Lo que en realidad “para siempre” quiere decir es: para el resto de tu vida. ¿Cómo lo puedes lograr? Pues cambiando tus hábitos de aquí en adelante. No solo tú te beneficiaras, pues si haces de esto una forma de vida tus hijos nunca sufrirán de sobrepeso. ¡Para ellos será normal! Si pierdes peso y luego vuelves a hacer exactamente lo mismo que te hizo subir kilos… Bueno puedes imaginar lo que va a pasar. Olvidarte de tu yo gordito requiere de un cambio en tu vida. Lo siento, el camino más fácil casi siempre es el incorrecto. ¿Pero no vale la pena tomar el más difícil?
Pues ser mujer, aparte de bendecirte con el milagro de la vida, también te puede causar SOP  (síndrome de ovario poliquístico) que tiene la peculiaridad de incrementar los niveles de insulina y por consecuencia te hace aumentar de peso. Lo que se traduce en que engordes,  fuertes cólicos menstruales, infertilidad, acné y en algunos casos el vello facial. Una dieta baja en carbohidratos te puede ayudar muchísimo con todos estos problemas.
Decimos que la grasa abdominal es la más difícil de eliminar, ya que esta zona de nuestro cuerpo es la que más tiende a acumular grasa. Por tanto, un simple descuido, un antojo o cualquier otro inconveniente pueden acabar con semanas e incluso meses de esfuerzo. Por esta razón, debemos ser muy comprometidas con la dieta y seguir varios consejos para lograr los resultados deseados.
El segundo día se compone de un desayuno un poco más completo, unas tostadas de pan, medio plátano y un huevo cocido. Este desayuno nos aporta una parte de hidratos, una parte proteica y una de vitaminas y minerales con la fruta, así como una cantidad de grasas procedentes de la yema del huevo. En la comida tomaremos una taza de queso cottage (250 gr aproximadamente) acompañados de un huevo cocido y unas tostadas tipo crackers (5 unidades aproximadamente). La cena será más completa, un par de salchichas, brócoli y zanahorias cocidas acompañadas de una pieza de fruta, el helado de vainilla y el medio plátano antes de acostarse.

La proteína de pescado es ideal para estos días de ayuno, en los que la ingesta de calorías es casi una cuarta parte de la cantidad diaria recomendada por la OMS. Se puede cocinar cualquier tipo de pescado a la plancha, aunque preferiblemente pescados azules, y acompañarlos de las verduras de temporada, tanto hervidas como a la plancha. Las cantidades deben ser mínimas, pues no deben exceder las 180 calorías, al igual que en el caso de la cena.
Olvida la pirámide alimentaria, que dice que hay que comer varias raciones de hidratos de carbono provenientes de pan, pasta o arroz. No existe nada más saludable y con mayores micronutrientes que la verdura y la fruta, así que asegúrate de que tu alimentación se sustenta en estos dos tipos de alimentos. Eso sí, intenta cambiar tu mentalidad para siempre, y que perder estos dos primeros kilos te sirvan de lanzamiento para lograr otras metas.
En conclusión, recomiendo este programa! La Dieta de 2 Semanas le da resultados más atractivos donde usted se sorprenderá. Este programa le dará resultados rápidos y efectivos en sólo unos días. Ayuda a acelerar el metabolismo del cuerpo y ofrece una oportunidad para una buena salud. Este programa es muy simple de usar y soporta la fusión de grasa terca en menos tiempo. Se le dará instrucciones sobre la manera correcta de saber cómo comer, cuánto comer, qué tomar en su dieta para evitar la dieta de grasa de su vida rutinaria. Estoy tan seguro de que La Dieta de 2 Semanas y mi plan de dieta de 14 días producirá resultados sorprendentes para usted! Esta oportunidad para revitalizar la transformación y mantener el mismo cuerpo en declive que tiene ahora. Pruebe La Dieta de 2 Semanas ahora!
Internet y Youtube está lleno de vídeos con consejos para adelgazar 5 kilos en 3 días o en una semana. ¿Pero es posible perder 5 kilos en tan pocos días? La respuesta es que sí se puede hacer pero va en contra de tu salud. Si buscas perder peso muy rápido, lo harás fundamentalmente en forma de agua y a costa de perder músculo. Perder más de medio kilo de grasa a la semana es muy poco común, especialmente si no se lleva un estilo de vida activo y se practica deporte. Para buscar este tipo de pérdidas tan rápidas, se suelen hacer con dietas de sobres de menos de 1.000 calorías o mediante caldos o bebidas que aportan muy pocas calorías (y nutrientes)

