Hazte una limpieza a base de jugos. La mayoría de las limpiezas a base de jugos duran de 1 a 2 días. Tres días ya se considera un ayuno extremo. Este método también se conoce como la “dieta de Hollywood”. Hay muchos tipos diferentes de limpiezas a base de jugos. Sin embargo, el concepto principal es consumir únicamente jugos de frutas y vegetales crudos. La limpieza elimina las toxinas del organismo, lo que te ayudará a bajar de peso y hará que te sientas más alerta y saludable.[6]
Otro de los remedios caseros para quemar grasa abdominal es añadir un poco de jengibre en tu dieta. La raíz de esta planta tiene propiedades quemagrasas que hacen que el metabolismo se acelere y, por lo tanto, nuestro cuerpo queme una mayor cantidad de grasas saturadas de las que quema normalmente; además también tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar los gases y la hinchazón de la barriga ofreciendo una apariencia más lisa y tersa de la zona del abdomen.

Lo malo es que hay un pero. Debes saber que cuando tomas estos suplementos aumentas las posibilidades, después de años, de sufrir cáncer de próstata (en hombres) y de cáncer de mama (en mujeres). Seamos sinceros, si rondas en los 70 deberías preocuparte más por tener un estilo de vida saludable que te mantenga activo física y mentalmente por más tiempo que verte como un chico de 20. Piénsalo.

El tema no puede ser más complejo, y las voces a favor y en contra no cesan. Uno de los últimos en pronunciarse al respecto ha sido Michael Roussel, el creador de un exitoso programa de pérdida de peso que recoge en su libro 'The MetaShred Diet'. El volumen incluye un apartado importante sobre los hidratos de carbono, en el que se recomienda moderar su consumo atendiendo a una pirámide que los divide. Se trata de una clasificación que divide los hidratos de carbono en seis grupos bien diferenciados. Son los siguientes:


Puede ser que quieras perder 5 kg por varios motivos: porque la ropa del verano pasado no te queda igual, porque tienes una boda o un evento importante que se acerca, porque el médico te ha asustado con el resultado de las últimas analíticas, por un propósito de año nuevo… o incluso porque llega el buen tiempo y quieres perder esos kilitos que has ganado durante el invierno. Por todos esos motivos, son muchas las personas que, para perder peso, se suman a la llamativa OPERACIÓN BIKINI y están dispuestas a seguir una dieta milagro para conseguirlo. Pues bien, con este artículo voy a intentar que tú no seas una de ellas.
Evita las dietas relámpago, las pastillas para adelgazar y las dietas de “soluciones rápidas” que restringen las calorías o los grupos de alimentos de forma severa. Las dietas relámpago y las técnicas para bajar de peso rápidamente no siempre son eficaces y algunas pueden ser peligrosas. Las pastillas, los polvos y programas de dieta que restringen las calorías de forma extrema, la eliminación de grupos completos de alimentos o el exceso de ejercicio pueden ser muy peligrosos para la salud. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) no supervisa las pastillas y los suplementos y podrían no ser seguros. A menos que tengas una razón médica para evitar un determinado tipo de alimento, debes llevar una dieta equilibrada y variada, ya que es esencial para tener una nutrición adecuada y bajar de peso de forma constante y saludable. Las pastillas para adelgazar y los programas de dietas restrictivas pueden causar déficit de nutrientes, daños en los órganos, colesterol alto y muchos otros problemas de salud peligrosos.
Para asegurar el gasto energético es imprescindible hacer ejercicio de forma habitual. Practica una actividad física cada día al menos durante media hora. Te ayudará a quemar calorías, controlar el estrés, subir el colesterol bueno (HDL) y reducir la grasa acumulada en tu cuerpo. Están especialmente indicados los deportes aeróbicos como la natación, el ciclismo o caminar a paso ligero media hora. El ejercicio ayuda a perder peso de forma saludable.
Deshacerte de la comida basura. En tu nevera solo hay sitio para los alimentos saludables que te proponemos en esta dieta. No des margen a precocinados, bollería, snacks, etc. Si en tu casa sois unos cuantos o hay niños, guarda tentaciones como galletas o patatas fritas en tarteras opacas, para que no te tienten. Los alimentos como chocolate o queso, con mucho aroma, guárdalos, además, cerrados herméticamente.
En la década pasada se puso de moda el uso de este producto. De hecho hoy en día hay muchas personas que son asiduos a ellos pensando que están disminuyendo su ingesta de calorías y que con ello van a perder peso. Lo increíble es que después de tiempo sin resultados mínimos sigan fieles a este tipo de productos. Varios estudios se han hecho al respecto y ninguno ha demostrado algún efecto positivo al sustituir el azúcar por edulcorantes.
Hace 100 años solamente la gente adinerada podía comer chocolate ya que era muy caro. Los dulces eran un artículo de lujo, pero al llegar la industrialización bajaron los costos y el marketing empezó a hacer de las suyas. El mercado potencial fueron los niños y asunto arreglado, generaciones sufriendo adicción desde la infancia. Pero no te preocupes, es posible de superar. Como cualquier adicción necesitas de fuerza de voluntad, pero por favor, no hagas lo mismo con tus hijos y no los premies con dulces.
¿Tienes ganas de empezar a ir a la playa y llevas el flotador incorporado? ¿Estás en forma pero no bajas el perímetro de tu cintura? Pues eres uno de los míos, o mejor dicho eras. Una de las cosas que siempre me traía problemas era que siempre se me acumulaba la grasa abdominal y a pesar de estar muy en forma, me molestaba siempre. Algo se me escapaba. En este post voy a explicarte mi experiencia.

Almuerzo/Cena 1 rueda de pescado a la plancha + 3 cucharadas de arroz integral + 2 cucharadas de frijoles + Ensalada de brócolis con zanahoria + 1 cdta de aceite de oliva 1 filete de pollo en salsa de tomate natural + 3 cucharadas de pasta integral + Ensalada cruda con 1 cucharada de maíz + 1 cucharadita de aceite de oliva 1 filete de pechuga de pavo + 4 cucharadas de quinoa + 1 taza de vegetales cocidos + 1 cucharadita de aceite de oliva

×