La nutricionista asegura que la clave para peder peso en tan solo 15 días es comer las cosas correctas y en seguir unos determinados tips y consejos para no fracasar por el camino. "Si haces tantos cambios como puedas en dos semanas, podrías perder hasta 5 kilos de peso, 2 de grasa y bajar centímetros de tus caderas, muslos y vientre en tiempo récord", afirma. Atento a sus consejos.
Perder grasa del vientre es quizá uno de los mayores retos que tenemos a la hora de bajar de peso. Si bien la grasa tiende a localizarse en diferentes áreas de nuestro cuerpo, es el vientre el área más difícil de trabajar, ya que requiere de un total esfuerzo y fuerza de voluntad. Aunque el ejercicio y la dieta ayuda a reducir notablemente la grasa abdominal, también es importante tener en cuenta otras recomendaciones que pueden ayudar a conseguir mejores resultados en poco tiempo.
Evita las dietas relámpago, las pastillas para adelgazar y las dietas de “soluciones rápidas” que restringen las calorías o los grupos de alimentos de forma severa. Las dietas relámpago y las técnicas para bajar de peso rápidamente no siempre son eficaces y algunas pueden ser peligrosas. Las pastillas, los polvos y programas de dieta que restringen las calorías de forma extrema, la eliminación de grupos completos de alimentos o el exceso de ejercicio pueden ser muy peligrosos para la salud. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) no supervisa las pastillas y los suplementos y podrían no ser seguros. A menos que tengas una razón médica para evitar un determinado tipo de alimento, debes llevar una dieta equilibrada y variada, ya que es esencial para tener una nutrición adecuada y bajar de peso de forma constante y saludable. Las pastillas para adelgazar y los programas de dietas restrictivas pueden causar déficit de nutrientes, daños en los órganos, colesterol alto y muchos otros problemas de salud peligrosos.
Hola Ángela, tener una talla 40 o una talla 42 no es indicativo de sobrepeso. Deberíamos valorar otros factores como tu IMC y tu composición corporal. Entiendo la preocupación de tu madre. Quizá si la convences para que hable con nosotros por teléfono sería más fácil, así verá que trabajamos con dietas saludables y que adelgazar no es sinónimo de desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria. Un saludo.
El contenido ofrecido en esta web es de carácter informativo y divulgativo. Aquí se ofrece un recopilatorio de las dietas existentes y más buscadas en la red. Se informa que resulta absolutamente necesario el consentimiento previo y la supervisión de un médico para hacer cualquier tipo de dieta por lo que esta web no se hace responsable del uso autónomo que pueda hacer cualquier usuario de dicho material.
Reduce la cantidad de carbohidratos en tu dieta. Los hidratos de carbono hinchan tu cuerpo, especialmente los carbohidratos ricos en almidón como las pastas y las papas. Los carbohidratos también inundan tu cuerpo con insulina después de que son consumidos, lo cual interfiere con la capacidad de tu cuerpo para quemar grasa. En vez de carbohidratos, come carnes magras tales como pollo, pescado y carne de res magra. Agrega los vegetales verdes como el brócoli, las espinacas o una ensalada pequeña. Para el desayuno, en lugar de un panecillo o cereales, disfruta de una tortilla de dos huevos con vegetales frescos y un poco de fruta fresca por los nutrientes.
Para medir tu cintura correctamente lo primero que hay que hacer es localizar tu ombligo. Después tienes que ubicar el punto medio entre la cadera y tu última costilla flotante y medir justo por arriba del ombligo. Trata de relajarte respirando hondo y mide cuando sueltes el aire, no hagas trampa al meter la panza, y deja que la cinta te rodee convenientemente, sin apretar.
Come alimentos que supriman tu apetito. Comer una dieta equilibrada no solo te proporcionará una nutrición baja en calorías, sino que también te ayudará a suprimir el apetito, así que no comas en exceso y frustres tus planes para bajar de peso. Hay ciertos alimentos que te hacen sentir saciado por horas. Trata de incorporar los siguientes alimentos en tu dieta.
Ejercítate de 60 a 70 minutos al día en total y mantente hidratado. Durante el ejercicio, incluye un calentamiento de 5 minutos para elevar lentamente tu ritmo cardiaco, como un trote ligero con un paso acelerado. Luego, realiza 60 minutos de ejercicios para mantener tu ritmo cardiaco elevado al hacer 2 o 3 rutinas distintas. Por último, realiza un ejercicio de enfriamiento de 5 minutos para disminuir tu ritmo cardiaco, como un trote que se reduzca hasta una caminata.
¿Qué tal el pan integral? Cuidado: si está horneado con granos y su base es de trigo no es ciertamente algo que te ayudara a bajar de peso. Sin embargo, muchas empresas te lo venden como ideal para dieta y bajo en carbohidratos.  Algo que te puede sonar increíble es que en el mercado ya se está vendiendo  chocolate sin carbohidratos o con una muy baja cantidad. ¡Es un fraude! Si te fijas en la etiqueta encontraras que el ingrediente principal es alcohol de azúcar, y que no lo están considerando como carbohidrato. Recuerda que el azúcar es adictiva y que muchos productores la adicionan a sus productos para generar clientes cautivos pero con la creciente ola de conciencia nutricional la esconden en sus etiquetas.
Reduce la cantidad de carbohidratos en tu dieta. Los hidratos de carbono hinchan tu cuerpo, especialmente los carbohidratos ricos en almidón como las pastas y las papas. Los carbohidratos también inundan tu cuerpo con insulina después de que son consumidos, lo cual interfiere con la capacidad de tu cuerpo para quemar grasa. En vez de carbohidratos, come carnes magras tales como pollo, pescado y carne de res magra. Agrega los vegetales verdes como el brócoli, las espinacas o una ensalada pequeña. Para el desayuno, en lugar de un panecillo o cereales, disfruta de una tortilla de dos huevos con vegetales frescos y un poco de fruta fresca por los nutrientes.

Anota todo lo que comes y bebes, en qué momentos y en qué cantidades. De esta forma, por un lado te darás cuenta de que, efectivamente comes más de la cuenta, y por otro sabrás si es que picas entre horas porque te aburres o estás desanimada. En este caso, búscate aficiones que llenen tu tiempo libre como ir al cine o pasear con amigos. Para empezar una dieta es bueno un cambio de actitud, pero también es de gran ayuda un cambio de imagen: ve a la peluquería, cómprate alguna prenda que te favorezca, arréglate un poco más. Y piensa en todo lo que tienes colgado en el armario. Es el comienzo del cambio.
×