Cuenta las calorías. Saber la cantidad mínima de calorías que tu cuerpo necesita para funcionar correctamente te ayudará a definir un plan de comidas personalizado y saludable. Las necesidades calóricas individuales pueden variar según la edad, el sexo, la altura y el nivel de actividad. Hay algunas calculadoras en línea que puedes usar para determinar la cantidad de calorías que debes consumir cada día.[13]
Hola Miriam, yo seguí unos consejos bastante similares a los que mencionas en este artículo. Respecto al tema de los carbohidratos, yo disminuí su consumo, aunque no los eliminé del todo, bueno en un inicio los reduje drásticamente pero vi como me afectaba en mi rendimiento académico, ya que estudio en las noches, resulta que cuando llegaba al salón de clases me quedaba dormido, entonces decidí consumirlos de forma inteligente, empecé a consumir carbohidratos de alta calidad para que me aporte la energía necesaria para mis clases pero aún manteniendo una dieta en déficit, logré bajar 15 kg de peso y aún me faltan unos cuantos más 😀
Beneficios en general de este jugo de naranja y kiwi: La combinación de estas frutas genera un poderoso diurético que aporta una buena cantidad de fibra al organismo, contiene alto niveles de vitamina C, Propiedades antioxidantes que limpian efectivamente el tracto intestinal y elimina las bacterias alojadas en el colon, fomenta la buena digestión evitando de esta manera los gases estomacales.
El té verde también es una de las mejores infusiones para bajar la barriga ya que se trata de un ingrediente que consigue bajar la hinchazón de la barriga y contribuir a que el organismo no envejezca de manera prematura. El té verde acude a las reservas de grasa como si fuera energía consiguiendo, así, quemarla de manera directa. También es una infusión que acelera el metabolismo del cuerpo por lo que funcionará a la perfección para conseguir reducir barriga de forma natural. Toma 1 taza de té verde al día y conseguirás eliminar el exceso de grasa en el abdomen de manera progresiva.
La principal ventaja de comer pocos carbohidratos es que se te causan querer comer menos. Aún sin contar calorías la mayoría de las personas que hacen una dieta baja en carbohidratos comen menos. El azúcar y otros carbohidratos aumentan tu apetito, si los dejas de comer tienes menos hambre. Si las calorías cuentan pero no las ocupas contar en una dieta baja en carbohidratos porque te cuerpo tiene menos hambre.
Practica ejercicio físico: No sólo es importante que tengas una vida activa: evitar el coche, los ascensores, las escaleras mecánicas y el sofá. Mejor sube las escaleras a pie. ¡Y a parte encuentra el deporte que te hace disfrutar!  Puedes ir en bici, caminar, gimnasio… El ejercicio te ayuda a perder grasa corporal, a mejorar tu forma física y tu salud. Si lo puedes practicar al aire libre mucho mejor, así también aprovechas el contacto del sol con la piel y aumentas tu síntesis de vitamina D.
Ya estamos en verano, y aunque en Deporte y Vida somos contrarios a las “operaciones bikini” basadas en dietas extremas, que seguramente se dejarán a lo largo del tiempo ya que tienen nula adherencia, os vamos a contar algunos secretos que sí os permitirán perder un par de kilos en dos semanas. De hecho, perder un kg a la semana es un objetivo factible, sobre todo si acompañamos nuestra alimentación de ejercicio físico.
El cuerpo absorbe más o menos la mitad de los carbohidratos que comes, lo que como ya sabes aumenta el azúcar en tu sangre y estimula a la insulina. Lo triste es que la otra mitad generalmente termina en la última porción del aparato digestivo lo cual te provoca cólico, indigestión y gas. Además, contienen edulcorantes que te provocan la necesidad de comer más.
Realiza entrenamiento con intervalos de alta intensidad o HIIT. Éste es un método de entrenamiento donde realizas un ejercicio aeróbico, como trotar, pero le añades un giro. Por ejemplo, después del estiramiento y calentamiento, empiezas trotando aproximadamente al 50 por ciento del esfuerzo por 30 segundos. Una vez que han pasado los 30 segundos, corres tan rápido como puedas durante otros 30 segundos. Después de estar corriendo durante 30 segundos, vuelves a tu ritmo de trote por otros 30 segundos. Repite este proceso hasta que hayas trotado y corrido cinco veces. Después de la quinta sesión de correr, trota durante otros 30 segundos, luego camina cinco minutos para dejar que tus músculos se enfríen correctamente. HIIT difiere del ejercicio regular, ya que aumentará tu metabolismo y lo mantendrá elevado durante varias horas, lo cual quema más grasa durante todo el día. Trata de hacer tu HIIT por la mañana diariamente para quemar grasa todo el día.
Los HIIT son unos de los ejercicios más efectivos para adelgazar más rápido quemando calorías por sus intervalos de entrenamientos de alta intensidad. José Antonio Fernández ,entrenador y director técnico de BodyOn asegura que "además de sus beneficios a nivel de reducción de grasa corporal localizada y a nivel de mejora de la resistencia, acelera el metabolismo y optimiza los niveles hormonales, quema calorías y trabaja determinadas fibras musculares que otros entrenamientos no contemplan combinando ejercicios aeróbicos y anaeróbicos". ¡Aprende a hacer ejercicios HIIT en vídeo!
Sabes que consumir proteínas​ es esencial para estar delgado y para perder grasa abdominal, pero sigues sin ingerir las suficientes. ¿Por qué sucede esto? Tu cuerpo comienza a producir más insulina a medida que envejece, ya que tus músculos y células de grasa no responden adecuadamente", explica Louis Aronne, director de la Clínica de Obesidad en Cornell. Y la insulina promueve el almacenamiento de grasa, especialmente alrededor de su vientre.
Otra forma de quemar la grasa abdominal es añadir tomates en tu dieta. Esta hortaliza contribuye a eliminar la grasa de nuestra sangre y de nuestro organismo consiguiendo, así, acelerar el metabolismo y conseguir que se convierta en un potente quemagrasas natural. Además su alto contenido en vitamina C y en antioxidantes lo convierten en un aliado perfecto para disfrutar de un buen estado de salud.
Date el gusto con actividades placenteras que no sean comer. La forma más efectiva de hacer dieta es mantenerse distraída y ocupada para que no estés todo el tiempo pensando en la comida (o la falta de ella). Organiza planes con amigos, focalízate en tus pasatiempos, toma un baño caliente, mira tu película o programa de televisión favoritos, lee un libro, ve a nadar, etc.
Anota todo lo que comes y bebes, en qué momentos y en qué cantidades. De esta forma, por un lado te darás cuenta de que, efectivamente comes más de la cuenta, y por otro sabrás si es que picas entre horas porque te aburres o estás desanimada. En este caso, búscate aficiones que llenen tu tiempo libre como ir al cine o pasear con amigos. Para empezar una dieta es bueno un cambio de actitud, pero también es de gran ayuda un cambio de imagen: ve a la peluquería, cómprate alguna prenda que te favorezca, arréglate un poco más. Y piensa en todo lo que tienes colgado en el armario. Es el comienzo del cambio.
×