Perder 5 kg te puede resultar más difícil de conseguir que perder una cantidad considerablemente mayor, esto ocurre porque a medida que te acercas a tu peso saludable, el cuerpo no baja de peso con tanta facilidad. Pero, aunque te sea un poco más difícil, no lo dejes, no piensen que no hace falta hacer dieta ya que “sólo son 4 kg”. Si no tienes buenos hábitos, tu tendencia con el paso de tiempo puede ser de subir más de peso y se pueden convertir, aunque sea de forma lenta, en 7 o 10 kg de más. Recuerda la importancia de mantener estos cambios de hábitos una vez hayas conseguido el objetivo de adelgazar.
Lo que es peor es que algunas de las grasas contenidas dentro de ciertos alimentos chatarra en realidad puede hacer que su cuerpo anhele más alimentos. Esto sólo le hará más insalubre y con sobrepeso. Los efectos de estos antojos pueden durar días después de consumir la comida chatarra. Un buen ejemplo es mantener la comida chatarra fuera de su dieta tanto como sea posible.

El cuerpo absorbe más o menos la mitad de los carbohidratos que comes, lo que como ya sabes aumenta el azúcar en tu sangre y estimula a la insulina. Lo triste es que la otra mitad generalmente termina en la última porción del aparato digestivo lo cual te provoca cólico, indigestión y gas. Además, contienen edulcorantes que te provocan la necesidad de comer más.


Consejo: Las investigaciones sugieren que la manera más segura de perder peso y no volver a aumentarlo es siguiendo una dieta saludable con menos calorías de lo que antes consumía y haciendo ejercicio todos los días. La meta es perder de ½ libra a 2 libra (de ¼ de kilo a 1 kilo) por semana (después de las primeras semanas de pérdida de peso). Elija alimentos saludables. Coma porciones pequeñas. Incorpore el ejercicio en su rutina diaria. En conjunto, estos hábitos de alimentación y ejercicio pueden ser una manera saludable de perder peso y no aumentarlo de nuevo. Estos hábitos también disminuyen su probabilidad de desarrollar enfermedades del corazón, presión arterial alta y diabetes tipo 2.

No vivirías en el planeta tierra si alguna vez en tu vida no hubieras querido quedarte en la cama y vivir más relajadamente. Eso es normal, pero ten cuidado. Si sufres de estrés crónico tu cuerpo secreta unas hormonas que te ponen en modo peligro. En los inicios de la humanidad el modo peligro quería decir: falta de comida, huir de algún depredador o tener que luchar. El cuerpo mandaba la orden de almacenar grasas en caso de ayuno forzado o de energía para escapar. ¡Qué tiempos aquellos! Ahora cuando entras en este modo, es sentadito en tu oficina o al volante de tu carro lo que da como resultado que subas de peso.
Come cada 3-4 horas: Si pasas muchas horas sin comer, te puede aparecer ansiedad y con ello, muchas ganas de comer alimentos poco recomendables. El número de ingestas recomendadas varía según tu horario, costumbres y estilo de vida, pero te recomiendo que tengas un orden en tu dieta y que hagas una media mañana y una tarde saludable, y así evitarás llegar con más hambre a la comida y la cena.

Cuando se desea bajar de peso, y sobre todo en pocos días, se puede tener la tentación de recurrir a ciertos recursos que ayuden a propiciar la pérdida de peso, sin embargo, es muy importante que evites cualquier suplemento alimenticio, productos, pastillas. Ya que aunque pudieran funcionar, recuerda que éstos toman su tiempo para hacer efecto en el organismo y además lo más saludable es seguir una dieta adecuada. Si tienes dudas, puedes acudir con un experto en nutrición para que pueda sugerir y diseñar el mejor plan de pérdida de peso.
Grasas poli-insaturadas: suenan algo complicadas pero son muy fáciles de ubicar con la siguiente descripción; son los aceites de maíz, cártamo o girasol que normalmente se encuentran en las tiendas de servicio. Su principal característica es que se mantienen en su forma líquida en temperaturas normales. A este grupo también pertenecen las margarinas, pero prefiere las que están envueltas en papel, los aderezos para ensalada y la mayonesa.
Anota todo lo que comes y bebes, en qué momentos y en qué cantidades. De esta forma, por un lado te darás cuenta de que, efectivamente comes más de la cuenta, y por otro sabrás si es que picas entre horas porque te aburres o estás desanimada. En este caso, búscate aficiones que llenen tu tiempo libre como ir al cine o pasear con amigos. Para empezar una dieta es bueno un cambio de actitud, pero también es de gran ayuda un cambio de imagen: ve a la peluquería, cómprate alguna prenda que te favorezca, arréglate un poco más. Y piensa en todo lo que tienes colgado en el armario. Es el comienzo del cambio.
×