Los nutricionistas que se han posicionado a favor de este régimen alimenticio centran sus argumentos en que el ayuno intermitente reduce los niveles de la hormona llamada IGF-1. Esta última juega un papel muy importante en el crecimiento infantil y la pubertad, pero en los adultos continúa teniendo efectos anabolizantes. Sus altos niveles en la edad adulta aumentan el riesgo de las divisiones celulares, tales como las del cáncer. Es por ello que se relaciona el ayuno intermitente con la reducción de los riesgos de contraer enfermedades graves.
Otra desventaja es que la cerveza provoca hambre, generalmente de algo salado. Como recordaras del punto 4, lo salado te abre el apetito al igual que la cerveza… Ya vas entendiendo porque consumes tanto cuando vas a ver un partido de fútbol a un bar con tus amigos. Una opción más saludable sería pedir una de las bebidas que te comentamos anteriormente y acompañarla con queso o aceitunas.
Está hierba es muy recomendada en dietas alrededor del mundo, sus capacidades depurativas la han hecho muy famosas entre las personas interesadas en bajar de peso con infusiones, al igual que las anteriores está hierba formenta la eliminación de toxinas y líquidos acumulados en el organismo, pero además ataca directamente los excesos de grasa que existen en tu cuerpo.
Eo sí, este método está pensado para personas que quieran adelgazar de verdad y hacer realmente un cambio en su modo de alimentarse. También tienen que estar altamente motivadas ya que las dos primeras semanas son bastante intensas. Además, es una dieta muy recomendable para personas con mucho estrés, hinchazón, dolores de cabeza o que suelen tomar antiácidos ya que, además de adelgazar, ayuda a mejorar estos trastornos. ¡Empezamos!
Pequeños cambios en las raciones. En los menús aumenta la cantidad de pan, arroz, pasta y legumbres que puedes tomar y baja la de pescado y carne. Este ajuste en las raciones está pensado en equilibrar la dieta para que sea la base de tu alimentación en el futuro. Durante las primeras fases, como son más restrictivas, el consumo de proteína (carne, pescado) es mayor para mantener el tono muscular.
Un punto que debes tener en consideración cuando ya casi estés por llegar a tu peso ideal es que la perdida se va haciendo lenta hasta que llega a un sitio donde se detiene por completo. Ese es el peso que tu cuerpo siente que es el correcto. Cuando esto suceda, es muy importante que evalúes que ese es el peso que tu cuerpo considera óptimo, si adelgazaras más ya no sería tan sano. Con una dieta donde abandonas los carbohidratos no vas a sufrir de bajo peso. Si tomas otras medidas en ese punto, podrías sufrir hambre.
Una vez que estás segura de que quieres hacer dieta, recuerda que para conseguir unos resultados rápidos y duraderos es indispensable combinarla con un programa de bienestar general que incluya un estilo de vida más dinámico. Procura emplear tu tiempo libre en realizar actividades; el ejercicio es fundamental para ayudarte a perder grasa y mantener el tono muscular.

Un estudio en el 2012 encontró que una dieta baja en carbohidratos te ayuda a quemar 300 calorías más al día, ¡aún mientras duermes! ¿Pero qué son 300 calorías? Pues equivalen a un hora de ejercicio. Una manera muy atractiva de bajar de peso y de mejorar tu salud. En pocas palabras, bajar la insulina pone la pérdida de grasa en “piloto automático”. (3)(4)
Prueba un programa de entrenamiento en circuito. Si estás tratando de bajar de peso de forma rápida para un evento en particular y no te importa recuperar el peso perdido, puedes probar una rutina de ejercicios condensada. Muchas revistas femeninas y de salud, al igual que los entrenadores personales, ofrecen rutinas condensadas de entrenamiento similares diseñadas para maximizar la pérdida de peso y hacer que el adelgazamiento sea visible en tan solo unos días después de empezar el régimen.
Verduras y frutas son ingredientes básicos e indispensables en una dieta equilibrada, para adelgazar de una forma sana. Una reserva de vitaminas, además de ayudarte a adquirir rápidamente una figura perfecta, te llenará de energía y bienestar. El plan que te ofrecemos en esta galería es muy fácil de seguir y te permite perder esos kilos de más sin poner en peligro tu salud. El secreto está en el aporte de vitaminas y en la distribución equilibrada de los alimentos a lo largo del día. Puedes comer de todo; por supuesto carne, pescado y huevos, además de la verdura y la fruta, pero también puedes tomar legumbres, pasta, arroz, pan, helados...
×