Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.


Bebe 1’5 litros de agua diarios y evita alcohol, refrescos y zumos. La hidratación debes realizarla básicamente con agua. Evita la bebidas azucaradas, refrescos, zumos envasados y alcohol, que no dejan de ser un gran aporte de calorías y azúcares. Ocasionalmente podrías consumir un refresco light, pero hay otras opciones más saludables, como un té frío, agua con gas…

Lo único que te podría recomendar serían ejercicios que involucraran saltos como zancada con salto, cohete con salto, sentadilla con salto pero no sé si el impacto al caer te produciría dolor en la clavícula. Esto debes de analizarlo apropiadamente en casa y probar qué otros movimientos te generan un incrementa de ritmo cardiaco sin necesidad de dolor.


Está hierba es muy recomendada en dietas alrededor del mundo, sus capacidades depurativas la han hecho muy famosas entre las personas interesadas en bajar de peso con infusiones, al igual que las anteriores está hierba formenta la eliminación de toxinas y líquidos acumulados en el organismo, pero además ataca directamente los excesos de grasa que existen en tu cuerpo.
En conclusión, recomiendo este programa! La Dieta de 2 Semanas le da resultados más atractivos donde usted se sorprenderá. Este programa le dará resultados rápidos y efectivos en sólo unos días. Ayuda a acelerar el metabolismo del cuerpo y ofrece una oportunidad para una buena salud. Este programa es muy simple de usar y soporta la fusión de grasa terca en menos tiempo. Se le dará instrucciones sobre la manera correcta de saber cómo comer, cuánto comer, qué tomar en su dieta para evitar la dieta de grasa de su vida rutinaria. Estoy tan seguro de que La Dieta de 2 Semanas y mi plan de dieta de 14 días producirá resultados sorprendentes para usted! Esta oportunidad para revitalizar la transformación y mantener el mismo cuerpo en declive que tiene ahora. Pruebe La Dieta de 2 Semanas ahora!
Yo sé que cada fin de semana te arrepientes del helado, el chocolate o el taco que comiste en la esquina. ¿Sí o no? Es que ver a todos en playa nos da envidia, porque tenemos esos rollitos de más y aunque hemos intentando hacer mil y un ejercicios, no somos constantes. Seamos sinceros. Hoy te presentamos una alternativa diferente, unos tips que ayudarán a quemar esa grasa acumulada en tu abdomen.

Lo normal es que pierdas de uno a cinco kilos durante la primera semana  que dejas de comer carbohidratos. Las siguientes semanas el resultado es menos dramático, pero espera un promedio de medio kilo semanal. Si mis matemáticas no nos engañan, ¡da un resultado promedio 30 kilos cada año! Y lo mejor, cada kilo perdido de grasa es aproximadamente igual a 1 centímetro menos alrededor de la cintura.
Anota todo lo que comes y bebes, en qué momentos y en qué cantidades. De esta forma, por un lado te darás cuenta de que, efectivamente comes más de la cuenta, y por otro sabrás si es que picas entre horas porque te aburres o estás desanimada. En este caso, búscate aficiones que llenen tu tiempo libre como ir al cine o pasear con amigos. Para empezar una dieta es bueno un cambio de actitud, pero también es de gran ayuda un cambio de imagen: ve a la peluquería, cómprate alguna prenda que te favorezca, arréglate un poco más. Y piensa en todo lo que tienes colgado en el armario. Es el comienzo del cambio.
×