Aunque combinar el entrenamiento cardiovascular con el de resistencia es importante para la salud general del cuerpo, el entrenamiento cardiovascular es lo que te ayudará a bajar de peso rápidamente. El entrenamiento de resistencia con peso no te ayudará a perder el peso de inmediato, pero puede hacer que tu metabolismo use la energía de forma más eficiente.

De un tiempo a esta parte, se ha puesto muy de moda el cardio de alta intensidad a intervalos o también conocido como HIIT por sus siglas en inglés. Según afirman diversos expertos, el HIIT es sin duda mejor para quemar grasa, y además mejora nuestra resistencia. En 2013 se realizó un estudio en mujeres con obesidad, en el que se observaron más mejoras en el perfil lipídico (la cantidad de grasa que quemaron) en aquellas que usaron el entrenamiento de alta intensidad por intervalos por encima de otros tipos de ejercicio cardiovascular. Si el cardio de toda la vida no te funciona, pruébalo.
Es algo normal sobre todo en mujeres, nuestro metabolismo hace que tendamos a almacenar grasa en esta zona, así como esos líquidos que no depuramos correctamente. Desde ya estoy sintiendo el efecto de tus ejercicios. Uno de estos anti nutrientes es llamado fitatos, el cual bloquea la absorción de ciertos minerales en tu cuerpo como el zinc, el hierro, el manganeso y el calcio si consumes demasiado de él.
Un punto que debes tener en consideración cuando ya casi estés por llegar a tu peso ideal es que la perdida se va haciendo lenta hasta que llega a un sitio donde se detiene por completo. Ese es el peso que tu cuerpo siente que es el correcto. Cuando esto suceda, es muy importante que evalúes que ese es el peso que tu cuerpo considera óptimo, si adelgazaras más ya no sería tan sano. Con una dieta donde abandonas los carbohidratos no vas a sufrir de bajo peso. Si tomas otras medidas en ese punto, podrías sufrir hambre.
Anota todo lo que comes y bebes, en qué momentos y en qué cantidades. De esta forma, por un lado te darás cuenta de que, efectivamente comes más de la cuenta, y por otro sabrás si es que picas entre horas porque te aburres o estás desanimada. En este caso, búscate aficiones que llenen tu tiempo libre como ir al cine o pasear con amigos. Para empezar una dieta es bueno un cambio de actitud, pero también es de gran ayuda un cambio de imagen: ve a la peluquería, cómprate alguna prenda que te favorezca, arréglate un poco más. Y piensa en todo lo que tienes colgado en el armario. Es el comienzo del cambio.
Cuando se desea bajar de peso, y sobre todo en pocos días, se puede tener la tentación de recurrir a ciertos recursos que ayuden a propiciar la pérdida de peso, sin embargo, es muy importante que evites cualquier suplemento alimenticio, productos, pastillas. Ya que aunque pudieran funcionar, recuerda que éstos toman su tiempo para hacer efecto en el organismo y además lo más saludable es seguir una dieta adecuada. Si tienes dudas, puedes acudir con un experto en nutrición para que pueda sugerir y diseñar el mejor plan de pérdida de peso.
Seguir dietas que presentan una o más de estas características: no tienen aval científico, presentan una restricción estricta de según qué alimento (como los temibles hidratos de carbono, por ejemplo), se basan en un solo alimento: en batidos, complementos que te prometen ser Elsa Pataki en 3 semanas… Te prometen rapidez en conseguir los objetivos omitiendo las consecuencias que pueden conllevar, y un sinfín de ejemplos más. Aunque esto último puede llamarte la atención, no te dejes llevar por la impaciencia.
Los programas populares de ejercicio que trabajan los músculos centrales están disponibles en todos lados e incluyen prácticamente todo tipo de yoga y Pilates. Pero existe otro tipo de ejercicio que probablemente no ha tomado en cuenta: las lagartijas! Así es, las lagartijas no solo le dan fuerza a la parte alta del cuerpo, sino también trabajan los músculos abdominales - siempre y cuando las haga correctamente. Le recomiendo ver el video de Darin Steen en donde muestra como hacerlo, pero también le incluyo el resumen de los puntos clave que debe tomar en cuenta:

Para preparar la salsa: Cortar la parte superior y pelar la piña, retirar los ojos y el corazón. Cortar la piña en dados finos (tendrá unas 4 tazas de piña cortada en dados) y colocarla en un tazón mediano. Añada los cebollines, el cilantro, el jugo de limón, el jalapeño y el aceite. Batir para mezclar. Sazone con 1/4 cucharadita de sal y pimienta. Sirva inmediatamente o cubra y refrigere durante aproximadamente 1 hora para permitir que los sabores se mezclen.


Haga clic en la ficha Vídeo y escoja el formato de vídeo deseado en la lista. Probablemente lo mejor sea que escoja uno de los formatos de vídeo más populares, como MP4, ya que es compatible con ordenadores y dispositivos móviles. Si también desea cambiar los parámetros de vídeo, haga clic en el botón de la rueda dentada debajo de la cinta de opciones y especifique los ajustes deseados: códecs de vídeo y audio, resolución, relación de aspecto, velocidad de cuadro, etc. Si necesita reducir considerablemente el tamaño del vídeo, use un códec actualizado, como H.264, para lograr una mejor calidad de vídeo en los archivos de menor tamaño.

Uno de los mejores entrenadores del mundo, el australiano Luke Ashcroft, compartió en el 'Daily Mail' el mejor método para quemar la grasa alojada en tu abdomen en solo media hora cada día, avalado por la Escuela de Medicina de Harvard. "Aunque es posible que debas adoptar un enfoque a largo plazo para deshacerte de los kilos de más, esto no significa que debas emplear mucho tiempo al día para cumplir tu objetivo", señaló. "Solo con 15 o 30 minutos diarios de ejercicio moderado tendrás más que suficiente para conseguir un vientre más plano".
Hidrátate bien. Mantener los niveles de agua apropiados dentro del cuerpo es fundamental no solo para eliminación de residuos tóxicos en el cuerpo y la hidratación celular, sino que los minerales ayudan a mantener un balance apropiado de tu organismo para la segregación de hormonas relacionadas con la quema de grasa así como la oxidación de esta para transformarla en energía.
Pequeños cambios en las raciones. En los menús aumenta la cantidad de pan, arroz, pasta y legumbres que puedes tomar y baja la de pescado y carne. Este ajuste en las raciones está pensado en equilibrar la dieta para que sea la base de tu alimentación en el futuro. Durante las primeras fases, como son más restrictivas, el consumo de proteína (carne, pescado) es mayor para mantener el tono muscular.
×