Es importante que encuentres un ejercicio que te guste, si no acabarás buscando excusas para no hacerlo, los beneficios del deporte se multiplican si lo disfrutas. Desde nadar, correr, o ir en bici, actividades dirigidas, deportes de equipo, baile o artes marciales. Hay infinidad de deportes a elegir. Y si no puedes hacer ejercicio deforma planificada, no olvides que la actividad diaria también cuenta, ¡muévete! Camina más y sube escaleras.
Si estás leyendo este punto, es claro que se te dificulta perder peso. Evita los edulcorantes aún más que los azucares, que ya es mucho decir. Te servirá saber que sufrirás unos pocos días, pero al desintoxicar tu organismo empezarás a disfrutar la dulzura natural de los alimentos. Recuerda que no es que la comida real no tenga un sabor dulce, sino que tu paladar está embotado con alimentos híper-azucarados.
Agua. El agua no solo ayuda a depurar nuestro organismo, sino que también resulta saciante y hace que tengamos menos hambre. "Las investigadores muestran que beber más agua, especialmente antes de las comidas, puede reducir el consumo total de calorías, lo que puede ayudarte a perder el exceso de grasa en el vientre", explica la dietista Jillian Kubala.
Soy blogger en YouTube y muestro mi imagen en el canal MIMUNDOYYOVLOGS. Al ser también profesional de la salud sé que tengo que cuidarme tanto por dentro como por fuera y como no sabía cómo llevar mi alimentación me puse en contacto con el grupo Alimmenta a través del gym que hay en Parc Vallès en Terrassa y allí me atendió Carme que lo primero que hizo fue no ponerme a dieta sino enseñarme a comer bien, de manera equilibrada y comer de todo, sin dejar de comer ningún alimento.
3. Bootcamp: Aunque por el nombre pueda sonar a un grupo de marines haciendo el bestia sobre un campo embarrado, este entrenamiento es otro de los que más adeptos tiene en los gimnasios. "Es divertido, eficaz e intenso. En una sesión de 40 minutos se pueden quemar unas 700 calorías. Si se practica tres días a la semana se logra mejorar la condición física a lo bestia", explica Diana González Abarisqueta, licenciada en INEF y entrenadora en Infinit Sanchinarro (Madrid). ¿Qué se hace en estas clases? Un poco de todo: saltos al cajón, trx, burpees (saltos con flexiones), maromas, lanzamiento de balón medicinal contra una cama elástica...
Esta dieta como otra dieta que quieras practicar y/o que te veas capaz de llevar a cabo funcionará si la sigues al pie de la letra, aunque también os digo que lo mejor es que, os metáis en la dieta que os metáis, lo mejor es que consultéis a un profesional de la nutrición para que la efectividad sea la correcta y además cumpla tus expectativas al 100%.
No trates de privarte de alimento. Descuidar el consumo suficiente de calorías de forma regular puede ocasionar el efecto contrario de lo que buscas y, si lo haces de forma prolongada, puedes poner tu vida en peligro. Si has tratado de bajar de peso omitiendo varias comidas o reduciendo de forma drástica la cantidad de calorías que ingieres diariamente, habla con un profesional de la salud para obtener información sobre los trastornos alimentarios.
Los macronutrientes (o macros) son los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas. De un adecuado balance de éstos depende la pérdida de grasa, por lo que debes tener en cuenta la cantidad de cada uno que comes. Las dietas altas en proteína suelen ser muy efectivas para la pérdida de grasa, sobre todo si practicas ejercicio físico intenso. Por tanto, debes poner el foco en regular los hidratos y las grasas: dependiendo de tu tipo de cuerpo y tu metabolismo, quizá necesites reducir unos u otros.
Para ser más exactos, se recomienda el consumo de unos 250 gramos diarios de carbohidratos si se sigue una dieta saludable de 2.000 calorías, que es el equivalente al 35-45% de tu alimentación. Por su parte, cuando se realiza deporte la cantidad de carbohidratos se incrementa de forma notable, ya que se requieren unos 50 gramos por hora de ejercicio.
2Reference for 5%: Blackburn G. (1995). Effect of degree of weight loss on health benefits. Obesity Research 3: 211S-216S. 2 Reference for 10%: NIH, NHLBI Obesity Education Initiative. Clinical Guidelines on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults. Disponible en Internet: http://www.nhlbi.nih.gov/guidelines/obesity/ob_gdlns.pdf [PDF-1.25MB]

Deshacerte de la comida basura. En tu nevera solo hay sitio para los alimentos saludables que te proponemos en esta dieta. No des margen a precocinados, bollería, snacks, etc. Si en tu casa sois unos cuantos o hay niños, guarda tentaciones como galletas o patatas fritas en tarteras opacas, para que no te tienten. Los alimentos como chocolate o queso, con mucho aroma, guárdalos, además, cerrados herméticamente.
Ejercítate de 60 a 70 minutos al día en total y mantente hidratado. Durante el ejercicio, incluye un calentamiento de 5 minutos para elevar lentamente tu ritmo cardiaco, como un trote ligero con un paso acelerado. Luego, realiza 60 minutos de ejercicios para mantener tu ritmo cardiaco elevado al hacer 2 o 3 rutinas distintas. Por último, realiza un ejercicio de enfriamiento de 5 minutos para disminuir tu ritmo cardiaco, como un trote que se reduzca hasta una caminata.
Almuerzo/Cena 1 rueda de pescado a la plancha + 3 cucharadas de arroz integral + 2 cucharadas de frijoles + Ensalada de brócolis con zanahoria + 1 cdta de aceite de oliva 1 filete de pollo en salsa de tomate natural + 3 cucharadas de pasta integral + Ensalada cruda con 1 cucharada de maíz + 1 cucharadita de aceite de oliva 1 filete de pechuga de pavo + 4 cucharadas de quinoa + 1 taza de vegetales cocidos + 1 cucharadita de aceite de oliva
×