bajar de peso más fácilmente. Aunque esto puede ser cierto al inicio, cuando nuestro cuerpo se da cuenta de que le damos menos calorías comienza a acumular grasa para incrementar sus reservas de energía. Por ello, comer más acelera tu metabolismo, siempre y cuando elijas alimentos sanos y que aporten nutrientes.
Un punto que debes tener en consideración cuando ya casi estés por llegar a tu peso ideal es que la perdida se va haciendo lenta hasta que llega a un sitio donde se detiene por completo. Ese es el peso que tu cuerpo siente que es el correcto. Cuando esto suceda, es muy importante que evalúes que ese es el peso que tu cuerpo considera óptimo, si adelgazaras más ya no sería tan sano. Con una dieta donde abandonas los carbohidratos no vas a sufrir de bajo peso. Si tomas otras medidas en ese punto, podrías sufrir hambre.
Verdad: Comer mejor no tiene que costar mucho dinero. Muchas personas piensan que los alimentos frescos son más saludables que los enlatados o congelados. Por ejemplo, algunas personas piensan que la espinaca es mejor cruda que congelada o enlatada. Sin embargo, algunas frutas y vegetales enlatados o congelados proporcionan tantos nutrientes como los frescos y a un costo menor. Escoja vegetales enlatados bajos en sal y frutas enlatadas en su propio jugo o en agua. No se olvide enjuagar a los vegetales enlatados para quitarles el exceso de sal. Algunos productos del mar enlatados, como el atún, son saludables, de bajo costo y fáciles de conservar en la dispensa. Otras fuentes saludables de proteína que no cuestan mucho son las lentejas, las alverjas o chícharos y los frijoles enlatados, congelados o empaquetados en funda.
Evita el azúcar (aléjala, dispárale, préndele fuego y olvídate de ella). El azúcar es una de las razones por las que encontramos tantos problemas metabólicos y de obesidad en la población. Al consumir mucha azúcar refinada, el hígado no puede procesarla toda y se activan mecanismos del cuerpo que la convertirán en grasa. No solo eso sino que también provoca resistencia a la insulina.
Mentiras Verdaderas, el único estelar franjeado de la televisión chilena. Un espacio de conversación profunda, en el cual podrán reír y emocionarse con grandes historias, de los más variados invitados del acontecer nacional e internacional. No te lo pierdas, de lunes a viernes, a las 22:00 horas, con la conducción de Eduardo Fuentes, por las pantallas de La Red.
×