A mi edad no es fácil bajar de peso. Uno baja fácil a los 15, a los 25, pero la dificultad para bajar de peso parece ser directamente proporcional a la edad. Y no es que yo sea viejita, no, claro que no, solo tengo 30 años, pero la verdad no tenía mucha ilusión de poder conseguirlo y ya lo había intentado con varios sistemas y dietas, sin que ninguno hubiera jamás resultado.
Genial artículo, como siempre. Pero me ha surgido una pregunta: ¿existen ejercicios tipo HIIT que no incluyan carga o movimiento excesivo en extremidad superior? Me he fracturado la clavícula (hace un mes de la operación) y actualmente sólo puedo realizar ejercicios aeróbicos (andar rápido y rodillo) pq desconozco si existen HIIT para mi caso. Si que realizo algún farleck en el rodillo pero es tremendamente aburrido… Utilizo su app pero los ejercicios están pensados para gente “sana”

Para medir tu cintura correctamente lo primero que hay que hacer es localizar tu ombligo. Después tienes que ubicar el punto medio entre la cadera y tu última costilla flotante y medir justo por arriba del ombligo. Trata de relajarte respirando hondo y mide cuando sueltes el aire, no hagas trampa al meter la panza, y deja que la cinta te rodee convenientemente, sin apretar.
Considera la dieta HCG. Advertencia: Las inyecciones de HGC no tienen apoyo de evidencia cientiífica, y pueden ser peligrosas para la salud.[11] Esta es una dieta muy polémica que combina inyecciones o suplementos de HCG (gonadotropina coriónica humana) con un consumo de calorías rigurosamente restringido. Para la mayoría de las personas, basta con restringir las calorías (solo 500 a 800 calorías por día) para promover la pérdida de peso. Esta cantidad de calorías es significativamente menor que la cantidad recomendada de calorías diarias, incluso para las personas que intentan bajar de peso. Las dosis de HCG se suministran a través de inyecciones o en forma de gotas.[12]
Por fin, una página que no dice mentiras, y que no busca vender píldoras, ni dietas, ni fórmulas mágicas, realmente es solo la alimentación, y la actividad física claro está. He comprobado en el pasado que todo lo escrito aquí es verdad, ya que sin yo querer dos médicos me pusieron a dieta forzosa por cuestiones de salud, y recuerdo que lo que comía era justo como lo que se describe en este artículo (yo nunca había hecho una dieta antes en mi vida), y efectivamente: di un bajón de peso, a pesar de que yo era delgada, bajé mucho de peso, y sí, sucedió solo en un par de semanas, ni siquiera pasó mucho tiempo cuando noté que mis pantalones ya me quedaban grandes y mi cintura se afinaba más. Si a mí que soy delgada y no necesitaba bajar kilos de peso me hizo adelgazar, cuánto más le beneficiará a alguien que si necesita perder unos kilos que tenga de más. Felicidades a la autora! y ojalá siga habiendo gente buena como Ud., que busca dar información certera y no engañar a la gente con información de dietas milagro. Enhorabuena !

Si hay algo que nos ayuda adelgazar más rápidamente es practicar ejercicio físico. No te obsesiones con grandes esfuerzos si eres una persona previamente sedentaria, simplemente sal a caminar durante media hora y, si cuidas tu alimentación, seguro que verás resultados. En caso de que ya practiques deporte previamente, prueba el ejercicio de alta intensidad a intervalos (o HIIT) o aumenta el tiempo y la intensidad que antes le dedicabas.

Los ensayos clínicos son parte de la investigación clínica y a la raíz de todos avances médicos. Los ensayos clínicos buscan maneras nuevas de prevenir, detectar o tratar enfermedades. Los investigadores también usan los ensayos clínicos para estudiar otros aspectos de la atención clínica, como la manera de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas. Averigüe si los ensayos clínicos son adecuados para usted.
Por último, olvídate de la frase “nada con exceso, todo con medida”. Es un consejo terrible y las personas que comen una dieta más diversa realmente ganan más peso.  No comas todo con moderación. Come tanta comida saludable como puedas y siempre que tengas hambre. Y por lo que más quieras, evita toda la basura que se ofrece comercialmente ya que está repleta de harinas,  edulcorantes y conservadores.
Anota todo lo que comes y bebes, en qué momentos y en qué cantidades. De esta forma, por un lado te darás cuenta de que, efectivamente comes más de la cuenta, y por otro sabrás si es que picas entre horas porque te aburres o estás desanimada. En este caso, búscate aficiones que llenen tu tiempo libre como ir al cine o pasear con amigos. Para empezar una dieta es bueno un cambio de actitud, pero también es de gran ayuda un cambio de imagen: ve a la peluquería, cómprate alguna prenda que te favorezca, arréglate un poco más. Y piensa en todo lo que tienes colgado en el armario. Es el comienzo del cambio.
×