Hace tan solo unos diez años, los discos duros tenían una capacidad de 20 GB o menos incluso. En la actualidad, los discos duros pueden albergar varios terabytes de datos. Sin embargo, la cantidad de datos que almacenamos en nuestros ordenadores sigue creciendo continuamente. Por ejemplo, muchas películas hoy en día están ya disponibles en formatos de alta definición (HD) y resolución de alta calidad. Estos vídeos ocupan un espacio enorme en el disco duro, y si usted desea guardar su colección de vídeos en su ordenador, aun teniendo un disco duro de gran capacidad, o necesita mandarlos por correo electrónico, lo más probable es que se vea obligado a bajar el tamaño de sus vídeos. Y si desea ver sus películas favoritas en una tableta o un smartphone, la reducción del tamaño de vídeo es algo absolutamente esencial.

Si de plano no puedes vivir sin alcohol, que por cierto ese sería otro problema, hay opciones muy buenas para substituir a la cerveza y seguir adelgazando. Puedes tomar vino rojo o blanco seco, champaña seca, licores más fuertes como whisky, el coñac, el vodka, con cuidado en evitar los que contengan azúcar. También tienes que evitar consumir grandes cantidades de alcohol ya que podrías dejar de perder kilos tan efectivamente como lo habías venido haciendo, en este caso sí es necesario medirnos.
El mejor momento del día para tomar carbohidratos es por la mañana porque el metabolismo funciona con mayor rapidez en las primeras horas del día, provocando que se queme glucosa en el organismo con mayor facilidad. Sin embargo, para seguir una dieta saludable, es importante que los carbohidratos aparezcan en las tres principales comidas del día: desayuno, comida y cena.
Si sientes efectos secundarios negativos ocasionados por la dieta o rutina de ejercicios, como mareos, náuseas, debilidad, dolor, vahídos, dolores de cabeza u otros síntomas, suspende el programa y vuelve a tu alimentación o actividades normales. Si sientes que el dolor o el malestar son graves o que tus síntomas son preocupantes, consulta a un profesional de la salud.
Deja las bebidas azucaradas. Bebe jugos bajos en calorías 100% de fruta natural, agua mineral o agua pura, en lugar de bebidas gaseosas, bebidas energéticas, cafés con saborizantes y martinis. Reducir las calorías con sustitutos puede ser mucho más fácil de lo que crees. Por ejemplo: un café con leche por la mañana puede contener 500 calorías. Dado que ½ kg (1 libra) de grasa corporal (que se suba o se pierda) equivale aproximadamente a 3500 calorías, si sustituyes esa rica bebida por café negro, puedes perder ½ kg (1 libra) a la semana.[16]
Si usted está buscando bajar y tonificar su abdomen, existen mejores maneras de hacerlo en lugar de sólo intentar hacer abdominales. De hecho, las investigaciones han demostrado que hacer ejercicios de abdominales por si solos, incluso cuando se hacen cinco días a la semana durante seis semanas, no tienen ningún efecto en absoluto en la grasa almacenada, ni tampoco en la circunferencia abdominali.
Anota todo lo que comes y bebes, en qué momentos y en qué cantidades. De esta forma, por un lado te darás cuenta de que, efectivamente comes más de la cuenta, y por otro sabrás si es que picas entre horas porque te aburres o estás desanimada. En este caso, búscate aficiones que llenen tu tiempo libre como ir al cine o pasear con amigos. Para empezar una dieta es bueno un cambio de actitud, pero también es de gran ayuda un cambio de imagen: ve a la peluquería, cómprate alguna prenda que te favorezca, arréglate un poco más. Y piensa en todo lo que tienes colgado en el armario. Es el comienzo del cambio. 
×